«Si quieres aportar algo debes salir y conocer mundo»

Juan lleva en China desde el pasado mes de noviembre.
Juan lleva en China desde el pasado mes de noviembre. / Sur
  • Juan Calvo-Rubio Cosano Abogado en Hong Kong (China). Este joven malagueño de 25 años tan solo lleva 10 meses en China, tiempo suficiente para que su bufete haya confiado en él para dirigir una de sus oficinas

Juan no es solo un joven más que se marchó de Málaga por no poder encontrar un futuro en nuestro país. Él, desde el primer momento, lo tuvo claro; sabía que para poder optar a un buen trabajo en España dentro de unos años tenía que pasar por un proceso de formación en el extranjero, y por eso, una vez que terminó su carrera y tras realizar un máster de Abogacía Internacional en Barcelona por el Instituto Superior de Derecho y Economía, se marchó a Asia. Este joven de tan solo 25 años cuenta que lleva en Hong Kong desde principios de noviembre, unos 10 meses. «Tengo idea de quedarme un par de años o tres más en Asia y luego moverme a América del Sur para estar otros dos o tres años trabajando allí y luego ya seguramente volver a España. Aún no lo tengo claro».

Juan trabaja como abogado mercantilista en el único despacho de abogados de habla hispana registrado como Foreign Law Firm tanto en Hong Kong como en el Sur de China, Net Craman Abogados, y en el último mes este bufete le ha mandado a la oficina de Guangzhou (Cantón), una sede que está dirigiendo desde entonces. Las diferencias entre Málaga y Hong Kong son muy grandes. «Hong Kong es un lugar espectacular para vivir. Hay siempre una gran variedad de planes a diario, y la comunidad española es muy grande, lo que, sobre todo al principio, ayuda a la adaptación», señala.Su día a día se basa en el trabajo y hacer algo de deporte (entrena en un equipo de fútbol de Hong Kong y juega en una liga amateur de expats). Además, este abogado cree que en Hong Kong siempre hay mucho ambiente, lo que muchas veces se traduce en planes de ‘afterwork’ con compañeros de trabajo o eventos de networking.

Aunque pueda parecer sorprendente, Hong Kong es una ciudad relativamente barata, excepto para el alquiler. « Si bien es cierto que a nivel fiscal Hong Kong es muy atractivo para cualquier persona, no sólo física sino, por supuesto –y principalmente– jurídica, se podría decir que todo lo que no se paga en impuestos a lo largo de un año se termina pagando con el alquiler de la vivienda, que es, fácilmente, tres o cuatros veces superior al de por ejemplo Barcelona, donde estuve viviendo un año», apunta. Juan calcula que el presupuesto mensual es de, al menos, unos 1700 euros, «aunque obviamente eso depende de la persona y del nivel de actividad social que uno desee tener».

Respecto a la situación en España, este abogado cree que ésta es «desalentadora y triste a partes iguales», y que da mucha pena ver a un país tan dividido cuando tiene tanta historia y ha sido tan poderoso cómo ha sido. Aunque no quita responsabilidad a los ciudadanos, sí que tiene claro que el nivel de los representantes de España, «de las máximas autoridades, en líneas generales, es vergonzoso».

Esta y otras razones son las que hacen que Juan tenga claro que de momento no está en su cabeza volver a España. « Es muy difícil estar lejos, aunque parezca que todo es maravilloso. Pero en mi humilde opinión, si el día de mañana quieres ser alguien, quieres de verdad aportar valor a tu trabajo, has de salir y conocer mundo. Enfrentar dificultades, escuchar y aprender de personas con culturas e ideologías totalmente diferentes a las tuyas, en definitiva, conocer el mundo en el que vives». La peor parte quizá sea la relación con su familia, aunque siempre intenta hacer partícipes a sus padres de los logros conseguidos. «Ellos me han dado todos los medios y han sabido guiarme de manera inmejorable para conseguir todo lo que me he propuesto», concluye.