Málaga afronta un nuevo decreto de sequía con las mismas infraestructuras pendientes

Embalse de Guadalteba, uno de los tres que conforman el sistema, junto al Conde de Guadalhorce y Guadalhorce. /Fernando Torres
Embalse de Guadalteba, uno de los tres que conforman el sistema, junto al Conde de Guadalhorce y Guadalhorce. / Fernando Torres

La Junta se reúne hoy con los comités de gestión de Axarquía, Guadalhorce y Costa del Sol para decidir las medidas ante el nuevo año hidrológico

AGUSTÍN PELÁEZ y MARIA DOLORES TORTOSA

La sequía que sufre Málaga, tras cuatro años bastante secos y con las precipitaciones por debajo de la media, llegó ayer al debate sobre el Estado de la Comunidad que tuvo lugar en el Pleno del Parlamento de Andalucía. Durante su intervención la presidenta de la Junta, Susana Díaz, anunció que el Gobierno andaluz va a «impulsar un decreto ley para establecer el procedimiento de declaración de alerta y eventual sequía, y las medidas a aplicar en cada uno de los sistemas afectados». Díaz emplazó asimismo al Estado a asumir sus competencias sobre esta cuestión, mencionando entre otros temas pendientes el recrecimiento de la presa de La Concepción y el trasvase desde el embalse cordobés de Iznájar, perteneciente a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, hasta la comarca Norte de Antequera, que lleva esperando ya dos años.

Noticias relacionadas

De confirmarse, este nuevo decreto de sequía será el tercero que dicte la Junta de Andalucía en lo que va de siglo XXI en la provincia. El primero fue en 2005 y afectó a los municipios de la Costa del Sol occidental, Valle del Guadalhorce, Málaga y Torremolinos. Posteriormente, a finales de 2008 se dictó otro que afectó a la comarca de la Axarquía. Ambos se mantuvieron vigentes hasta mediados de 2009. Ahora, ocho años después, con sólo 205 hectómetros cúbicos, almacenados en los embalses malagueños –30 menos que hace un año–, la sequía vuelve a tocar a la puerta de los malagueños en forma de decreto, y con buena parte de las infraestructuras que se plantearon ya entonces para solucionar la falta de recursos hídricos sin resolver.

El PP ofrece un pacto al PSOE para impulsar las obras necesarias

Tras la constitución esta semana por el PP de Málaga de una mesa técnica del agua para consensuar las propuestas necesarias para mejorar el ciclo integral del agua en la provincia, la secretaria general de los populares malagueños, Patricia Navarro, anunció ayer que la formación va a buscar un pacto con el PSOE en la materia para luchar contra la sequía e impulsar las obras que salgan de este foro. Según Navarro, «el agua no puede ser motivo de confrontación política, porque mientras los partidos nos perdemos en este tipo de debates, el agua se sigue yendo al mar sin que pongamos remedio». La dirigente del PP señaló que «ya estamos de acuerdo en que la situación de escasez de agua es alarmante y que hay que tomar medidas, así que lo que tenemos que hacer ahora es dar el paso más importante y ponernos de acuerdo para impulsar esas medidas». La responsable ‘popular’ insistió en que la Mesa del Agua no es un instrumento político, «pero los políticos debemos apoyarnos en ella para ser capaces de ponernos de acuerdo y hacer las infraestructuras que sean necesarias para luchar contra la sequía». Navarro aseguró que lo que quieren es pactar con el PSOE las medidas que se estimen necesarias en materia de agua.

Así lo comparten las asociaciones agrarias en la provincia y de buena parte de las comunidades de regantes, que serán las primeras afectadas ante la posibilidad de que se establezcan nuevas restricciones para garantizar el abastecimiento de agua potable a la población.

Entre las infraestructuras pendientes y sobre las que apenas ha habido avances en todo este tiempo se encuentra fundamentalmente el recrecimiento de La Concepción, una nueva presa en río Verde que posibilitará que el embalse actual pueda pasar de sólo 61,85 hectómetros cúbicos de capacidad a 180, convirtiéndose así en el mayor de la provincia. La otra gran actuación de interés que tampoco ha registrado ningún avance es la tubería de interconexión de los sistemas de Costa del Sol, Guadalhorce y Axarquía para poder realizar un uso conjunto de los recursos en función de las necesidades de cada comarca, pudiendo trasvasar agua desde la zona occidental, que es donde más llueve, a la oriental, que es la que menos precipitaciones registra, pero que sin embargo cuenta con el embalse de más capacidad, La Viñuela.

Susana Díaz confirma que va a impulsar un decreto ley para declarar la alertay eventual sequía

La actual conexión entre la Costa del Sol y Málaga sólo es capaz de enviar unos 200 litros por segundo, lo que significa un máximo de 5 hectómetros cúbicos al año en el mejor de los casos hasta la capital desde río Verde. Aumentar esta capacidad de transferencia es hoy por hoy imposible, según la propia Junta de Andalucía, porque las conducciones existentes no lo permiten y porque para poder hacerlo es indispensable realizar una nueva tubería entre Marbella y Fuengirola y otra entre Fuengirola y Málaga.

Tubería de la costa

Con esta nueva conexión y la ampliación de La Concepción se podrán transferir caudales superiores a los 1.000 litros por segundo, unos 30 hectómetros cúbicos al año a Málaga y la Axarquía, más que suficiente para atender la demanda de agua de un sector tan pujante como el de las frutas subtropicales. No obstante, esta tubería tendrá como prioridad el abastecimiento a la población.

En lo que va de siglo XXI se han dictado dos decretos por falta de agua en Málaga y provincia, uno en 2005 y otro en 2008

Sin embargo, la única actuación en esta línea barajada por el momento por la Consejería de Medio Ambiente ante la actual situación de sequía consiste en realizar un ‘by-pass’ en Churriana para mejorar la conexión entre las empresas de agua de la capital (EMASA) y la de la Costa del Sol (ACOSOL) por un importe de 715.000 euros y a financiar con fondos europeos FEDER.

Medio Ambiente, según anunció en septiembre pasado en el Parlamento andaluz el consejero, José Fiscal, prevé asimismo invertir 200.000 euros en la puesta en servicio de las captaciones de Fahala y Aljaima, soterradas por las avenidas de río Grande; y realizar una nueva tubería para llevar el agua de la presa Conde del Guadalhorce a la ETAP de El Atabal, por valor de 147.882 euros, a la vez que reparar el derrumbe de la galería del canal secundario de la margen izquierda del Guadalhorce, actuación presupuestada por la Junta en 311.530 euros.

Se desconoce sin embargo qué inversiones y actuaciones figurarán en el decreto de sequía confirmado ayer por la presidente de la Junta, Susana Díaz. Tampoco se sabe si habrá un único decreto para los dos sistemas que se encuentran en estado de alerta como son Guadalhorce y Axarquía, o serán dos, uno para cada zona.

Los embalses del Guadalhorce sólo cuentan con 112 hectómetros cúbicos, y el de La Viñuela, únicamente 38. Lo mismo sucede con el de La Concepción, que debido a su poca capacidad, entra pronto en estado de alerta (48 hm3), cuando actualmente sólo almacena 33,8.

Díaz anunció asimismo que va a impulsar una comisión de trabajo con la Administración General del Estado, así como con las organizaciones agrarias y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), con el objetivo es coordinar las actuaciones en materia de ejecución de infraestructuras hidráulicas para prevenir y corregir las consecuencias que va a tener la sequía.

Comités de gestión

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía se reunirá hoy en Málaga con los comités de gestión, primero de la Costa del Sol y Guadalhorce-Limonero, que dan servicio al área metropolitana de Málaga, para analizar la actual situación de los recursos y reservas hídricas con las que cuentan ambas zonas.

Posteriormente, a las 12.30 horas, hará lo mismo con el comité de gestión de Axarquía, donde además es espera que se aborden las previsiones para el nuevo año hidrológico. De estos encuentros se espera que salgan las primeras medidas para paliar la sequía y garantizar el abastecimiento a la población, medidas que Medio Ambiente quiere que sean consensuadas entre todas las partes.

Temas

Sequía

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos