Reino Unido busca inspiración en el AVE de Málaga

Tren AVE en la estación de Málaga./SUR
Tren AVE en la estación de Málaga. / SUR

El consejero delegado de HS2, sociedad que promueve la alta velocidad británica, viaja a Málaga para visitar los trenes en la estación María Zambrano

EFE

El máximo responsable del proyecto de alta velocidad ferroviaria del Reino Unido ha visitado esta semana España, donde ha comprobado sobre el terreno algunas de las infraestructuras clave del AVE y se ha entrevistado con responsables del Ministerio de Fomento y de empresas del sector.

A finales de febrero, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visitó Londres para impulsar la presencia de las empresas españolas en los grandes proyectos de infraestructuras del Reino Unido, entre los que destaca el desarrollo del AVE británico, que tiene un presupuesto de 55.700 millones de libras (63.700 millones de euros).

El consejero delegado de HS2, la sociedad que promueve la alta velocidad británica, Mark Thurston, estuvo en España entre el lunes y el miércoles para conocer, de primera mano, las infraestructuras españolas, según fuentes del sector.

Thurston viajó a Málaga donde visitó la estación María Zambrano y las instalaciones de mantenimiento de trenes de Renfe. Posteriormente, se desplazó a Madrid en un tren de alta velocidad acompañado por representantes de Renfe y ADIF.

En la capital, visitó la estación Puerta de Atocha, el centro de gestión que Renfe tiene en la propia estación, el centro de regulación y control de alta velocidad de ADIF y el centro de formación de Renfe.

También efectuó una visita técnica al túnel de alta velocidad entre Atocha y Chamartín, y estuvo en el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), donde conoció el laboratorio de interoperabilidad ferroviaria.

El consejero delegado de HS2, Mark Thurston.
El consejero delegado de HS2, Mark Thurston.

Durante su estancia en Madrid, el consejero delegado de HS2 mantuvo un encuentro con el ministro De la Serna y con otros representantes de su departamento, según fuentes próximas al ministerio.

La futura línea de alta velocidad del Reino Unido unirá Londres con el norte del país y constará de dos fases. La primera fase, de 225 kilómetros, enlazará Londres con Birmingham y supondrá una inversión de 16.300 millones de libras (23.140 millones de euros). El servicio comenzará a operar en 2026. La segunda fase, en la que se invertirán 16.400 millones de libras (23.280 millones de euros), unirá Birmingham con Mánchester y Leeds en 2033 a través de dos ramales diferentes.

Temas

Adif

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos