El PSOE sostiene que Málaga ha perdido dos años para el cambio en la Diputación

El PSOE sostiene que Málaga ha perdido dos años para el cambio en la Diputación

El grupo socialista hace balance del ecuador del mandato y subraya que la gestión del PP ha estado marcada por «los fracasos, los incumplimientos y el clientelismo»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Si el pasado lunes el PSOE hizo un balance sobre el grado de cumplimiento del acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos en la Diputación Provincial al cumplirse el ecuador del mandato, en la mañana de hoy el grupo socialista ha presentado su informe sobre la gestión en estos dos años y sostiene que Málaga ha perdido dos años para el cambio en la institución provincial.

Acompañado de todos los integrantes de su grupo, el portavoz del PSOE, Francisco Conejo, ha comparecido en rueda de prensa para denunciar que la gestión de los populares durante este periodo ha estado marcada por “los fracasos, los incumplimientos y el clientelismo” y ha reprochado al resto de grupos de la oposición -Ciudadanos, Málaga Ahora e IU- de apoyar con su abstención los presupuestos provinciales que han permitido poner en marcha políticas que generan “desigualdad”.

Conejo ha arremetido contra las políticas “antisociales” del PP ya que ha en estos años no ha puesto en marcha un plan de empleo en la provincia, ha desmantelado las políticas sociales, donde ha recordado “las graves deficiencias” del centro de personas de discapacidad Guadalmedina, y ha criticado que en este periodo haya olvidado las carreteras provinciales, haya situado a las depuradoras “en el limbo” y haya “abandonado” a los trabajadores del Consorcio Provincial de Bomberos.

Entre los incumplimientos que a juicio del PSOE se han producido, el portavoz socialista ha recordado que el 81% de las medidas recogidas el acuerdo de investidura entre el PP Ciudadanos no se han cumplido así como tampoco nueve de cada diez mociones que se aprueban en el pleno. A ello se une, según Conejo, que el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha consagrado la institución como una administración “discrecional y clientelar” en el reparto de las transferencias y subvenciones.

«Fracasos y escándalos»

En el capítulo de “fracasos y escándalos”, Francisco Conejo ha mencionado el museo taurino en el edificio de la plaza del Siglo, el millón de euros para el Basque Culinary Center, la investigación judicial sobre el Patronato de Recaudación, los “chanchullos” para beneficiar a afines del PP o el “despilfarro” en los viajes de los diputados y cargos de confianza.

A juicio del dirigente socialista, Bendodo está “ausente” y ha abandonado la Diputación porque “tiene la cabeza puesta en el Ayuntamiento de Málaga”. “Está preocupado y ocupado en quitar a Francisco de la Torre como sea y al precio que sea como alcalde de Málaga y sucederlo. Bendodo debe elegir entre ser el presidente de la Diputación o el candidato del PP a la Alcaldía de Málaga”, ha manifestado.

Frente a este escenario, Francisco Conejo ha presentado al PSOE como un partido que ha sido “útil” para los malagueños y los municipios de la provincia y se ha arrogado para su grupo iniciativas que han sido consensuadas por todos los partidos como el aumento del Plan de Concertación, el de Inversiones en Infraestructuras Financieramente Sostenibles y el Fondo de Liquidez para los ayuntamientos con problemas económicos, y medidas como la disminución de la cuota que pagan los pequeños municipios al Patronato de Recaudación y que los de menos de 2.000 habitantes estén exentos de pagar a los consorcios de bomberos y de residuos.

El PSOE es la única alternativa al PP en la Diputación. Lo demuestra el hecho de que ha sido el único grupo que ha votado en contra de los dos presupuestos aprobados por el equipo de gobierno en este mandato y ha presentado una alternativa a esas cuentas”, ha remarcado.

En este sentido, ha reprochado a Ciudadanos, a Málaga Ahora, “la marca blanca de Podemos”, y a IU, “el apéndice de Podemos”, que con sus abstención hayan permitido la aprobación de estas cuentas y las políticas que ello lleva implícito. “La provincia ha perdido estos dos años para el cambio en la Diputación. Que se produzca un cambio en los próximos dos años en las políticas en la institución depende de que el resto de grupos de la oposición opten por apoyar el modelo alternativo que planteamos los socialistas en lugar de seguir siendo cómplices del inmovilismo del PP”, ha apostillado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos