Los municipios sin deuda piden al Gobierno ampliar el techo de gasto

Ayuntamiento de Mijas. /I. G.
Ayuntamiento de Mijas. / I. G.

Mijas y Benahavís argumentan que el estado de sus cuentas bancarias permitiría afrontar otro tipo de inversiones como la contratación de personal

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

A pesar de que el Ministerio de Hacienda abrirá algo más la mano para aquellos municipios que hayan tenido superávit en sus cuentas, los consistorios que se encuentran en esta situación pero que además tienen una deuda cero y dinero en sus cuentas bancarias hacen sus peticiones, que pasan por la contratación de nuevo personal o por la posibilidad de afrontar inversiones que no sean consideradas financieramente sostenibles.

De entre todos estos ayuntamientos, el de Benahavís disfruta de una condición excepcional entre todos los municipios españoles. No en vano, es el consistorio más saneado del territorio nacional, un hecho que se produce debido a los ingresos que incorpora a sus arcas en materia urbanística. Según fuentes consultadas, acumula en su remanente de tesorería o superávit más de 76 millones de euros (76,2 en concreto), que sin embargo no puede invertir en la totalidad porque supondría incumplir con el techo de gasto que impone el Ministerio de Hacienda y que limita la capacidad inversora de los consistorios con saldo positivo en sus cuentas de tesorería a unas cantidades previamente estipuladas en función de sus presupuestos.

De esta manera, sólo puede gastar una media de 1,5 millones por ejercicio cuando su superávit es muchísimo más alto. Hace unos días, el alcalde del municipio, José Mena, confirmó que su Ayuntamiento destinaría estas cantidades o bien a contratar a más empleados –el municipio tiene una plantilla total de 125 trabajadores y sólo un funcionario en el departamento de contratación– «o bien a poner en marcha una gran obra para Benahavís», que podría traducirse en una piscina cubierta de la que carece el municipio cuya construcción ascendería a seis millones de euros y a «adecentar las dependencias de la Policía Local».

Benahavís es el municipio que más dinero acumula en sus cuentas, aunque no es el caso más llamativo de la provincia. Mijas, que cuenta con casi 90.000 habitantes (es el tercer municipio de Málaga), también cuenta con una deuda cero y algo menos de 70 millones de euros en sus cuentas bancarias.

Tal como ha señalado en varias ocasiones el alcalde, Juan Carlos Maldonado, consideran imprescindible que el Ministerio «abra la mano» para poder, especialmente, contratar nuevo personal.

La principal carencia en este capítulo está en la recaudación municipal. Ésta deja deja de cobrar una media de 5 millones de euros todos los años por falta de trabajadores, ya que debido a la nula tasa de reposición no se puede cubrir las jubilaciones o las bajas. No en vano, un estudio de la Tesorería cifra en unas 40 contratataciones las necesarias para, por otro lado, recaudar más dinero para las arcas públicas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos