Veteranos en la resistencia del PP

Bendodo junto a Del Cid y Casero, en Barcelona/SUR
Bendodo junto a Del Cid y Casero, en Barcelona / SUR
El Reservado

Francisco de la Torre y Pedro Fernández Montes, dos referentes históricos del PP, quieren seguir en la primera línea política y mantienen su pulso con el partido

 Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Nadie a estas alturas pone en duda la destacada y relevante labor desarrollada por Francisco de la Torre en Málaga y Pedro Fernández Montes en Torremolinos. El primero ha sido el gran protagonista de la transformación vivida por la capital en las dos últimas décadas hasta colocarla en una posición de referente nacional e internacional; mientras que el segundo jugó un notable papel en la lucha por la independencia de su municipio y en la consolidación del mismo, aunque en su última etapa como alcalde, Torremolinos se estancó. Ahora ambos son protagonistas porque desde sus posiciones, De la Torre como alcalde y Fernández Montes como presidente del PP en su localidad, se resisten a dar un paso al lado y propiciar la renovación generacional que propugna el partido presidido por Elías Bendodo. Estos días ha quedado patente esta resistencia numantina de ambos –rozan los 75 años– a abandonar la primera línea política y a todas luces su obra y su legado político ya está recogido en las páginas de la historia malagueña.

Como en ese anuncio de turrones, el debate sobre el futuro político de Francisco de la Torre ha vuelto en estos días a la primera línea. El alcalde de Málaga insiste en su argumentación de que lo normal es que no vuelva a repetir como candidato a la Alcaldía de Málaga en las elecciones municipales de 2019 –lleva encabezando la lista del PP desde 2003 y como regidor desde 2000, cuando sustituyó a Celia Villalobos–, pero en sus declaraciones, a renglón seguido, siempre incluye la matización de que si el partido se lo pide se lo pensaría. Desde la dirección provincial, donde Bendodo tiene ‘compradas’ todas las papeletas para sustituirle, la tesis oficial y pública es que respetarán la decisión que adopte el alcalde como reconocimiento a su figura y su trayectoria. Ahora bien, eso no quita que el deseo de la cúpula provincial, y también andaluza, –y así está recogido en su hoja de ruta– es que De la Torre dé un paso al lado. En los últimos meses y dentro de esa particular partida de ajedrez dialéctica que están jugando el alcalde y su delfín, Bendodo ha optado por dejar abierta la puerta a optar a un tercer mandato como presidente de la Diputación cuando siempre defendió que estaría un máximo de dos (ocho años).

De la Torre y Bendodo juegan al despiste sin desvelar sus cartas. En este particular juego político entra en liza un factor cuyo peso final habrá que ver y valorar en los próximos meses: la postura de la familia del alcalde. Rosa Francia, esposa del regidor, ha reconocido que tanto ella como sus hijos están presionando al alcalde para que no vuelva a repetir como cabeza de lista. Aún quedan unos meses, hasta primavera, para que el PP desvele su candidato a la Alcaldía de Málaga.

El cabeza de lista popular en Torremolinos está más claro y así lo ha puesto de manifiesto esta semana la dirección provincial mostrando su apoyo a Margarita del Cid como la apuesta para intentar recuperar la Alcaldía de la ciudad costera. Sin embargo, las aguas bajan revueltas entre los populares torremolinenses ya que Fernández Montes se resiste a entregar el control del partido y se ha convertido en ariete contra la labor de sus propios compañeros en el Ayuntamiento gobernado por el socialista José Ortiz como mostró este viernes en una reunión con la militancia. Fernández Montes se ha atrincherado en sus posiciones evidenciando, una vez más, uno de los males que aqueja a una parte de la clase política española: el no saber valorar el momento en que hay que retirarse.

Estas dos patatas calientes están encima de la mesa del presidente provincial del PP, Elías Bendodo, quien el jueves estuvo haciendo campaña electoral en Cataluña apoyando al candidato popular a la Generalitat, Xabier García Albiol, acompañado por Margarita del Cid. A buen seguro, en el viaje hablaron de la situación en Torremolinos y en Málaga, donde ambos están a la espera de tener el camino libre de obstáculos para ser cabezas de cartel a las respectivas alcaldías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos