Plan de la Junta para que los ayuntamientos hagan 3.700 nuevos contratos en Málaga

Plan de la Junta para que los ayuntamientos hagan 3.700 nuevos contratos en Málaga

El Programa Extraordinario de Ayuda a la Contratación repartirá 6,6 millones entre 102 consistorios

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

102 de los 103 ayuntamientos de la provincia se repartirán 6,6 millones del Programa Extraordinario de Ayuda a la Contratación del 'Decreto Ley de medidas extraordinarias y urgentes para la inclusión social a través del empleo y el fomento de la solidaridad en Andalucía', según ha anunciado hoy el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo. Este programa ya ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) con la relación de ayuntamientos participantes, así como las cuantías asignadas a cada uno de ellos.

Con este plan de empleo extraordinario se pretende realizar en la provincia de Málaga más de 3.700 contratos, que serán gestionados por los consistorios. En este sentido, Ruiz Espejo ha destacado la cuantía destinada al Ayuntamiento de Málaga, que percibirá un tercio del presupuesto destinado a toda la provincia, con 2,1 millones, lo que podría suponer más de 815 contratos en la capital malagueña.

El delegado del Gobierno ha asegurado que estas ayudas “permitirán favorecer la inclusión social y paliar las situaciones de necesidad derivadas de la dificultad de acceso al mercado laboral para personas en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo, lo que desde luego supone una prioridad absoluta para la Junta de Andalucía”.

Para Ruiz Espejo este programa “refuerza el compromiso y la estrecha colaboración de la Junta de Andalucía con las administraciones locales, institucionales fundamentales en el desarrollo de los servicios sociales en nuestra provincia”.

Por su parte, la la delegada territorial de Igualdad, Ana Isabel González, ha explicado que el Programa de Ayuda a la Contratación recoge ayudas extraordinarias a las corporaciones locales para la contratación de personas desempleadas y en riesgo de exclusión social, por un periodo de entre 15 días y tres meses, para el desarrollo de actividades de interés para la comunidad. Se trata de un programa que a nivel regional está dotado con 40 millones de euros y que persigue combatir las situaciones de exclusión social que, con motivo de la crisis económica, se están dando en muchos hogares.

Con esta motivación, en la adjudicación de los contratos se dará prioridad a las unidades familiares con todos sus miembros en paro, las familias numerosas de las que formen parte menores de edad, las personas con discapacidad o en situación de dependencia y a las familias monoparentales y víctimas de violencia de género con hijos a cargo.

Fotos

Vídeos