Previsión de lluvias durante la Semana Blanca: ¿Qué día lloverá más en Málaga?

Aemet prevé que el grueso llegue entre el miércoles y el viernes, cuando se pueden acumular más de 100 litros por metro cuadrado

IGNACIO LILLOMálaga

Los embalses están en estos últimos días de febrero en su peor nivel de la última década. El acumulado apenas llega a los 205 hectómetros cúbicos, justo la mitad de la media del periodo 2008-2018, según los datos aportados por la Red Hidrosur de la Consejería de Medio Ambiente. Por suerte para las reservas, la semana blanca será, si se cumplen los pronósticos, el periodo más húmedo del invierno en Málaga. Aemet prevé más de cien litros por metro cuadrado en la capital, y hasta el doble en puntos de la provincia. Pero el periodo no será uniforme, sino que una sucesión de frentes barrerá el territorio, por lo que habrá momentos de mucha intensidad, intercalados con otros de claros.

Según apunta el director del Centro Meteorológico de Aemet en Málaga, José María Sánchez-Laulhé, una primera oleada de precipitaciones pasará, y durante el martes y buena parte del miércoles no se esperan más que chubascos leves.

A última hora del miércoles entrará el siguiente, esta vez sí, con carácter «importante». ¿Qué significa? Pues nada menos que la posibilidad de que se acumulen hasta el lunes siguiente unos 100 litros por metro cuadrado en la capital, más en otros puntos, sobre todo en la parte occidental. Esta cifra equivale a una quinta parte de precipitación media anual, y la situación es muy favorable a que se produzca y que sea generalizada.

Pero este largo periodo tampoco será uniforme. El sábado se prevé un paréntesis (sujeto esto a la probabilidad de que los frentes se adelanten o se atrasen en el tiempo). Por último, entre el domingo y el lunes volverá a precipitar, y lo hará además acompañado de mucho viento, sobre todo en zonas altas.

A partir de ese momento, esto es, a principios de la semana siguiente, es posible incluso que la inestabilidad se prolongue, aunque todavía es pronto para ver la evolución a tantos días de distancia.

El invierno ha sido hasta ahora muy seco, con un acumulado de apenas 60 litros por metro cuadrado en el aeropuerto desde el 1 de diciembre. A estas alturas, lo normal es que se hubieran recogido 217, esto es, casi cuatro veces más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos