El PSOE de Málaga abre un nuevo ciclo con la renuncia de Heredia a la reelección

Heredia, en su comparecencia ante la prensa, rodeado de parte de la ejecutiva provincial. / Ñito Salas

El secretario general no optará a un tercer mandato por una decisión «personal», dice que será neutral en las primarias y llama a «cerrar las heridas»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El PSOE de Málaga abre un nuevo ciclo político de renovación en la provincia. Miguel Ángel Heredia confirmó ayer tarde, como adelantó este periódico, que no optará a la reelección para un tercer mandato como secretario general de los socialistas malagueños en el proceso de primarias y de congreso que se celebrará en septiembre y octubre para la elección de los nuevos órganos de dirección del partido. El líder socialista comunicó la decisión, visiblemente emocionado, durante una reunión extraordinaria de la ejecutiva provincial y dio por cerrado nueve años al frente de la formación. Cuando lo anunció los asistentes a la reunión le tributaron una fuerte ovación.

Noticia relacionada

Heredia, que accedió al cargo en julio de 2008 en sustitución de Marisa Bustinduy, y tras imponerse al aspirante del sector crítico Fernando Arcas, compareció ante la prensa en la sede provincial arropado por la mayoría de los miembros de su ejecutiva –no asistió Soraya García, integrante de la misma y una de las aspirante a sucederle– y sentenció: «Ha llegado el momento de dar un paso al lado».

Explicó que ha sido una decisión «puramente personal» que lleva madurando y reflexionando de manera pausada desde hace «más de un año» –los congresos de los partidos se tendrían que haber celebrado en 2016 pero se retrasaron al no haber Gobierno– por lo que negó que hayan podido influir otras circunstancias como la publicación, hace unos meses, de unas grabaciones suyas críticas con Pedro Sánchez.

«Ha sido un honor y un orgullo ser secretario general del PSOE de Málaga. Ahora miro al futuro. Hoy empieza todo. Como militante y diputado, seguiré dejándome la piel por la igualdad y los derechos de los más débiles y necesitados, desde la izquierda, con el puño levantado, cantando los versos de la Internacional, anteponiendo España al PSOE, y el PSOE a mí mismo, como llevo haciendo desde que entré a militar con 18 años en las Juventudes Socialistas», subrayó y recordó que el definitivo servicio que debe hacer un dirigente político es «promover la renovación de los liderazgos».

El diputado nacional, que comunicó su decisión a Susana Díaz, secretaria general del PSOE de Andalucía, pero no a Pedro Sánchez, evitó decantarse por ninguno de los posibles candidatos a sucederle, especialmente cuando se le preguntó por José Luis Ruiz Espejo, delegado de la Junta en Málaga y considerado el aspirante del oficialismo susanista. «Voy a mantener la neutralidad. Es la hora de la militancia», arguyó Heredia, quien dijo respetar la decisión de Soraya García Mesa, alcaldesa de Benaoján, de presentar su candidatura o de cualquier otro militante –los sanchistas meditan presentar a Ignacio López–.

«Mirar al futuro, no al pasado»

En este sentido, espera que en este proceso interno en la provincia prime «el debate real de ideas y soluciones» y que el partido «mire al futuro y no al pasado». «En este nuevo tiempo deberíamos recuperar el compañerismo, cerrar heridas, abandonar el tacticismo y no olvidar que el partido está por encima de cada uno de nosotros, que no pertenece a nadie, que es patrimonio de la sociedad malagueña», recalcó.

Miguel Ángel Heredia incidió en que han sido «nueve años muy intensos y duros» debido a la crisis económica, social y política –con la irrupción de nuevos partidos– a la que ha habido que hacer frente y se mostró satisfecho de la labor desarrollada. Reconoció que uno de los momentos más duros fueron los resultados de las elecciones municipales de 2011 (con la debacle socialista) y agradeció el apoyo de la militancia, su ejecutiva y de su familia. Así recordó que cuando accedió a la secretaría general su hijo Curro tenía un año y su Miguel Ángel, dos, y que en este tiempo ha alternado el cambio de pañales y biberones con la labor de secretario general «que es como una farmacia, abierta las 24 horas, todos los días durante todo el año».

El anuncio del político de Mollina abre oficialmente la carrera para que los aspirantes a la secretaría general presenten sus precandidaturas. La primera en hacerlo, el mismo domingo por la tarde, fue Soraya García Mesa. Se espera, según fuentes consultadas, que a lo largo de esta semana dé el paso el considerado candidato oficialista: José Luis Ruiz Espejo. El antequerano ya contaría con un amplio respaldo de la mayoría de los cargos públicos, entre ellos los alcaldes; de las principales agrupaciones; y del aparato del partido, que en estos días irán visualizando su apoyo.

Respecto a los sanchistas, el nombre que está sobre la mesa como posible aspirante es el de Ignacio López, quien ayer participó en la reunión de la ejecutiva federal a la que pertenece. Esta corriente, según fuentes consultadas, espera mantener estos días una reunión para marcar la hoja de ruta sobre los movimientos a desarrollar ya que están analizando el escenario político en Andalucía y, especialmente, en Málaga, así como calibrar sus fuerzas.

Una vez que los aspirantes anuncien que se presentan como pre-candidatos, el siguiente paso es la recogida de avales, en el caso de Málaga son unos 1.300, el 20% de los militantes. El comité provincial del 2 de septiembre marcará el calendario definitivo de las primarias y el congreso.

Fotos

Vídeos