Un nuevo accidente eleva a tres los motoristas fallecidos en sólo cuatro días

Un nuevo accidente eleva a tres los motoristas fallecidos en sólo cuatro días

Un hombre de 50 años pierde la vida al sufrir una caída en Málaga capital, sumándose a los otros dos varones accidentados el jueves en la Serranía

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El comienzo de año está siendo especialmente trágico en las carreteras de la provincia, que en apenas cuatro días se han cobrado la vida de tres motoristas. A este negro balance de fallecidos sobre dos ruedas en lo que va de 2018 se suman otros dos en sendos accidentes ocurridos a finales de diciembre. Además, se da la circunstancia de que en los cinco siniestros no se vieron implicados otros vehículos, tratándose en todos los casos de fatalidades fortuitas. El último accidente se produjo la madrugada de ayer en la capital malagueña, donde un varón de 50 años murió al sufrir una caída con la moto que conducía por el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso.

Varios particulares comunicaron al 112 el suceso, ocurrido en torno a la 1.00 horas a la altura de El Morlaco. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local y del servicio de emergencias sanitarias, aunque no pudieron hacer nada por la vida de la víctima. Por el momento, se desconocen las causas y circunstancias del accidente, aunque desde el 112 apuntan a una caída fortuita.

También se trata de determinar qué le ocurrió al hombre de 32 años y vecino de la localidad gaditana de Castellar de la Frontera que el pasado jueves perdió la vida cuando circulaba por la MA-7401 poco antes del desvío a la Cueva del Gato, en el término municipal de Benaoján. El joven, que conducía una moto de gran cilindrada, se salió de la carretera por el margen derecho en una curva sobre las 15.30 horas. Cuando llegaron los servicios sanitarios trataron de reanimarlo, pero todos sus esfuerzos fueron en vano.

Dos víctimas en la A-366

Tampoco se pudo hacer nada por salvar al otro varón que ese mismo día, en torno a las 12.45 horas, falleció en la A-366 a su paso por El Burgo. El hombre, de 60 años y de nacionalidad alemana, viajaba integrado en un grupo de motoristas que habían salido de excursión. De repente, en un tramo casi recto perdió la trazada y se salió de la vía por la izquierda.

En esa misma carretera –muy habitual en la rutas paisajísticas de moteros– aunque en el tramo comprendido entre Yunquera y Alozaina, también falleció otro hombre de unos 50 años el pasado 17 de diciembre y, como en los anteriores accidentes citados, tampoco se encontraron indicios de la implicación de otros vehículos. La quinta víctima en estas tres semanas negras fue otro motorista de 38 años que falleció en la capital tras sufrir una caída el pasado viernes 22 de diciembre. Tras el aviso del centro de emergencias, efectivos de Policía Local y del 061 acudieron al lugar –la avenida de Blas Infante–, aunque los sanitarios únicamente pudieron confirmar el fallecimiento del conductor.

Trágico 2017

El mal comienzo de año en las carreteras malagueñas, con tres víctimas mortales en la primera semana, se une a un recién acabado 2017 que ha dejado el peor balance de tráfico desde 2010, con un incremento del 26% en el número de fallecidos. A lo largo de los últimos doce meses, un total de 39 personas perdieron la vida en siniestros viales. Más de un tercio (16) viajaban en moto, según los datos recabados por la Dirección General de Tráfico. Ante esta tendencia, la DGT ha convertido a las dos ruedas en su principal caballo de batalla en 2018.

Estas 39 víctimas suponen ocho más que en 2016 –que ya fue malo– y suponen el peor dato desde 2010 (49). También está muy cerca 2011 (33). En cambio, todos los años comprendidos entre estos dos han estado entre 20 (que fue el mínimo, en 2014) y 30, una tendencia que se ha roto en los dos últimos ejercicios. Además, las muertes en moto van en aumento (el año pasado fueron diez).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos