Piden tres años para un conductor ebrio que ofreció 20 euros a unos guardias para que no lo multaran

Imagen de archivo de un test de alcoholemia. /
Imagen de archivo de un test de alcoholemia.

La Fiscalía lo considera autor de delitos de cohecho y contra la seguridad vial, por los que solicita además una multa de 14.400 euros

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Cuando supo que había dado positivo, y le informaron de que debía esperar para que instruyeran diligencias contra él, decidió buscar un atajo y ofreció 20 euros «en repetidas ocasiones» a los guardias civiles que lo pararon para evitar que lo denunciaran. Esta es al menos la conclusión a la que llega la Fiscalía de Málaga, que pide para el conductor una pena de tres años y medio de cárcel al considerarlo autor de un delito contra la seguridad vial y cohecho.

Los hechos sucedieron el 29 de octubre de 2014, sobre la una y media de la madrugada. El acusado, un ciudadano húngaro de 65 años, circulaba «de forma irregular» al volante de un coche de la marca Mercedes por la autovía A-7 a su paso por el término municipal de Marbella. Una patrulla de la Guardia Civil se cruzó con él y, debido a su extraña forma de conducir, le dio el alto y lo interceptó.

Los agentes, ante los «evidentes síntomas» de la ingesta de bebidas alcohólicas, le realizaron la prueba con un etilómetro evidencial, que dio un resultado positivo. Cuando los guardias civiles le dijeron que, por la tasa que había dado, debía esperar para instruir diligencias, el acusado presuntamente les ofreció varias veces 20 euros «para que lo dejaran marcharse del lugar, ofrecimiento que no fue aceptado por los agentes», relata la fiscal en su escrito de conclusiones.

El acusado, al que sorprendieron conduciendo de forma irregular, triplicó el límite de alcohol permitido

Posteriormente, cuando le hicieron la prueba con un etilómetro de precisión, el conductor arrojó, en una primera comprobación, la tasa de 0,79 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, y de 0,81 en la segunda medición. El límite genérico para la mayoría de conductores (salvo profesionales y noveles) es de 0,25 miligramos de alcohol.

Para la representante del Ministerio Público, el acusado circulaba «bajo la influencia de una intoxicación etílica contraída con anterioridad que, por la merma de reflejos que provoca, le impedía la conducción en las debidas condiciones de seguridad».

Dos años sin carné

Por ello, pide una pena de nueve meses de multa por el delito contra la seguridad vial, a razón de una cuota diaria de 20 euros, lo que suma una cantidad de 5.400 euros, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor durante un periodo de dos años.

Sin embargo, por lo que sí solicita prisión la fiscal es por el presunto delito de cohecho –el intento de soborno a los agentes con 20 euros para que no lo denunciaran–, infracción para la que pide una pena de tres años y seis meses de cárcel, así como una multa de quince meses, con la misma cuota que en el anterior delito, lo que suma otros 9.000 euros. En total, 14.400 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos