Hace 20 años | Cocaína entre langostinos, el mayor alijo incautado en Málaga

Historia de Málaga

Una confidencia llevó a la Guardia Civil hasta la mayor incautación de esta droga hasta la fecha en Andalucía. Ocurrió en 1997

Detalle de lainformación publicada el 4 de octubre de 1997 en SUR.
José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Ocurrió hace ahora justo veinte años. Fue el caso de drogas más importante de la historia policial y judicial de la provincia hasta el momento. La Guardia Civil descubrió en Málaga un alijo de 1.500 kilos de cocaína (en un principio se dio la cifra de 1.300), que estaban ocultos en cajas de langostinos. La mercancía llegó en barco a Algeciras y de allí fue trasladada en camión a la capital. Pero la Guardia Civil ya le seguía la pista a este cargamento debido a una confidencia y, en octubre de 1997, los agentes irrumpieron en una nave del polígono San Luis, donde encontraron, oculta bajo la apariencia de langostinos congelados, el mayor alijo de cocaína detectado hasta la fecha. Aquella operación, que se denominó ‘Operación Rosana’, se saldó con cinco condenados a 56 años y seis meses de cárcel.

La noticia en la portada de SUR.

Tres meses antes de la aprehensión, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la llegada a Málaga de un contenedor con 20.000 kilogramos de langostinos procedentes de Panamá y que iban destinados a una empresa de congelados y en cuyo interior podría ir un importante cargamento de cocaína. El 2 de octubre de 1997, la carga fue transportada en un camión desde Algeciras hasta una nave industrial en el polígono San Luis. Cuando se procedía a la descarga de la mercancía, la Guardia Civil irrumpió en la nave y localizó, ocultos entre cajas de langostinos y carabineros, 1.500 kilogramos de cocaína de gran pureza, que fue valorada en más de 10.000 millones de pesetas.

El juicio por el caso de narcotráfico más importante de Málaga, se celebró en 2004. El fiscal solicitó un total de 218 años de prisión para los acusados, entre los que figuraba un ex director nacional de Cáritas y ex gobernador civil, varios empresarios y un notario de la provincia. Durante el juicio se puso de manifiesto que la Guardia Civil tuvo conocimiento después de este duro golpe asestado al narcotráfico a gran escala, de que se podría estar fraguando un asesinato de agentes del Instituto Armado en 1998, a raíz de las investigaciones realizadas en este caso, que recordemos fue el mayor alijo de la historia policial en Málaga. Estas informaciones fueron investigadas y se conoció que se habría contactado en Alemania con determinadas personas, sicarios, para la ejecución del plan, que finalmente no se llevó a cabo. Tras conocer esto, varios agentes con participación activa en la investigación fueron enviados a misiones de paz en Bosnia y Guatemala durante cuatro y seis meses, respectivamente. Uno de ellos confirmó estos extremos, al responder a las preguntas realizadas por el fiscal durante el juicio que se siguió por esta causa en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga contra diez acusados en este proceso, en el que estuvieron imputados inicialmente otras tres personas más.

Seguimiento de la información.

La Audiencia Provincial de Málaga condenó finalmente a cinco de ellos a un total de 56 años y seis meses de prisión por formar parte de la organización a la que aprehendieron 1.500 kilogramos de cocaína. Según la sentencia, además del tráfico de estupefacientes, dos de los acusados también cometieron un delito de receptación de capitales procedentes de actividades del narcotráfico. Los condenados por el caso de tráfico de drogas más importante de Málaga también fueron condenados a pagar una multa total de más de 320 millones de euros. Fueron absueltos en el caso otras seis personas, entre ellas, un ex gobernador civil octogenario que fue presidente nacional de Cáritas y del Tribunal Tutelar de Menores, un notario así como varios empresarios. El número de acusados en esta causa se redujo de catorce a diez, ya que en el periodo de instrucción, que duró unos siete años, tres de los imputados fallecieron y un cuarto de nacionalidad colombiana estaba en busca y captura.

Fotos

Vídeos