Cómo evitar ser víctima de un robo en la playa

Hay modelos de cajas fuertes destinadas específicamente a la playa.

Falsos botes de protector solar, fundas impermeables y hasta pañales, entre las soluciones más eficaces para alejar a los cacos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

El número de hurtos se dispara en verano, cuando los bañistas pierden de vista sus pertenencias y las playas se convierten en un buffet libre para amantes de lo ajeno. La dependencia a los teléfonos móviles y sus precios, no precisamente baratos, complican la situación. La posibilidad de robo aumenta si además se lleva algún otro dispositivo para escuchar música o leer. Los más cautos dejan su ‘smartphone’ en casa o en el coche, pero no todos pueden o quieren permanecer desconectados durante sus escapadas playeras. Algunos trucos ayudan a mantener alejados a los cacos para evitar sustos al regresar del agua o al despertar de las típicas siestas bronceadoras.

Artículos de camuflaje

La Costa del Sol está repleta de tiendas que venden artilugios destinados a esconder objetos de valor, como las imitaciones de botes de crema solar donde caben el teléfono, las llaves del coche y la cartera. Suelen tener cierre hermético y miden unos quince centímetros de largo. Se han lanzado otros artículos similares, como un falso estuche de Avon o una lata de Coca Cola de camuflaje, pero el bote de crema solar Tan Safe sigue siendo el antirrobo más adquirido. También está disponible en varias tiendas ‘online’ como Amazon o Regalador por unos diez euros.

Fundas impermeables

La mejor recomendación para quienes no pueden separarse de su móvil ni en el agua, además de visitar a algún especialista, es adquirir una funda impermeable. Son bolsas o carcasas sencillas, generalmente transparentes, que permiten proteger los ‘smartphones’ del agua y la arena e incluso realizar fotos y vídeos dentro del agua. Pueden atarse a la muñeca o al cuello y ofrecen la posibilidad de sumergirse en el mar sin perder de vista el móvil. Aunque los modelos universales se venden en tiendas de artículos de playas y souvenirs, conviene asegurarse de que la funda es de calidad para evitar sustos en mitad del chapuzón.

Métodos caseros

Son las soluciones más económicas. Basta con lavar un bote vacío de protección solar para crear nuestro propio Tan Safe, más realista que la imitación. Enterrar las pertenencias en la arena, bajo un sitio localizado, por ejemplo en una esquina de la toalla o junto al palo de la sombrilla, ha sido el truco estrella durante décadas, aunque la aparición de los teléfonos móviles puso en jaque su viabilidad. Otro método ingenioso consiste en llevar un pañal vacío y cerrarlo con el móvil y el resto de pertenencias dentro. Nadie se acercará.

‘Apps’

Hay aplicaciones para móviles que pueden ser de ayuda para evitar robos. Una de las más útiles para Android es Alarma Antirrobo, que cuenta ya con más de un millón de descargas. Esta 'app' permite configurar una alarma que se activa al mínimo movimiento del teléfono, con la opción de seleccionar distintos sonidos y maneras de desactivarla. Para iPhone está disponible Burglar Alarma, también muy sencilla. Si todo falla y el móvil ha desaparecido, conviene recordar que ambos sistemas disponen de diversas opciones para intentar localizar y bloquear los dispositivos.

Cajas fuertes

Hay modelos de cajas fuertes destinadas específicamente a la playa. Beach Vault, Secur Beach o Cajaplaya o son algunas de ellas. Suelen pesar entre quinientos y ochocientos gramos e incorporan barras que permiten una sencilla excavación en la arena para que su instalación no se prolongue durante más de un minuto. Su precio oscila entre treinta y setenta euros. Algunas cajas incluyen una alarma que se activa en caso de que alguien intente abrirlas.

Taquillas

En la provincia de Málaga ya hay varios municipios que han instalado taquillas en sus playas, como Fuengirola o Vélez-Málaga en la playa de Poniente de Torre del Mar. Málaga capital también aprobó en mayo la instalación de taquillas y vestuarios en sus playas, una medida que será implantada en los próximos meses. En el caso de Fuengirola, las taquillas ya están listas en las cuatro playas de la localidad y ofrecen la posibilidad de cargar el móvil y tener conexión wifi.

Temas

Playa

Fotos

Vídeos