¿Cómo viven los malagueños?

¿Cómo viven los malagueños?

Casi la cuarta parte de los hogares son unipersonales, cuatro de cada diez jóvenes de entre 25 y 34 años siguen en casa de sus padres y el 22% de los mayores viven solos

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Cada vez hay más hogares en la provincia, pero con menos gente en cada uno de ellos. El tamaño medio de las familias desciende año a año, al igual que ocurre en el resto de España, aunque Málaga sigue un poco por encima en cuanto al promedio de personas que viven juntas en cada vivienda. La media nacional es de 2,49 personas por casa y en la provincia, de 2,55. Y aunque la tipología más común de hogar en Málaga sigue siendo la familia nuclear (pareja con hijos), con un 35% de los casos, cada vez le comen más terreno los hogares unipersonales (que ya representan casi la cuarta parte del total) y las parejas sin hijos, que superan la barrera del 20%. Estas son las primeras conclusiones que saltan a la vista de la Encuesta Continua de Hogares, cuya edición correspondiente a 2017 publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El tamaño medio de los hogares de la provincia es de 2,55 miembros, por encima del nacional, pero la tendencia es la misma: la familia nuclear retrocede frente a personas solas y parejas sin hijos

En la provincia de Málaga viven 1.638.200 personas distribuidas en 642.100 viviendas, según la citada encuesta. ¿Cómo son estos hogares? Ésta es la pregunta que intenta responder la citada encuesta del INE, que desde 2014 tiene alcance provincial. Llama la atención, en primer lugar, que el número de hogares unipersonales ya alcanza los 155.000, un 24,1% del total. En 2014 no llegaban a los 149.000. En cambio, las familias nucleares, que por entonces eran 228.000, se han reducido en tres años hasta las 223.000. El envejecimiento de la población y la caída de la natalidad son las causas de esta doble tendencia.

Mayores de 65

Y hablando del envejecimiento de la población, ¿cómo viven los casi 300.000 malagueños mayores de 65 años? La mayoría, en pareja: un 57%, para ser exactos. Un 22% de ellos vive solo, porcentaje que duplica la tasa de hogares unipersonales de la población general, pero que está por debajo de la media nacional en esa franja de edad (del 22,9%). Además, esta proporción se ha reducido en los últimos tres años, lo que puede considerarse una buena noticia en comparación con los alarmantes datos que hablan de la soledad de los ancianos en otros países y regiones. El 10,5% de los jubilados vive con algún hijo y el 8,2%, con otros parientes.

Más información

Lo curioso es que estas cifras esconden grandes diferencias entre sexos, porque apenas un 15% de los hombres mayores de 65 viven solos, frente al 28% de mujeres de la misma franja de edad que sí lo hacen. En cambio, hay un 68% de hombres mayores que convive con su pareja, frente al 44% de mujeres. Detrás de estas diferencias hay dos realidades: la de que las mujeres viven más años que los hombres y la de que ellos, cuando enviudan, se vuelven a casar con más frecuencia que ellas.

Estas divergencias se extreman cuando más avanzada es la edad: por ejemplo, entre los 80 y los 84 años, el 46% de las mujeres malagueñas viven solas, frente a sólo un 10% de los hombres.

Jóvenes

En el otro extremo de la pirámide poblacional, a los jóvenes les pasa lo contrario: les cuesta abandonar el nido para volar solos. El 38,2% de los malagueños de entre 25 y 34 años siguen viviendo en casa de sus padres, porcentaje que está casi un punto por encima de la media nacional (37,3%). En la siguiente franja de edad, la que va de los 35 a los 44 años, sigue habiendo un 11,2% de personas que conviven con sus progenitores.

Parejas

La pareja sigue siendo la forma preferida de convivir para los malagueños: 387.400 de los 642.000 hogares de la provincia están basados en ella. De ellos, el 85% son matrimonios. Casi dos tercios de estas familias tienen hijos a cargo. Las uniones homosexuales masculinas representan el 1% del total y las femeninas, el 0,2%.

Por su parte, las familias monoparentales representan casi un 11% de los hogares malagueños, aunque su número ha ido bajando en los últimos tres años. Ocho de cada diez familias de este tipo están encabezadas por mujeres y la condición más común entre ellas es la viudedad (38%), seguida del divorcio (27%).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos