Los profesionales del SAS sufren más de tres agresiones diarias en su trabajo

Imagen de archivo de una concentración de repulsa de una agresión. /SUR
Imagen de archivo de una concentración de repulsa de una agresión. / SUR

Málaga es la provincia andaluza que presenta los casos más graves de violencia contra el personal sanitario

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los profesionales del SAS sufrieron el año pasado una media de más tres agresiones diarias, según un informe elaborado por el sindicato de Sanidad de CC OO en el que se analiza la violencia contra el personal sanitario público en los últimos 11 años (2007-2017). Ese estudio evidencia que más del 11 por ciento de la plantilla del SAS ha padecido alguna agresión en esos 11 años, lo que supone un promedio de casi dos y media agresiones diarias en todas las provincias andaluzas. Para hacer frente a la lacra de la violencia en los centros sanitarios, CC OO exige al SAS la creación de un observatorio de agresiones, una idea que el sindicato ha formulado en varias ocasiones sin que se haya tenido en cuenta su propuesta.

La provincia de Málaga es la que ha registrado un mayor número de agresiones en el periodo analizado, al relacionar el número de casos violentos con el de trabajadores. Un 14,51 por ciento de la plantilla de profesionales del SAS en Málaga ha sido objeto de algún tipo de agresión entre 2007 y 2017. CC OO considera que ese hecho está relacionado con «la infradotación sanitaria que tiene la provincia malagueña, lo que agrava la sobrecarga asistencial, que es el principal factor de riesgo de las agresiones al personal sanitario».

Málaga es también la provincia que presenta los casos más graves de agresiones, con 578 agresiones físicas en 11 años. Esa violencia se disparó en 2017 hasta alcanzar casi el 30 por ciento (29,22 por ciento) de todas las agresiones físicas llevadas a cabo contra el personal sanitario en Andalucía. El informe de Comisiones pone de relieve que en la provincia de Málaga, que es en la que más agresiones se producen en relación al número de trabajadores, es donde hay una menor dotación de medios de seguridad, salvo en los timbres en consulta.

CC OO exige a Salud que cree un observatorio de agresiones para erradicar esa lacra

Los más afectados por las agresiones son los médicos (40,05 por ciento), los profesionales de enfermería (34,31 por ciento) y los auxiliar de enfermería (21 por ciento). Estos tres colectivos son los de especial riesgo porque acaparan un 95,36 por ciento de las agresiones en el conjunto del SAS, se indica en el informe.

CC OO recalca que para luchar contra un fenómeno que, en solo 11 años, ha afectado a más de diez mil trabajadores de la sanidad pública en Andalucía, «se requiere una actuación más decidida y más eficiente por parte del SAS, pues desde que se aprobó el Plan de Prevención de Agresiones este no se ha actualizado nunca, ni se ha creado una comisión de seguimiento que evalúe el funcionamiento del mismo».

Entre las actuaciones que pide Comisiones están realizar un mapa de riesgos de agresiones en las respectivas unidades de los centros y estudiar sus características intrínsecas, hacer un estudio comparativo sobre la efectividad de las distintas medidas preventivas que se implantan en las unidades de los centros y establecer grupos de trabajo en los centros sanitarios donde se les dé participación a los profesionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos