Diario Sur

El Wu Goo Tour de Ghostface Killah y Killah Priest, 'Straight Outta Málaga'

El Wu Goo Tour de Ghostface Killah y Killah Priest, 'Straight Outta Málaga'
/ S. A.
  • Los legendarios miembros del mítico grupo de rap Wu-Tang Clan arrasaron la ciudad ofreciendo un espectacular despliegue de energía hip-hop

Los legendarios miembros del mítico grupo de rap Wu-Tang Clan arrasaron la ciudad ofreciendo un espectacular despliegue de energía hip-hop. La sala París 15 se vistió del mejor rap de ayer y hoy. Veteranía y juventud chocaron sus puños rompiendo toda clase de frontera.

Mezclado y agitado

DJ Onedah y DJ Pera, dos de los 'deejays' más prolíficos y valorados de la ciudad, fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida a una noche cargada de la mejor esencia hip-hop: un poco de hip (fiesta, baile, diversión), y otro de hop (mensaje, 'skills' o habilidades, superación). Así, los 'scratches', 'loops' y transiciones de ambos maestros del 'turntablism' dejaron mostrar, además del virtuosismo técnico, una impresionante cultura musical. Los mejores clásicos del rap de los 80s y 90s sonaron rebosantes de jazz, de soul y de funk. Sin duda, una excelente introducción a los pilares musicales del movimiento; balas de 'Plomo' que se clavaron en el pecho de una audiencia llena de 'b-boys' ávidos de guardar eternamente en su memoria aquella noche. No quedaron defraudados.

Los Auténticos Bangers aterrizaron sobre el escenario con la rapidez de un bombardeo relámpago. Los ocho componentes del grupo, encabezados por Narksoul y DJ Fiddo, desgastaron la tarima con una potencia, tablas y frescura escasamente vistas. Los estribillos canallas y la velocidad de fraseo de Narksoul, las aliteraciones de Rob Renedie, la personalidad de Juanma Enésimo, el ingenio de El3deases, la templanza de Maskeh, la contundencia de Gorilla Boom Bap y el 'flow' eléctrico de Dykoh hicieron las delicias de la sala. 'Hip Hop Files', 'La Poción del Amor' y el ya clásico 'Straight Outta Málaga' llenaron de motivación, humor y 'egotrip' el ambiente, sobradamente caldeado y listo para la 'Pirotecnia' que vendría a los pocos minutos. Por eso Fiddo no olvidó las gafas de sol.

El Wu Goo Tour de Ghostface Killah y Killah Priest, 'Straight Outta Málaga'

/ S. A.

Say 'Hell Yeah'

Lanzamiento de 'merchandising'. Una batalla de 'frikismo Wu-Tang' en la que dos fan compitieron entre sí por ver quien se sabía mejor una de las primeras letras del grupo (bravo por ese chico con coleta). Y por si fuera poco, la subida al escenario de cuatro chicas que bailaron mientras Killah Priest mostraba sus dotes de seducción (?) y Ghostface rapeaba para la audiencia; situaciones que sólo se dan con ciertos nombres, y sin duda, con los emblemas de Wu-Tang y The Horsemen presentes, está claro que puede suceder de todo. Aunque de entre el público, alguna que otra chica pareció echar en falta algún mozo que también les alegrara la vista a ellas. Pero el cabeza de cartel manda.

El espectáculo que ofrecieron ambos portentos fue un ejemplo absoluto de una férrea trayectoria profesional. Killah Priest, con 'flow' desgarrador, rapeaba sobre religión, filosofía y existencialismo, tal y como hizo en su clásico 'Bible'. Su profundidad lírica hizo que el sonido de sus 'word-plays' funcionaran como una audioguía espiritual para el 'b-boy'. Aunque temas como 'One Step' combinaron reflexión y 'egotrip' por partes iguales. Por su parte, Ghostface se paseaba sobre el escenario como si de su propia habitación se tratase. 'How many of you understand English? Then, how many of you smoke weed?', así decía, dejando la cosa clara. El público, de hecho, recibió la mítica 'Ice Cream' como si el MC rapeara comiéndose el mejor helado italiano desde el Coliseo, presidiendo una lucha épica de gladiadores con leones. Y es que al respecto, nadie mejor que Wu-Tang domina las artes marciales.