La nieve cubre el interior de Málaga el día de Reyes en la jornada más fría del año

Un manto blanco cubrió el municipio axárquico de Alfarnate. /Eugenio Cabezas
Un manto blanco cubrió el municipio axárquico de Alfarnate. / Eugenio Cabezas

La lluvia deja hasta 35 litros por metro cuadrado y da un leve respiro al campo, aunque apenas se nota en los embalses

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Dice el refrán: año de nieves, año de bienes; y si el dicho es bueno, 2018 ha empezado con buen pie, al menos en lo que respecta a la meteorología. El esperado frente barrió finalmente la provincia durante la madrugada del día de Reyes y dejó a su paso un suave manto blanco, además de lluvias generalizadas y, por momentos, moderadas. Hasta 35 litros por metro cuadrado se acumularon en puntos del interior, sobre todo en la zona más cercana a la provincia de Cádiz (en Grazalema se recogieron 80 en unas pocas horas); y casi 33 en Nerja, según los datos de la Red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente; y del Centro Meteorológico de Aemet. El aguacero apenas sirvió para dar un leve respiro al campo, aunque apenas se dejó notar en los embalses.

Para los turistas, la nevada fue un atractivo añadido. Muchas familias dedicaron el día a disfrutar de la nieve. En el acceso a la Sierra de las Nieves por San Pedro hubo una notable afluencia de visitantes. / Vanessa Melgar

En cuanto a la nieve, cayó de forma débil en la Serranía de Ronda, en El Torcal de Antequera, en las cotas más altas de la Axarquía y en municipios como Yunquera, Alfarnate, Archidona y Villanueva del Trabuco, entre otros. Hidrosur contabilizó 1,7 milímetros en la sierra de Los Reales y 0,40 en Ronda. En la A-45 (Las Pedrizas) y en varias carreteras del interior hubo dificultades para circular durante parte de la mañana. En el principal acceso a la capital desde Antequera, una copiosa nevada a primera hora obligó a restringir el tráfico a un solo carril a la altura del kilómetro 115; pero los copos no cuajaron y una hora después se restableció la normalidad, sin necesidad del uso de máquinas ni de cadenas para circular. El acceso a El Torcal quedó cortado, como es habitual en estos casos. Aunque algunos malagueños y turistas aprovecharon la jornada festiva para subir a jugar y a hacerse fotos con la nieve, no se registraron problemas de circulación, según fuentes del Centro de Gestión del Tráfico de Málaga.

El Torcal, uno de los puntos donde cuajó la nieve.
El Torcal, uno de los puntos donde cuajó la nieve. / Antonio Guerrero

Con estos mimbres, lo que sí se dejó notar con más intensidad fue la bajada de temperaturas, especialmente en el litoral, donde hasta entonces habían sido más altas. En Málaga, ayer se pasó bruscamente de los más de 20 grados que se habían disfrutado durante todas las navidades, a sólo 14 (que hasta ahora había sido la mínima nocturna). En Antequera y Ronda el mercurio no pasó de los 8-9 grados.

El Puerto del Viento, en la Sierra de las Nieves.
El Puerto del Viento, en la Sierra de las Nieves. / Vanessa Melgar

Sin salir de la capital, finalmente el viento no arreció con la fuerza que se esperaba, y la única nota destacada fue el aguacero que se produjo hacia las 9.00 de la mañana. En el Aeropuerto se acumularon unos 12 litros por metro cuadrado; 11 en El Atabal y 9 en el Palacio de la Tinta, según los registros de Hidrosur y Aemet.

¿Dónde hay nieve?

En Antequera, los Reyes Magos dejaron el que los vecinos valoraron como «el último regalo»: nieve desde el Nacimiento de la Villa (el manantial del que la ciudad se abastece de agua) hasta El Torcal. La continua lluvia de la madrugada se convirtió en nieve y a media mañana ya fue necesario cortar el tráfico a la altura de la Boca del Asno, ya que a este fenómeno se sumó el hielo y el riesgo de niebla. A las 10.35 horas también cayeron copos en el casco urbano, pero no llegó a cuajar, aunque sí dejó una bonita estampa con la sierra nevada al fondo. Después de intercambiar los regalos, muchos antequeranos fueron hasta donde el coche les permitía para jugar y hacer muñecos de nieve.

Del mismo modo, en la Serranía de Ronda, el manto blanco cubrió las zonas más altas. Incluso hizo acto de presencia en los alrededores de la ciudad del Tajo, aunque los copos no llegaron a cuajar en el casco urbano. En el parque natural de la Sierra de las Nieves, en los accesos por las carreteras de San Pedro Alcántara y El Burgo a Ronda hubo una importante afluencia de malagueños y turistas, que aprovecharon el Día de Reyes para ver la nieve en parajes como el Puerto del Viento. En cambio, no cuajó en municipios como Cuevas del Becerro, donde la esperaban con ilusión. En las carreteras de Ronda a San Pedro y El Burgo se podía circular aunque en ambos casos con mucha precaución.

También Archidona y su Sierra de Gracia, así como la cercana localidad de Villanueva del Trabuco amanecieron cubiertas de blanco. Las bajas temperaturas de la noche hicieron que la nieve cuajara y que se quedara en las calles del casco urbano, en algunos casos, hasta pasado el mediodía. En las zonas altas del municipio, así como en la serranía, permaneció compacta, ya que las temperaturas no llegaron a subir demasiado.

Por otra parte, los responsables de la gestión del Caminito del Rey cerraron el acceso al público desde primera hora de la mañana. «Debido a las inclemencias y el desprendimiento de rocas, por la seguridad de los visitantes se ha determinado el cierre», afirmó la empresa en un comunicado. Cuando las condiciones meteorológicas no acompañan, es habitual que el acceso al paraje se restrinja por prevención.

Las bajas temperaturas se imponen durante la semana

Como ya anunció el Centro Meteorológico de Aemet, tras el paso del frente lo que ha quedado es una importante bajada de las temperaturas. Para hoy, la predicción apunta a cielos con intervalos nubosos, sin descartar precipitaciones débiles y ocasionales por la tarde. La cota de nieve estará entre 600 y 800 metros, con heladas débiles en el interior. En la capital, la máxima será de 14 grados y la mínima, de sólo 6. En Marbella marcará 14/9 y 15/7 en Vélez-Málaga. El invierno mostrará su cara más cruda en Ronda, con siete de máxima y un grado negativo por la noche; y en Antequera, donde se espera 8/0.

Esta será la tónica durante toda la semana en la provincia, con máximas de 15-16 grados en la capital. Además, es probable que las precipitaciones regresen entre el martes por la tarde y el miércoles.

Las dos localidades más altas de la provincia, Alfarnate y Alfarnatejo, en la Alta Axarquía, recibieron una copiosa nevada durante unas dos horas, entre las 10.00 y las 12.00 horas. Las bajas temperaturas hicieron que el manto blanco se mantuviera durante toda la jornada, dejando estampas invernales y el mejor regalo de Reyes en una comarca que acumula cuatro años de sequía y mira con resignación como su principal industria, los subtropicales, tienen un futuro incierto si sigue sin llover. Decenas de personas no quisieron dejar pasar la oportunidad de disfrutar de esta primera gran nevada del año en las cimas de la comarca oriental y acudieron a ambos municipios para disfrutar del espectáculo blanco, fotografiándose y jugando a hacer muñecos.

El Caminito del Rey tuvo que cerrar ayer por las lluvias y el riesgo de desprendimientos

En las principales carreteras de acceso a ambas localidades actuaron máquinas quitanieves, echando sal, por lo que no fue necesario el uso de cadenas. En Alfarnate, a 920 metros de altitud, se alcanzaron los cinco centímetros de espesor. Las cimas más altas del parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama también se cubrieron de blanco.

Corte del tren a Sevilla

Los agricultores de subtropicales de la comarca oriental esperan que las lluvias y la nieve ayuden a aumentar las maltrechas reservas del pantano de La Viñuela, que está a apenas un 22 por ciento de su capacidad. Desde el pasado 1 de diciembre la Junta recortó el agua asignada para riego en un 60 por ciento, limitando a 10 hectómetros cúbicos los recursos para todo el año hidrológico, hasta el próximo 30 de septiembre, de los que ya se han consumido la mitad.

Sólo fue necesario el uso de máquinas quitanieves para acceder a Alfarnate

Por otra parte, las fuertes precipitaciones obligaron a interrumpir el tráfico ferroviario entre Sevilla y Málaga sobre las 15.00 horas. Ocurrió de nuevo como hace apenas un mes en el término municipal de Arahal, a causa de la acumulación de agua en la vía, según informaron a Efe fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). La circulación se cortó entre El Sorbito y Arahal, en la línea de Utrera a Fuente de Piedra, zona donde descarriló un tren de pasajeros el 29 de noviembre, en un accidente causado también por unas intensas lluvias y en el que se produjeron 37 heridos, dos de ellos graves. Los pasajeros fueron transbordados a primera hora de la tarde en autobús a sus trayectos para terminar el viaje, según las mismas fuentes.

En esta información han participado: Eugenio Cabezas, Vanessa Melgar, Antonio J. Guerrero y Fernando Torres.

Vídeo. La nieve en la Serranía de Ronda

La nieve en Cartaojal (Antequera)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos