El SAS propone indemnizar con 14.480 euros a un paciente por la demora en operarle de un desgarro de retina

El SAS propone indemnizar con 14.480 euros a un paciente por la demora en operarle de un desgarro de retina

El Defensor del Paciente presentó una reclamación al entender que se había cometido una negligencia médica «que ha causado daños irreparables al paciente»

EUROPA PRESS

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha propuesto indemnizar con 14.481 euros a un paciente malagueño, de 50 años, por «los daños provocados al no haber tratado rápidamente el desgarro retiniano gigante sufrido, lo que ha supuesto una importante pérdida visual«.

Así lo han asegurado en un comunicado desde la asociación El Defensor del Paciente, cuyo letrado Francisco Damián Vázquez presentó una reclamación contra el SAS, al entender que se había cometido una negligencia médica oftalmológica «que ha causado daños irreparables al paciente«.

Según han indicado en un comunicado, el 16 de marzo de 2011, habiendo sido diagnosticado el afectado de desgarro retiniano gigante con «bordes evertidos en OD no se le operó de urgencia, ante tal fatal patología hasta el 31 de marzo», cuando se le realizó una «VitrectomíaPars Plana 23 G».

Esto supone «una clara demora cuya responsabilidad recae en la administración sanitaria andaluza», han apuntado, señalando que «todos los protocolos médicos establecen el modo de proceder ante los desprendimientos de retina, que deben ser tratados con urgencia»; de hecho, «si es posible, la cirugía se debe hacer el mismo día si el desprendimiento no ha afectado el área de la visión central«.

En este sentido, desde el colectivo han indicado que «resulta más negligente la atención médica dada al paciente, por cuanto la operación no sólo es que no se realizara el mismo día del diagnóstico, según cánones médicos exigibles, sino que ésta no se realizó hasta dos semanas después, pese a tener los facultativos médicos pleno conocimiento de la situación del paciente el día 16«.

Han apuntado que el SAS indicó que «debía esperar al orden y plazos de quirófano para ser intervenido en un hospital malagueño, lo que no resulta admisible», considerando la asociación que es «increíble que por no tener quirófano disponible se postergara la realización de la vitrectomía, estando en riesgo de perder la vista y causar graves daños».

Así, han indicado que el propio dictamen del SAS reconoce que «de lo anteriormente expuesto podemos concluir que el tratamiento del desgarro retiniano gigante sufrido por el paciente no se realizó de forma precoz influyendo en su evolución posterior y pronóstico visual final».

En este sentido, han apuntado que los servicios jurídicos de la asociación 'El Defensor del Paciente' «han acudido a los juzgados al considerar que la cantidad concedida en concepto de indemnización no es correcta, habiendo reducido incluso un 45 por ciento el SAS dicha indemnización por pérdida de oportunidad«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos