Diario Sur

Adrián Moya: "En Boston he encontrado quien valore mis esfuerzos en el estudio y la experiencia"

Adrián Moya: "En Boston he encontrado quien valore mis esfuerzos en el estudio y la experiencia"

  • Este malagueño de 25 años entrena a equipos de fútbol de ambos sexos del Boston Cavalaries, en Estados Unidos. Este el ejemplo de cómo un joven comienza de cero para fraguarse un futuro fuera de España. Admira la forma en la que se concibe el deporte allí, pero no oculta que tiene en mente poder volver.

Con poco más de veinte años, Adrián Moya Salguero vio la necesidad de que tenía que salir de España para tener un trabajo en lo suyo. Acabó sus estudios universitarios y un máster, pero como no mejoraba la situación, optó por irse a Inglaterra a mejorar el inglés. Como muchos otros antes que él, pudo comenzar como camarero para cumplir el objetivo de ser independiente y no tener que depender del dinero de sus padres. Pero mientras pasaban los días, en los momentos libres buscaba trabajo y en distintos países. También allí comenzó a formarse con un curso de entrenador de fútbol y otros que me habilitaban trabajar en colegios o canteras de equipos de fútbol allí. "Al final tanto insistir", como él mismo asevera, un día recibió un correo electrónico de club de Estados Unidos para poder realizar su labor allí. Pasó la criba final mediante Skype en Saint Georges Park en Birmingham, las instalaciones oficiales de selección inglesa de fútbol y ahora ya lleva un tiempo entrenando a equipos femeninos y masculinos del Boston Cavalaries. Para llegar allí tuvo que construir su futuro desde cero con mucho empeño y motivación. Reside en Franklin (MA), a unos cuarenta minutos de Boston, aunque se mueve por todo estado por su labor deportiva.

-¿Cómo llega a Boston?

-Llegué a Boston tras pasar por Inglaterra una vez acabados mis estudios en magisterio de educación física, INEF y un master en alto rendimiento, donde me encontraba trabajando a la vez que estudiando inglés. Allí también seguí formándome como entrenador por la Federación Inglesa de Fútbol.

Mis ratos libres los dedicaba a buscar empleos en el sector del fútbol y del deporte en general acorde a mi experiencia y estudios hasta que encontré una oferta donde cumplía con los requisitos. Apliqué a ella y me mandaron un correo pidiéndome mi disponibilidad para una entrevista por Skype desde Boston. Fue el principio de un largo proceso de cribas y pruebas que acabaron en una prueba final. La que pasé y por eso estoy ahora en Boston.

-¿Y cómo se vive allí?

-La vida aquí no es mala en general. Te acostumbras eso sí a pasar más tiempo fuera de casa, salir por la mañana y no llegar hasta altas horas de la noche. Todo es tan grande que las distancias y horas de conducción son extremas. Al día puedo conducir una media de entre 2 y 3 horas en el mejor de los días. La gente es muy sociable. Por ejemplo, cuando voy a pasear o comer a cualquier sitio con el uniforme, la gente te para, te pregunta a qué te dedicas… la afición por el deporte es muy grande y todo lo que esté envuelto en ello es de interés.

Adrián Moya: "En Boston he encontrado quien valore mis esfuerzos en el estudio y la experiencia"

La riqueza que te llevas en el terreno personal también es algo muy interesante. Hace un año cuando salía con mis amigos, el mas exótico era el que venia de un pueblo de Málaga a 20 minutos de la capital. Ahora en reuniones, trabajo, entrenamiento, me rodeo con ingleses, americanos, irlandeses, griegos, serbios, japoneses, etc.

-¿Por qué ciudades se mueve?

-Por prácticamente todas las del estado de Massachusetts, porque aparte de entrenar a mis equipos, hacemos 'clinics' en los que mostramos a los entrenadores la metodología a seguir en sus entrenamientos dependiendo del rango de edad al que entrena así como introduciendo programas de soccer como un deporte alternativo a los practicados en masa en este estado como son el fútbol americano, baloncesto, beisbol y hockey hielo.

Luego con los equipos, también me muevo por diferentes estados para jugar partidos de liga y torneos. Son los “Showcase” los que más hacen movernos y los más competitivos. Se trata de torneos gigantescos donde los jugadores/as participan para ser vistos por equipos de colleges y universidades y poder optar a una beca deportiva. Aquí muchos jugadores, juegan motivados por eso, por optar a becas deportivas, más que a ser profesionales, al menos en el mundo del 'soccer' que no es muy popular aún.

-¿Qué destacaría de la capital de Massachussetts?

-Lo que más me llama la atención y por eso es la razón por la que tanto me gusta, es que tiene mucho parecido a cualquier gran ciudad europea. Mucho movimiento por las calles, terrazas y bares llenos después de los horarios de trabajo (aún no he vivido el invierno aquí, creo que cambiará un poco la cosa).

Además es una ciudad muy activa, con muchas actividades culturales y deportivas, destacando el maratón de Boston. La viví aquí al llegar y se paraliza la ciudad. Muy buen ambiente el que se respira. Pasear por Boston es siempre sinónimo de encontrarte alguna sorpresa en forma de evento por la calle.

-Sitios que recomendaría en la capital y en todo el estado...

Prudential. Es un rascacielo desde el cual se puede ver toda la ciudad de Boston. En su última planta tiene un restaurantes con enormes cristaleras para apreciar la ciudad mientras comes y una planta debajo tienes el mirador.

Boston Common. Parque situado en el corazón de la ciudad. Perfecto para encontrar un poco de calma en medio del caos y las prisas de la ciudad. Allí se rodó alguna que otra escena de la película del Increible Will Hunting.

La zona del puerto también es bastante atractiva, donde se puede degustar Lobster en cualquier terraza. Muy típico del estado de Massachuttes

En términos de deportes, ver a los Red Sox (béisbol) en Fenway, los Patriots (fútbol americano) en el Gillete Stadium y los Boston Celtics (baloncesto) y Boston Bruins (hockey) en el TD Garden

-¿Fue difícil dar el salto a Estados Unidos, tanto por lo personal como por lo profesional?

-Fue más difícil por lo personal, ya que supone dejar de ver a tu familia y amigos durante el tiempo que estoy aquí. Por lo profesional, todo lo contrario. Al fin alguien valora el esfuerzo que me ha costado llegar hasta aquí en términos de estudio y experiencia. Hecho que me motiva para avanzar en mi trabajo y seguir formándome.

Adrián Moya: "En Boston he encontrado quien valore mis esfuerzos en el estudio y la experiencia"

-¿Cómo se ver el soccer allí?

-Ahora es un deporte en crecimiento. Se está trabajando mucho desde la base. De hecho desarrollamos muchísimos programas de desarrollo y educación a entrenadores para equipos de ciudades de todo Massachusetts. Aún está por detrás de Hockey Hielo, Fútbol americano, béisbol y baloncesto.

En términos de nivel futbolístico, en el sector femenino sí que está muy desarrollado este deporte. Yo particularmente entreno equipos de ambos sexos.

El fútbol masculino se podría decir que es una variante del fútbol americano. Nos encontramos jugadores muy físicos, pero con muchos problemas en termninos futbolísticos. Este verano por ejemplo, formé parte del staff de pretemporada de equipos de High School y Colleges, y el ritmo de juego es impresionante, pero muy pobre en términos de “fantasía” con el balón y toma de desiciones por parte del futbolista durante el juego.

-¿Ha cambiado eso? ¿Hay más afición que antes?

-Está en desarrollo, cada vez son más los torneos a los que asistimos, y hay gran afluencia de público y equipos. Es otro factor importante el buen papel del equipo nacional en el pasado mundial así como se sigue trabajando una vez finalizado. Creo que en unos años, el “soccer” de Estados uUnidos dará de que hablar.

-¿Qué diferencia ve entre los clubes para categorías inferiores de allí con los de aquí? Usted ha sido entrenador de Conejitos aquí en Málaga.

-La diferencia es la cultura de fútbol. En España, es normal tener a los jugadores concentrados (a nivel de fútbol base), una hora u hora y cuarto antes de los partidos para tratar y recordar aspectos tácticos, preparar el partido, realizar un correcto calentamiento, etc. Aquí, tienen agendas tan apretadas, que los jugadores solo vienen 40 o 30 minutos antes del partido, donde esas indicaciones y acciones la tenemos que adecuar y comprimir a ese tiempo.

Los padres animan a sus hijos en vez de increpar a entrenador, árbitro… como aficionados, si que son mas “deportivos” que en España, pero también creo que es porque aún no se percibe como un deporte muy competitivo. Esto seguro que irá desapareciendo igualándose.

Las instalaciones son mucho mejores, contamos con todos los medios y el cuidado por el desarrollo del jugador es siempre lo mas importante por encima de todo. También es verdad que las familias pagan bastante dinero para mantener eso, algo difícil en España donde aún no existe la cultura de pagar por jugar, sino de que el club pague al jugador por jugar.

-¿Qué es lo que más le gusta/disgusta del estilo americano de vida?

-Lo que más me gusta es que todo se hace a lo grande. Vas a eventos deportivos y la animación, el ambiente es genial. Viven el deporte de forma extrema. Es lo que más me llama la atención y me gusta debido a que es el ambiente del que me rodeo. Lo que menos me gusta es el tema de la alimentación. Cantidades desproporcionadas de comidas y poco saludables y si no te automotivas a hacer ejercicio, las repercusiones pueden ser graves. Además consumir cualquier tipo de verdura, fruta o alimento saludable sale bastante caro porque todo es importado. Cuesta más una ensalada que una hamburguesa con patatas fritas.

-¿Cómo ven España los americanos de su entorno?

-De España solo conocen Madrid y Barcelona, muchos han estado en estas ciudades como parte de sus becas de estudios universitarios. Por lo demás la verdad que conocen poco. Muchos confunden España y su cultura con la Mexicana. Pero si que es verdad que quien lo conoce, destaca la comida y el clima de allí. De Málaga es muy difícil encontrarse con alguien que lo conozca la verdad, pero de eso ya me encargo yo.

-¿Cómo ejerce usted de malagueño por el mundo?

-Introduzco Málaga con el club de la ciudad y siempre suelen estar interesados en seguir conociendo mas de la ciudad de la que soy original. La vendo bien, cuanto más lejos y mas culturas y sitios ves, más se aprecia por todo (calidad de vida, clima, gente…)

-¿Y cómo ve usted la posibilidad de volver?

La verdad que es mi objetivo. Salí por el tema de mejorar en Inglés y vivir la experiencia de trabajar comunicándome en otro idioma, motivado por el poder optar a alguna plaza en colegios bilingües como maestro que soy y que tan en auge está. Siendo realista, porque sé como funciona el fútbol allí, no podría estar viviendo solo de eso como aquí.

-¿Qué es lo que más se echa de menos?

-Familia y amigos. A todo lo demás te vas acostumbrando o lo vas cambiando para sentirte en casa, sobre todo en el tema de las comidas. La verdad que es lo único que echo de menos.

-¿Qué objetivos personales/laborales se marca a corto plazo?

-A corto plazo, seguir donde estoy y crecer un poco más. Empecé como entrenador solo y ahora estoy además en el equipo encargado de la coordinación de la preparación física del club. Me gustaría usar este puesto para ampliar en lo profesional. A la vista está empezar con el doctorado, pero no lo contemplo aún a corto plazo.

A largo plazo, prefiero no pensar. Hace un año, no imaginaba que aquí estaría, por lo que aquí trato de vivir el día a día sin pensar en largos plazos.

-Se tuvo que marchar para mejorar su inglés. ¿No podría haber alcanzado un buen nivel aquí? ¿Cree que salió preparado de sus estudios en España en idiomas o cree que aún no se toman en serio?

-Creo que sí podría haber alcanzado un buen nivel de inglés, pero evidentemente pagando mucho por ello. Se están aprovechando de la necesidad de tener un buen nivel de inglés para avanzar en el terreno profesional. Por eso decidí moverme. Estudiarlo a un precio mas asequible al mismo tiempo que lo practico diariamente en mi trabajo y en mi vida cotidiana.

Adrián Moya: "En Boston he encontrado quien valore mis esfuerzos en el estudio y la experiencia"

De España salí preparado, pero si que podría haber salido mejor. Pero mis horarios entre trabajo, prácticas y estudios ya no hacía hueco para acudir a clases de inglés. En España pienso que sí se está tomando mas en serio el tema del aprendizaje de idiomas, pero si que es verdad que cuando mas cuenta te das, es cuando vives la experiencia de trabajar, vivir o estudiar fuera, donde siempre te viene a la mente esos momentos en los que vagueabas o no te tomabas tan en serio las clases de inglés. Creo que España va por buen camino, los idiomas te complementan mucho como profesional.

-El sector del mundo del deporte está en auge (entrenadores personales, pilates, ‘boom’ del running en España, más participantes que nunca en pruebas populares…) ¿Cree que es una moda que ha llegado para quedarse?

-Creo que es una moda para quedarse, porque cada vez se van conociendo y lo más importante viendo las ventajas que tiene el incluir cualquier tipo de actividad deportiva en la rutina diaria o semanal. Esto sí que ha llevado a una moda que nos ha afectado mucho a los profesionales de la actividad física (licenciados en ciencias del deporte y diplomados en educación física). Este boom ha hecho que empresas “deportivas” ofrezcan cursos de fines de semanas o semanas en los que hacen “aptos” para ejercer a cualquier persona como monitor, instructor, entrenador personal etc. Evidentemente eso nos afecta, porque no es lo mismo una persona que se forma en ese tiempo que alguien que lo ha hecho durante 5 o 6 años. Este motivo ha hecho que personas como yo y otros muchos compañeros emigremos a otros países donde esa formación sí se valora. Solo de mi promoción, como ejemplo, tengo compañeros trabajando por diferentes ciudades de Europa.

-Recomendaciones para vivir en Estados Unidos como extranjero.

-Lo principal es dejar de echar de menos lo que tenemos en casa. No hay nada que pueda competir con eso. Como en España en ningún sitio. Y acostumbrarse al estilo de vida y vivir la experiencia, es la forma de llevarlo de forma positiva y disfrutar realmente de esta experiencia.