Las playas de Málaga se tiñen de naranja por las huevas y las algas

Bañistas pasean junto a una de las manchas naranjas que han aparecido en las playas. / Foto: A. Cabrera Vídeo: E. Cabezas

El fenómeno es de origen natural, no afecta a la salud de los bañistas y se disipará previsiblemente a lo largo de esta semana

IGNACIO LILLO y EUGENIO CABEZASMálaga

Las instituciones y la comunidad científica siguen sin ponerse de acuerdo sobre el origen de las grandes manchas de color naranja que aparecen de forma recurrente en el rebalaje de Málaga casi cada verano, como está ocurriendo de nuevo desde el pasado domingo, y que ayer afloraron con mayor intensidad en numerosos puntos del litoral. Para el Ayuntamiento de Málaga se trata de concentraciones de huevas de sardina y boquerón; mientras que el Aula del Mar ve más bien un tipo de microalgas, aunque podrían estar también mezcladas con huevos de pescado.

La Junta descarta una marea roja

La Delegación de Medio Ambiente de la Junta descartó ayer desde el primer momento que el fenómeno sea una marea roja, lo que habría obligado a cerrar el caladero de moluscos. Al contrario, la pesca sigue estando autorizada, según informó este departamento y se descarta cualquier problema para la salud.

Las mareas rojas y pardas pueden dar lugar a problemas de toxicidad ya que algunas especies sintetizan toxinas. Estas se acumulan en animales filtradores y pueden pasar al ser humano al comerlos. Por esta razón se hace una vigilancia permanente de estos productos antes de que se comercialicen, y es frecuente que haya que suspender varias veces al año su comercialización.

En el caso actual, se trataría, según el responsable del Aula del Mar, de otro tipo de microalga con esa coloración, que se origina por las corrientes y la temperatura, pero inocua para otras especies.

El caso es que ayer los bañistas de buena parte de la costa más próxima a la capital, desde Rincón de la Victoria hasta Torremolinos, pasando por La Misericordia, avisaron de la presencia de unas grandes y llamativas manchas naranjas en el agua del mar, junto a la orilla. La primera opción que se planteó fue la de una posible marea roja (de algas que contienen toxinas), que habría supuesto el cierre de los caladeros de moluscos. Fuentes de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta descartaron esta posibilidad y negaron que se hubiera decretado la prohibición de pescar.

Galería de imágenes

Posteriormente, la concejala de Playas del Ayuntamiento de Málaga, Teresa Porras, explicó que se había analizado el agua de la playa de La Misericordia y que se trataba de grandes concentraciones de huevas, previsiblemente de boquerón y sardina, algo que es natural y se produce con frecuencia en el inicio del verano. Por ello, se decidió mantener las playas como aptas para el baño. La Delegación de Medio Ambiente del Gobierno andaluz fue informada de esta decisión.

Bandera roja en Rincón

La situación más llamativa se produjo en Rincón de la Victoria, donde en la práctica totalidad de los cerca de ocho kilómetros de playas con los que cuenta el municipio ondeó durante alrededor de una hora, entre las 14.00 y las 15.00 aproximadamente, la bandera roja (prohibido el baño), debido a la llegada masiva de estas manchas. Así lo explicó a SUR el concejal delegado de algunas de las competencias de playas, José María Gómez ‘Pepín’ (PA), quien detalló que tras contactar con responsables de la Junta de Andalucía decidieron, en un primer momento, colocar esta señal y prohibir el baño hasta que se confirmó el tipo de microorganismos, y se izó la bandera amarilla de precaución.

El Aula del Mar pide no retirarlas por si hay huevas, para que los peces se reproduzcan

Este municipio comenzó ayer a trabajar en la disolución de las manchas naranjas con la ayuda de los barcos quitanatas. Según el edil, no es una sustancia peligrosa, pero en contacto abundante y prolongado con la piel puede producir una reacción alérgica y urticante, como le ocurrió a varios bañistas, según su testimonio. «Estamos intentando disolverla con los dos barcos quitanatas que tenemos de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía», puntualizó Gómez, quien pidió «tranquilidad» a los bañistas y vecinos e insistió en que se trata de «un fenómeno natural, propio de la evolución del ecosistema marino». «Parece ser que ayer (el lunes)se detectó ya en la zona de El Candado», apostilló el concejal.

Diferente versión ofreció ayer Juan Jesús Martín, director del Aula del Mar, quien coincidió en que se trata de algo natural y no un vertido, aunque puso de relieve que esta no es la época de cría de la sardina, mientras que el boquerón pone unos huevos translúcidos. «Pueden ser microalgas rojizas y marrones, que puede estar mezclada con puestas de otras especies. Otros años también se ha formado y luego desaparecen solas». Según este experto no son perjudiciales para los bañistas a nivel general, salvo que alguien pueda ser más sensible. «Es suficiente con no bañarse junto a las manchas», comentó.

En cualquier caso, dado que puede haber huevas mezcladas con las algas, el biólogo reclamó no retirarlas con los barcos quitanatas sino dejarlas estar, para dejar que los peces se reproduzcan.

Fotos

Vídeos