El PSOE de Málaga aprueba con polémica su reglamento de primarias internas

Francis Silva

El Comité Provincial ha decidido hoy que se deban recoger el 20% de avales con el apoyo de José Luis Ruiz Espejo y la negativa de Soraya García y Rafa Fuentes

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Los vientos de cambio en el PSOE de Málaga comenzaron a soplar hace ya unos meses. Los movimientos del secretario general saliente, Miguel Ángel Heredia, terminaron por disgustar a propios y extraños, y además del sector crítico habitual, entre sus filas se empezaron a escuchar voces que exigían una renovación.

Desde entonces hasta hoy–cuando se ha celebrado el Comité Provincial extraordinario para poner fecha a las primarias–, estas ansias de renovación han venido dándose contra el muro de lo que significa en la realidad un proceso congresual en el PSOE. Si bien los tres candidatos (José Luis Ruiz Espejo, Soraya García y Rafa Fuentes) se han mostrado cierto ‘cariño’ entre ellos de manera pública, la realidad es que el conflicto está servido y las acusaciones entre todos ellos se incrementan a medida que se acerca el día de las urnas.

Con este ambiente enrarecido se ha celebrado esta reunión de los socialistas, precedida por una ejecutiva en la que se ha decidido votar por separado la reglamentación de las primarias, principal fuente de conflicto. El 38 Congreso Federal decidió que era necesario recoger el 20% de los avales para poder ser candidato (en Málaga asciende a unas 1.400 firmas), mientras que en este último (el 39), este reglamento cambió y bajó la cifra al 3%. Aunque a priori se debería seguir el reglamento antiguo por ser con el que se comenzó el proceso, desde el Federal se ha dejado la posibilidad de que cada provincia elija uno u otro sistema. Y ahí precisamente radica la polémica, porque si bien la votación es secreta, la recogida de avales es nominal, lo que obliga a la militancia a tener que retratarse con nombre y apellidos.

Los dos candidatos que en principio cuentan con menos posibilidades, Soraya García y Rafa Fuentes, defendieron ayer en sus intervenciones que se debe regir con el nuevo reglamento. En el caso de Fuentes, del sector ‘sanchista’, lleva defendiendo la misma postura desde hace cinco años. «Es una cuestión de coherencia. En 2012 proponíamos el 5 y ahora el 3. Creo que se trata de algo más democrático, y si la ejecutiva tiene las herramientas, por qué no utilizarlas», sostuvo en declaraciones a SUR. Por su parte, Soraya García manifestó esta misma postura ante la ejecutiva previa, aunque renunció a votar por tratarse de una «parte afectada». Sin embargo, desde el equipo de José Luis Ruiz Espejo la han tachado de «falta de coherencia», porque hace unos días defendía el reglamento del 38 Congreso en sus redes sociales. «Yo creo que ambas posturas son legítimas, pero después de escuchar a los militantes, he percibido que cuanto más avales se pidan, más estrés se les crea. Creo que hay que pensar en ellos y por eso defiendo que solo se tengan que recoger un 3% de firmas», ha afirmado.

En cuanto a la candidatura del delegado del gobierno, fuentes de su equipo han señalado a este periódico que lo lógico es usar el reglamento con el que se comenzó el proceso. «No se pueden cambiar las reglas en mitad del partido», aseguró un importante cargo socialista. Sin embargo, otros responsables de la campaña consideran que hay otros motivos. «Esto del 3% es muy nuevo, y es mejor no liar a la militancia con innovaciones a última hora», ha apuntado José Carlos Durán, concejal del Ayuntamiento de Málaga y uno de los principales apoyos de Ruiz Espejo.

Finalmente, la propuesta de la ejecutiva no ha sido que el Comité eligiera entre uno y otro reglamento, sino que se votara sí o no a utilizar el formato del 20%. El Comité Provincial (al que solo han asistido algo más de la mitad de sus miembros), ha decidido por un masivo 86 por ciento que se usara este reglamento, por lo que deberán conseguir casi 1.400 firmas para poder ser candidatos.

Acusaciones

Mientras se debatía esta cuestión, los miembros del comité y la ejecutiva hacían labores de pasillo criticando al contrario. «La factura de Cristo de teléfono de este mes tiene que ser astronómica», comentaba uno de los apoyos de Soraya en referencia al actual secretario de Organización, Cristóbal Fernández, que apoya a Ruiz Espejo. «Se está presionando a la gente por encima de sus posibilidades, como en los peores tiempos», añadía. «Tanto Soraya como Rafa saben que no consiguen los avales, por eso están tan nerviosos», sostenía un ‘oficialista’.

Eso sí, tanto el equipo del delegado como Soraya García y Rafa Fuentes consideran que van a conseguir los avales sin problema. Así lo señalaban a este periódico, aunque no ocultaban las dificultades a las que se enfrentan. Entretanto, el ya exalcalde de Marbella, José Bernal –que fue nombrado presidente del Comité– alababa este proceso y lo calificaba como un «escaparate de la democracia», mientras que Heredia pronunciaba su penúltimo discurso como máximo responsable del PSOE de Málaga con cierto sabor a despedida y asumiendo todos los errores.

Pese a ello, el cierre de filas en torno a Bernal era solo un espejismo. Ayer era el primer día en que los tres precandidatos coincidían en el mismo lugar desde que anunciaran sus candidaturas, por lo que SUR intentó reunirlos para una fotografía. Tanto García como Fuentes aceptaron sin problema, mientras que Ruiz Espejo se negó. Tras consultar con el equipo, la respuesta fue que aún no era oficial. A la pregunta de si ésta podría tomarse el lunes que viene cuando se presenten, la respuesta fue muy clara: «Habrá foto de los candidatos, de los precandidatos en principio no».

Aunque intensa, la batalla no será especialmente larga. La semana que entra nombrará las precandidaturas, y del 6 al 16 se tendrán que recoger los avales. Está previsto que las urnas se coloquen en las agrupaciones locales el próximo 1 de octubre, mientra que el congreso tendrá lugar el 21 de octubre. Ya en novimiembre se elegirán los secretarios locales y de distritos, dando por finalizado un proceso que, de momento, no transcurre en la placidez que muchos querrían.

Fotos

Vídeos