María Victoria Márquez Torres: "Polonia es un país en un esperanzador desarrollo"

María Victoria Márquez, en un concierto en Chopin Salon, en Varsovia.
  • Esta malagueña nacida en Vélez-Málaga cursa un master de piano en Varsovia y retorna a Málaga para un concierto en el Echegaray

María Dolores Márquez Torres, de Vélez-Málaga, empezó sus estudios musicales a los cinco años. Desde entonces no ha parado de enriquecer sus conocimientos y tras pasar por el Conservatorio Superior de Música en España, decició ampliar sus estudios. Actualmente se encuentra haciendo un máster de piano en la Universidad Frederic Chopin de Varsovia. El pasado 6 de abril volvió a Málaga para ofrecer un concierto en el Echegaray para luego retornar a Varsovia. Estas son algunas de sus vivencias en el país de la Europa del Este.

-¿Cómo es la vida de estudiante de piano en Varsovia?

-Mi vida en Varsovia es bastante ajetreada. Tengo mucho trabajo con todas las asignaturas que tengo en mi último año de master, además de las clases de piano particulares que imparto a mis alumnos en mi casa y de los conciertos que ofrezco. Vivo en un pequeño estudio en el centro de Varsovia, cerca de la Universidad.

-¿Qué es lo que más le gusta/disgusta de la ciudad? ¿Alguna similitud con su Vélez natal?

Lo que más me gusta de Varsovia es la oferta cultural, y sobre todo musical. Todos los días puedes ir a conciertos en la filarmónica, a óperas, a teatros y todo por un precio asequible.

Por otra parte es sabido que Vélez-Málaga es cuna de grandes músicos, pero creo que debemos desarrollar más la cultura musical del municipio.

Lo que más me disgusta, sin duda, es el frío que hace aquí en invierno.

-¿Por qué tomó la decisión de marcharse allí para ampliar sus estudios? ¿No hay nada similar en España? ¿Qué nivel diría que tienen los estudios de música en España?

-Decidí venir a Varsovia por la fama y el nivel que tiene la Universidad Frederic Chopin gracias a sus magníficos profesores. España todavía está por detrás de Polonia en cuanto a cultura musical se refiere pero pienso que mejorar esta situación es un reto que nos motiva a las nuevas generaciones de músicos a estudiar con más ganas aún.

-¿Diferencias en los métodos de enseñanza?

-Las diferencias son evidentes desde los primeros años de la infancia. La música forma parte fundamental de la educación de los niños y el sistema da todas las facilidades y los mejores profesores para que los jóvenes que quieran dedicar su vida a un instrumento, éste sea su asignatura más importante y el resto se organiza en función de aquel.

-Ahora vuelve a Málaga para un concierto en el Echegaray, ¿qué se va a encontrar el público? ¿Qué tiene previsto ofrecer?

-Tengo previsto ofrecer un recital el día 9 de abril a las 21:00 en el Teatro Echegaray de Málaga. Será bastante heterogéneo ya que incluyo obras de varios compositores como Rameau, Schubert, Chopin, Liszt y Albéniz para que el público pueda disfrutar con un poco de cada estilo.

-¿Cómo está el nivel de vida en la capital de Polonia?

-El nivel de vida en general de los polacos no es tan elevado como el de su vecina Alemania pero en comparación con una España en declive, Polonia es un país en un esperanzador desarrollo.

-Zona de la capital que no debería perderse nadie que la visite (monumentos, zonas de compras…)

-Aconsejo sobre todo el barrio de Stare Miasto (el casco antiguo, reconstruido tal y como era antes de la guerra), el parque Łazienki donde está la famosa estatua de Chopin, el museo del levantamiento (sobre la segunda guerra mundial), el palacio de Wilanow y el Museo Chopin.

-¿Cómo son los polacos? ¿Conoce muchos? ¿Es fácil hacer amigos?

-Los polacos, salvando excepciones, son gente que necesita tiempo para entablar una amistad. Tradicionalmente son fríos, pero es verdad que en los últimos años se ha puesto de moda todo lo relacionado con España, la lengua española, el flamenco, y el carácter latino en general, lo que provoca que reciban cada vez mejor a los extranjeros en este país.

-¿Ha visitado otras partes del país? ¿Qué recomienda?

-Por desgracia no he tenido mucho tiempo para visitar muchas ciudades polacas pero por supuesto recomiendo la ciudad costera de Gdańsk, la hermosa ciudad de Cracovia y por contraste, y si uno está psicológicamente preparado, el campo de concentración de Auschwitz.

-¿Qué se echa de menos de Málaga o su Vélez natal?

-De mi Vélez natal echo mucho de menos a mi familia y a mis amigos, por supuesto, y también el buen tiempo de Andalucía, el carácter de mis paisanos y el mar.

-¿Cómo se maneja con el polaco?

-Hace tres años cuando llegué, horriblemente mal, pero después de tres años de estudio ya me voy manejando. El año pasado logré el B1 y sigo tratando de mejorarlo pues la mayoría de mis asignaturas son en polaco.

-¿Qué recomendaría a los que tengan la ocasión de irse a vivir/trabajar allí?¿Cree que hay oportunidades de algún tipo?

-Hay muchas oportunidades para trabajar o estudiar aquí pero eso si, hay que hablar muy bien el inglés y algo de polaco.

-¿Conoce muchos otros españoles que estén viviendo/trabajando/estudiando en Polonia?

-Conozco muchísimos españoles que trabajan o estudian en Varsovia y cada vez somos más los que formamos la colonia española en Varsovia.

-La ciudad fue candidata para capital de la Cultura para 2016 como Málaga…¿Hay muchas diferencias culturales entre una y otras?

-Hay muchas diferencias pero no se ven a simple vista puesto que las diferencias son personales en cuanto a carácter, forma de vida, de pensar. Si pienso que latinos y eslavos somos, todavía, culturas en el fondo diferentes.

-¿Su futuro está más cerca de Polonia que de España? ¿Tiene previsto volver cuando termine su Máster allí?

-No lo he decidido aún pero, por desgracia en España no se ofrecen muchas facilidades para trabajar, así que seguramente forjare mi vida profesional aquí.