Ana Martín-Oliver: "En Iqaluit la vida no se paraliza por las temperaturas extremas sólo cuando tenemos un 'blizzard'"

Ana Martín-Oliver en el aula donde imparte clases.
  • MALAGUEÑOS POR EL MUNDO, Salió de Málaga hace años y desde entonces ha pasado por muchos países. Actualmente es profesora en un colegio en esta ciudad de norte de Canadá de 10.000 habitantes, capital de Nunavut, tierra de los inuits

Desde que salió de Málaga allá por 1986 ha recorrido puntos muy diversos del mundo, al lado de su marido, canadiense, al que conoció en la playa. Ana Martín-Oliver Estudió en las Teresianas y en la Universidad de Málaga, en la Facultad de Letras, Geografía. Actualmente ejerce precisamente como profesora de Geografía e Historia en el colegio Trois Soleils de lengua francesa en la ciudad de Iqaluit (Canadá), capital de 10.000 habitantes del Territorio de Nunavut, tierra de los Inuits, denominación que reciben distintos pueblos esquimales. De hecho, es la ciudad más fría de la zona del ártico canadiense y soporta temperaturas tan extremas como los 33 grados bajo cero que tiene ocasión de comentar Ana Martín en uno de sus correos electrónicos. Por eso no deja de visitar Málaga cada año para cambiar el paisaje nevado, las auroras boreales y los osos polares por el buen tiempo, las playas y la familia. Así cuenta su experiencia, la que según la Embajada española en Canadá, puede que sea la única española por esas latitudes.

-¿Es usted un ejemplo de que el amor mueve el mundo?

-Estoy convencida de ello, muchas veces me preguntan por qué estoy aquí y mi respuesta es siempre que por amor. Además, conozco unos cuantos casos, así que debe ser verdad.

-¿Cómo lleva ese espíritu aventurero que comparte con su marido?

-Yo no considero que tenga un espíritu aventurero, siempre necesito que me empujen un poco (tampoco mucho) antes de tomar la decisión de partir. El aventurero es Serge, mi marido, pero para él no son aventuras sino experiencias de vida.

-¿Qué lugares le resultan inolvidables de todos aquellos países por los que ha pasado?

-La playa de Pedregalejo siempre será un lugar muy especial para nosotros, ya que allí nos conocimos, Serge es canadiense y nos encontramos porque después de estar viviendo un año en África vino a Málaga a estudiar español. Estuvimos viviendo dos años en Málaga, pero el paro era muy elevado en el año 86 en España y viendo que no había muchas salidas para nuestras carreras decidimos partir a Canadá. Yo soy geógrafa y en aquellos años la salida era preparar oposiciones como profesor de instituto y estaba bastante difícil.

Así que después del nacimiento de nuestra hija nos fuimos de España. Fue una decisión difícil de tomar, pero no me arrepentiré jamás.

Hemos vivido en Labrador, en la isla de Terranova, Halifax, vuelta a España, Bristol ( UK ) y desde hace tres años vivimos y trabajamos en Iqaluit, en la isla de Baffin, capital de Nunavut, territorio de los Inuits de Canadá. La isla de Baffin está situada al oeste de Groenladia y están separadas por el estrecho de Davis.

Canadá es un país precioso que merece la pena conocer. De cada lugar en el que hemos vivido guardo muy buenos recuerdos, pero nunca olvidaré cuando llegamos a Montréal y decidimos hacer el viaje a Labrador City en coche en lugar del avión, eso sÍ que fue toda una aventura ,...recuerdo la tormenta cuando estábamos en el Ferry atravesando el río St. Lorenzo, un río inmenso y que tardamos cerca de tres horas para llegar a la otra orilla, mientras el barco se movía como si estuviéramos en el Atlántico y como después por la carretera a través de bosques e innumerables lagos nos íbamos alejando de la civilización ....

También me impactó la primera aurora boreal en Labrador y los icebergs en Terranova, algo increíble de ver, sobre todo cuando tienes la oportunidad de ir a verlos en barco y estar muy cerca, lo que más sorprende es el ruido que hacen.

Y hace sólo unos meses y durante un paseo por la Tundra en coche, nos encontramos a un bebé oso (ver foto más abajo), a mi me pareció enorme, pero por lo visto no era un adulto. Es por los osos y lobos que cuando se va a la tundra hay que llevar un arma, pues es muy peligroso, nosotros no tenemos, ni sabemos disparar pero siempre que vamos los amigos o los guías las llevan.

-¿Cómo es la vida en Iqaluit?

-Iqaluit, es una ciudad pequeña de 10.000 habitantes, pero al ser la capital de Nunavut tenemos todos los servicios. La vida es tranquila pero muy dinámica y te ofrece múltiples actividades.

Puedes practicar la mayoría de los deportes, tenemos piscinas, cine, restaurantes, pubs (unos cuantos) y discoteca.

Se sale muchísimo, nadie se queda en casa aunque las temperaturas sean extremas, la vida no se paraliza por ello, sólo cuando tenemos un 'blizzard', que es la nieve unida a vientos muy fuertes y que hacen que la visibilidad sea nula. En ese punto se cierra todo, colegios, ministerios, comercios... Servicio de taxis y te mandan a casa .

El peor 'blizzard' que hemos conocido en Iqaluit fue al día siguiente de regresar de Málaga de las vacaciones de Navidad. Estuvimos encerrados dos días con vientos de 140 km y temperaturas bajísimas y durante 5 horas la electricidad se fue en toda la ciudad, la verdad es que empezamos a preocuparnos .

Y el día a día, es mi trabajo en el colegio francés, un colegio con 100 alumnos, muy agradable, que funciona muy bien y con los últimos avances tecnológicos. Canada invierte mucho en Educación .

-¿Cómo son sus alumnos ?

-El colegio es multicultural y tenemos alumnos de todos los continentes y razas . El 30% son Inuits. Mis alumnos son muy majos y la verdad es que lo pasamos muy bien. Tengo una clase con 20 alumnos .

-¿Qué es lo que más le gusta de la ciudad?

-La comodidad y el fácil acceso a todo, mi trabajo y las compensaciones que tenemos.

-¿Y lo que menos ?

-El aislamiento y la gran distancia, a 3 horas de las grandes ciudades .

Pero también, y creo que es lo que peor llevo durante los meses de noviembre y diciembre ,es la falta de claridad, sólo 4 h al día, pues a las 2 de la tarde es de noche. Pero ya en enero se empieza a ver el cambio y aumentamos de 21 minutos por semana y dentro de poco tendremos 21 h de claridad y 24h en el verano .

-¿Cómo son los Inuits?

-Es un pueblo muy reservado, que se expresa poco y se mezcla menos con las demás culturas.

-¿Cuales son los atractivos de la zona?

El atractivo de la zona es la naturaleza, la tundra, tan diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. La tundra es la ausencia de vegetación, a excepción de líquenes y algunas frutillas salvajes. Es extraño no ver ni un sólo árbol, digamos que es como un paisaje lunar todo blanco y rocoso, pero precisamente es ahí donde reside su belleza. El paisaje impresiona, es único.

Otro atractivo de la zona , son sus Auroras Boreales , que en estos meses tan fríos tenemos casi a diario. También llama muchísimo la atención la forma de construir los edificios, sobre pilotes, debido al permagel.

Y algo que no podemos perdernos sí venimos a visitar Iqaluit, es un paseo por la Tundra en trineo tirado por perros, o por la Bahia de Frobisher, que a partir de finales de octubre se congela. Todas esas excursiones se hacen con un guía, pues si no tienes experiencia puedes perderte fácilmente y morir . También son muy populares las excursiones con motos de nieve, muy comunes en los hogares Inuits .

En la Tundra no es difícil encontrarse osos como el que se toparon en una excursión.

-¿Cómo lleva lo de la temperatura ?

-Pues como no nos queda más remedio que llevarlo bien, hablamos muchísimo del tiempo y así nos consolamos, es de lo primero que se habla cuando llegas al trabajo. Bueno, como en Málaga cuando llueve o hace terral. Las casas y lugares públicos están perfectamente acondicionados y cuando salimos al exterior, llevamos los mismos equipos que utilizan las expediciones polares y que resisten temperaturas extremas. Y cuando estamos en el interior como si fuera verano. La verdad es que se acostumbra uno a todo.

-¿Sabe algo del Inuktituk?

-El Inuktituk es una lengua muy difícil y sólo sé lo típico como saludos y algunas palabras más. Es una lengua hablada por los mayores y que casi toda una generación perdió y que ha vuelto a todos los programas de estudio en los colegios . Canadá tiene dos lenguas oficiales, francés e inglés y en Nunavut hay tres, Inuktituk, inglés y francés .

-¿Qué se conoce de nuestro país?

-España es un país poco conocido por los Inuits, aunque hay excepciones y tengo un padre de un alumno que estuvo viviendo en Málaga y Sevilla cuando era estudiante y, por cierto, habla bastante bien el español.

-¿Tiene allí alguna foto, objeto decorativo o elemento que le recuerde a Málaga ?

-Málaga forma parte de mi vida cotidiana aunque físicamente haya una distancia de miles de kilómetros. Mi hija vive ahora allí y con ella hablo dos veces al día, tenemos largas conversaciones por Skype y muchos días veo la bahía, que tanto me gusta. Por eso la tengo presente en cada momento, ya que las personas queridas como mi familia y mis buenos amigos están allí.

-¿Qué es lo que echa de menos?

-Las personas que forman parte de mi vida y el poder pasear por Málaga... y por supuesto sentarme en una terraza a la hora del aperitivo frente al mar. Por eso cuando vamos en Navidades y el verano disfruto muchisimo.

Playa de la Bahía de Frobisher en el mes de agosto. Desde finales de septiembre todo se congela y hasta finales de julio los barcos no pueden volver.

-¿Cómo ve su futuro a corto y largo plazo?

-Desde que estamos aquí, nuestra estancia la planificamos de año en año. Ya hemos dado la respuesta de que nos quedamos un año más. Realmente nuestro trabajo merece la pena, se vive muy bien y con una alta calidad de vida.

Y nuestro futuro a largo plazo será volver a Málaga dentro de un año donde tenemos nuestra casa nuestra familia y amigos. Pero ya no será para trabajar.

-¿Qué le parece el hecho de que mucha gente tenga que salir ahora de España para labrarse un futuro?

-Mi punto de vista es que es muy positivo salir de tu país para trabajar y descubrir nuevas culturas. Tu filosofia de la vida cambia y ves las cosas de otra manera muy distinta. Pero eso si, siempre que salgas porque lo eliges libremente y no obligado por la situación caótica de la economía y por consiguiente de la vida laboral de tu país, en este caso, España.

Es muy triste ver los 6 millones de parados, la corrupción y el futuro incierto que existe a pesar de todas las promesas de recuperación por parte del gobierno y que difieren bastante de lo que se escucha por aquí cuando se habla de la economía española.

-¿Existen posibilidades en su zona o en Canadá ?

-Nunavut, es un territorio muy rico, donde se encuentran minas de oro, diamantes, hierro, uranio....

Iqaluit es una capital muy reciente, creada en 1999 y que crece a un ritmo vertiginoso. Es una ciudad muy dinámica y a diario ves personas del mundo entero que vienen a congresos, por negocios o para expediciones. Tenemos un aeropuerto internacional, donde aterrizan entre 60 a 80 aviones diarios.

Hay una gran demanda en todos los sectores y muchos puestos quedan sin cubrirse. El paro es inexistente y el que no trabaja y puede hacerlo, es porque no quiere.

El gobierno de Nunavut, subvencionado por el Federal paga todos los gastos a los Inuits para estudiar al exterior y prepararse para integrarse en la vida laboral de Nunavut. Pero es un proceso largo y que tardará bastante antes de que tomen las riendas.

En el resto de Canadá el paro es del 7%, hay muchas oportunidades de trabajo y algo que hay que valorar es que aquí puedes encontrar un trabajo a cualquier edad. Se valora la experiencia y se cambia frecuentemente de trabajo.

Yo estoy muy agradecida a Canadá; es mi segundo país ya que también soy canadiense, lo que me ha permitido desarrollar mi carrera profesional, algo que fue imposible en España a pesar de intentarlo en varias ocasiones.