Municipios de Málaga piden al Gobierno ayudas por los daños de temporales valorados en 7,5 millones de euros

El socavón en el val de acceso a Pujerra tras la tromba de 2015 fue reparado por el Ayuntamiento
El socavón en el val de acceso a Pujerra tras la tromba de 2015 fue reparado por el Ayuntamiento / VM

El Estado financiará con dos años de retraso hasta el 50% de la reparación de los destrozos en infraestructuras públicas que causaron las riadas del otoño de 2015

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Socavones en carreteras, tuberías de abastecimiento rotas, muros caídos, caminos intransitables, equipamientos inundados,... Esos fueron los principales daños que causaron los distintos temporales que sacudieron la provincia en el otoño de 2015. La mayoría de los destrozos, fundamentalmente los de infraestructuras básicas para la población como carreteras o redes hídricas, fueron reparados con los limitados recursos de los ayuntamientos y la colaboración de la Diputación en los municipios más pequeños, pero por mucha agilidad que se diera el Gobierno central para aprobar un paquete de ayudas para paliar estos daños valorados en 7,5 millones en ocho municipios, la realidad es que no será hasta dos años después cuando las localidades afectadas por aquellas riadas empezarán a recibir el dinero prometido.

Aún se desconoce la cuantía a percibir, sobre todo porque la partida liberada por el Ministerio de Hacienda es de 19,7 millones para atender las incidencias que ese otoño padecieron el sur y este peninsular (el decreto incluye las provincias de Granada, Almería, Murcia, Valencia y Gerona) y las islas Canarias. Pero también porque a lo máximo que pueden aspirar es al 50% del coste de la reparación o restitución de infraestructuras, equipamientos, instalaciones y servicios de titularidad municipal.

El plazo de un mes para poder concurrir a esta convocatoria se cerró el 11 de agosto y finalmente han sido siete los ayuntamientos que se han acogido (Alhaurín de la Torre, Torremolinos, Igualeja, Pujerra, Júzcar, Cortes de la Frontera y Sayalonga), después de que los otros ocho que inicialmente estaban incluidos lo hayan desestimado o hayan sido excluidos. ¿Por qué? Estepona y Casares argumentan que pese a figurar en el ámbito de aplicación del decreto no se vieron afectados, Manilva porque ya lo han arreglado por su cuenta, Arenas y Jubrique porque al exigirse el compromiso de financiar el 50% restante no les compensa reparar todos los daños y les basta con una actuación parcial, y Algarrobo porque el vial por el que se presentaron inicialmente no es municipal. Por último, Ronda y Genalguacil aseguran haberlo solicitado, pero no figuran en la relación facilitada a este periódico por la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno en Málaga, que no explica los motivos.

Las ayudas

El decreto
El Consejo de Ministros aprobó el 30 de octubre de 2015 un paquete de medidas urgentes para reparar los daños que los temporales provocaron en el sur y este peninsular y en las islas Canarias, que posteriormente se amplió para dar cobertura a todas las incidencias de ese otoño. En junio de 2016, el Ministerio de Hacienda dio luz verde a un crédito de 19,7 millones, que un mes después fue ratificado por el Consejo de Ministros. El objetivo de estabilidad presupuestaria impidió la liberación de estos fondos y ha frenado hasta ahora la convocatoria
Municipios de Málaga incluidos en el decreto
Alhaurín de la Torre, Torremolinos, Igualeja, Pujerra, Cortes de la Frontera, Júzcar y Sayalonga han formalizado la solicitud. Estepona, Ronda, Manilva, Casares, Jubrique, Genalcuacíl, Arenas y Algarrobo se han quedado fuera por distintos motivos
Obras a financiar
El Gobierno subvencionará hasta el 50% de la reparación de infraestrucuras, equipamientos, instalaciones y servicios de titularidad municipal
Han colaborado en esta información
Vanessa Melgar, Eugenio Cabezas, Alberto Gómez y Charo Márquez

En su conjunto, los municipios que sí que han entrado lo han hecho formalizando vía telemática un total de 93 solicitudes para costear actuaciones valoradas en unos 7,5 millones. Por volumen, destaca sobremanera Alhaurín de la Torre, que pretende conseguir la mitad de los cerca de 7 millones de euros que se llevan un total de 82 obras de urbanización y de reparación de canalizaciones de agua (la mayoría ya ejecutadas). La relación de incidencias las remitió la misma mañana del jueves a la Subdelegación del Gobierno. Prácticamente sobre la bocina también hizo lo propio el Consistorio de Torremolinos, que aspira a que el Gobierno cofinancie los 330.000 euros que costaron los trabajos realizados. La tromba de agua afectó con virulencia a la urbanización Aldeamar, en Los Álamos, donde llegaron a registrarse casi cuarenta litros por metro cuadrado. Las tareas efectuadas por el Ayuntamiento se centraron en la limpieza y el mantenimiento del arroyo Ceuta, que permaneció obstruido durante horas y cuyo desbordamiento invadió la mencionada urbanización.

Al margen de Sayalonga, que solicita 21.700 euros por los desprendimientos en varios viales, el resto de municipios afectados se encuentran en el Valle del Genal, donde la mayoría de las incidencias se registraron en caminos públicos y captaciones de agua. Júzcar, Igualeja y Cortes han presentado una relación de daños por unos 20.000 euros cada uno. Mayor es la cuantía que pide Pujerra, que fue el municipio más perjudicado por la tromba registrada en octubre de 2015, en la que en apenas 24 horas cayeron 318 litros por metro cuadrado en el que ha sido el peor temporal sufrido en este pueblo desde 1989. Los daños se valoraron en 600.000 euros, pero no todos tienen cabida en estas ayudas, por lo que se solicitan 113.000 euros para tres actuaciones en caminos y la red de abastecimiento y saneamiento. El Ayuntamiento, con sus escasos recursos, pudo reparar lo más prioritario, como un enorme socavón en la carretera de acceso a la localidad, pero no el resto. De ahí que esperen como agua de mayo la concesión de estos fondos estatales que se han hecho esperar más de la cuenta. Primero por la parálisis que supusieron los diez meses que el Gobierno estuvo en funciones con dos elecciones generales de por medio (diciembre de 2015 y junio de 2016) y luego por el cierre del ejercicio en julio del año pasado para asegurar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Una vez registradas las solicitudes, la Subdelegación del Gobierno tiene dos meses para verificar el cumplimiento de los requisitos establecidos, y tras el informe de la comisión de asistencia, remitir a la Dirección General de Relaciones con las Comunidades Autónomas y Entes Locales la relación cuantificada de los proyectos valorados susceptibles de recibir subvención. A partir de ahí, la intención es que el dinero sea transferido antes de que acabe el año. Eso sí, después de acreditar que el ayuntamiento de turno no tiene deudas con Hacienda ni la Seguridad Social.

Alhaurín exige el arreglo de un puente

El puente de San Joaquín de Alhaurín de la Torre lleva cortado desde diciembre del año pasado por las lluvias torrenciales. En estos nueve meses, el alcalde, Joaquín Villanova, ha solicitado varias veces por escrito y verbalmente a la Junta de Andalucía (que es la competente al tratarse de una vía pecuaria) el arreglo de esta infraestructura que comunica varias barriadas rurales con el casco urbano y los polígonos. Incluso hay instalado un cartel que acusa a la Administración regional de no cumplir con los ciudadanos. Sin embargo, nada ha cambiado en estos nueve meses. «Si de nosotros dependiera, ya habríamos actuado y arreglado los desperfectos, como hemos hecho con el 90% de las infraestructuras dañadas por las lluvias de los últimos años», afirma Villanova, quien reclama a la Junta «que se digne a hacer sus deberes».

Fotos

Vídeos