«Puigdemont es un loco, un Chávez, alguien capaz de arrastrar»

Culpa a los grandes partidos de crear el ‘cortijo’ que los independentistas «se han ganado a pulso»

JOSÉ VICENTE ASTORGA

Desde hace cuatro años colabora con Sociedad Civil Catalana, que hoy se vuelca en su convocatoria más importante.

–¿Cómo se sumó a Sociedad Civil Catalana?

–Hace cuatro años me vinieron a ver unos cuantas personas con valentía cívica y desde entonces colaboro, pero nosotros vamos con hondas y los independentistas con bombas atómicas. Tienen su cortijo particular porque se lo han ganado a pulso, una situación que es culpa de los grandes partidos de España.

Se habla de la iglesia como mediador… ¿El disparate crece?

–Creo que se están aprovechando de la debilidad política. Izquierda y derecha gobiernan en coalición en muchos países, y no pasa nada. Lo importante es la nación no los partidos. En España se tienen que poner de acuerdo y corregir los errores de 40 años. Hay falta de poder, nadie se atreve a mandar. La policía da cuatro palos la policía y se rasgan las vestiduras. La resistencia pacífica que decía Gandhi no existe. Al final hay violencia.

El Estado, con todo su poder de investigación policial, se ha tirado por lo fácil, la porra y el casco.

–Ha faltado cintura. Cuando se hizo el despliegue de policía y guardia civil yo pensé que era para descabezar a los independentistas , pero no los pies. No tiene ningún sentido. Si llegan con una orden judicial y se llevan a los cien organizadores, habría habido seguro problemas sociales, pero no se habría enredado.

Lo más inquietante que le llega

–Los que creemos en Cataluña y España vemos la fractura social. La brecha está creada después de 40 años de control de medios públicos, de periódicos, de la enseñanza. También otra brecha, la de los catalanes que están en el resto de España. La última huelga la ha promovido Omnium. Lo que se está produciendo no se prepara de la noche a la mañana. No hay nada que no esté previsto. Esta gente han tenido muchísimo dinero para hacer lo que han hecho. Nosotros luchamos con una honda y ellos con bombas atómicas. Tenemos que dejar la crispación a un lado. todo se puede recuperar con cabeza. La que nos hace reflexionar. Puigdemont E¡es un loco. Es un Chávez, alguien capaz de arrastrar a la masa.

Las empresas se van, como usted.

–Lo veía venir hace tiempo. No me gustan los países sin seguridad jurídica ni paz social. Me fui a Madrid, con seis millones de habitantes, tengo un mercado más cerca.

–¿Cataluña quemada para Naturhouse?

–Creo que no. Los que no me conocen. Todo el mundo sabe cómo pensaba. Los había que ya no me compraban y los que lo hacen son gente como yo, que se siente catalana y española, y ahora compran el doble para ayudarme.

–¿Cómo va pleito con el Popular?

–En manos de los abogados, preparando unas mil demandas a finales de octubre. Empezamos a atacar ahora. Queremos que quien ha perdido recupere su dinero no que nos den la razón pero no recuperemos nada. Lo que ofrece el Santander no vale. El pequeño accionista es el que tiene más problemas. Los grandes inversores estamos acostumbrados a perder y ganar. Estaría satisfecho si mucha gente de los pequeños cobra. Cuando el Santander vea mil demandas que le crean problemas, reaccionará.

Fotos

Vídeos