El Comité de Garantías provincial del PSOE rebaja a 1.290 los avales de Rafa Fuentes

Rafel Fuentes./Ñito Salas
Rafel Fuentes. / Ñito Salas

Se confirma que las primarias del PSOE tendrán finalmente dos candidatos, ya que Ruiz Espejo ha conseguido 3.264 firmas correctas

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTERMálaga

Rafael Fuentes y José Luis Ruiz Espejo serán candidatos a la Secretaría General del PSOE de Málaga el próximo 1 de octubre, cuando se coloquen las urnas en las agrupaciones. Esta es, a día de hoy, la única certeza que hay tras el proceso de recogida de avales. Ambas candidaturas se han inmerso esta mañana en una complicada diatriba normativa que provoca que disientan en el número final de firmas recogidas.

Los avales solo son válidos cuando los firme un militante que aparezca en el censo a fecha de 1 de abril, que fue cuando se cerró el listado de cara a los procesos federales, regionales, provinciales y locales. Aunque en las anteriores fases (nacional y regional), el Comité de Garantías federal ha mandado los listados a las provincias para poder cotejar la recogida de avales, en este caso el citado comité había emitido una instrucción de obligado cumplimiento sobre el uso de una aplicación destinada para tal fin, especificando que debía ser la única forma de hacerlo. En el caso de Málaga, el cotejo de las firmas a través de esta herramienta emitió un primer resultado: 1.359 apoyos para Rafa Fuentes, y 3.265 para José Luis Ruiz Espejo.

Sin embargo, y ya pasadas las 2 de la mañana de anoche, el Comité de Garantías provincial decidió cotejar los avales -además de con la la aplicación- con los censos físicos en papel que se habían usado para los procesos regional y federal, que en teoría deberían ser los mismos que se cerraron el 1 de abril. Tras realizar el conteo, la cifra definitiva fue de 1.290 avales para Rafa Fuentes (solo 13 por encima del mínimo requerido) y 3.264 para Ruiz Espejo. A última hora, este comité decidió dar este segundo resultado por válido y definitivo, a falta de las alegaciones y recursos que previsiblemente se presentarán.

Si bien en los dos casos las candidaturas han llegado al mínimo, la discrepancia de 70 personas que no aparecen en los censos físicos y sí se validan a través de la aplicación resultan muy importantes, ya que no contabilizarlos para los avales les impediría votar el 1 de octubre. Si además estos supuestos militantes son todos de una misma agrupación, esta exclusión sería clave para la elección de su secretario general local en las asambleas que se celebrarán a finales de octubre.

¿Por qué hay discrepancias entre la aplicación y los censos físicos?

Este, sin duda alguna, es el principal motivo de discusión durante la jornada de hoy. Por un lado, fuentes de la candidatura de Rafa Fuentes consideran que el Comité de Garantías provincial está incumpliendo la instrucción federal de validar los avales solo a través de la aplicación. Sin embargo, otras fuentes 'oficialistas' consideran "absurdo" y "extraño" que si el censo se cerró el 1 de abril, éste haya crecido entre el congreso regional y el provincial.

Según ha podido saber SUR, el motivo se puede encontrar en unas supuestas altas de militancia que se entregaron directamente en la sede central de Ferraz el pasado 31 de marzo, tan solo un día antes de que cerrara el censo. Entonces, la Gestora no habría tramitado las citadas altas, provocando que se presentaran sendos recursos. De esta manera, la actual dirección federal podría haber resuelto esta discusión dando la razón a estos militantes y habría modificado el censo posteriormente al 1 de abril pero porque en realidad estas 70 nuevas afiliaciones deberían haber sido incluidas desde el principio. Pese a ello, si estas alegaciones hubieran sido resueltas en este sentido no hay constancia de ello, porque no se habría notificado a las direcciones provincial y regional.

De momento, y a la espera de lo que ocurra en estas próximas horas, hay varios apuntes que ya se pueden afirmar: El Comité de Garantías provincial es el órgano competente, en primera instancia, para dictaminar el número final de avales. Así, Fuentes obtiene 1.290 avales válidos a falta de recursos. En caso de que se recurra, será el Comité de Garantías regional el que tenga la última palabra, y para ello deberá decidir cuál es el censo válido; el que se ha usado hasta ahora o el que ha introducido el Comité de Garantías federal en la aplicación. A este respecto, el único órgano con competencias en los censos es la secretaria de Organización federal, por lo que podría desembocar en un conflicto de competencias difícil de resolver. Además, la otra certeza es que, pese a que el Comité de Garantías provincial es el que tiene potestad en primera instancia, éste habría incumplido la orden expresa del federal de usar la aplicación como única herramienta

Fotos

Vídeos