La mitad de la morosidad en las comunidades de vecinos corresponde a segundas viviendas

La mitad de la morosidad en las comunidades de vecinos corresponde a segundas viviendas

La deuda ha descendido en el último año un 8%, hasta llegar a los 60,4 millones de euros; de los que el 20% sigue correspondiendo a los bancos

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

El hecho de que la provincia de Málaga sea una referencia indiscutible en el mercado de las segundas residencias tiene un efecto directo en las cantidades que adeudan tanto bancos como personas físicas a sus comunidades de vecinos. De hecho, cerca de la mitad de la deuda total (60,4 millones de euros en 2016, un 8% que el año anterior) está localizada en la zona de la costa del sol occidental (49%), cuyo parque inmobiliario está reservado de una manera importante a la segunda residencia. El segundo y el tercer puesto en este ranking de morosos recaen en Málaga capital (23%) y en la Axarquía (21%).

Así lo ha confirmado esta mañana el presidente del colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, Fernando Pastor, quien no obstante se ha mostrado “satisfecho” por los niveles que se alcanzaron el año pasado y que se sitúan en un límite inferior al del año 2012. Pastor ha presentado esta mañana en la sede colegial el informe con los datos de morosidad correspondientes a 2016, y en este escenario la deuda de los bancos vuelve a tener una relevancia importante. En este sentido, los datos revelan que la reducción de la deuda se sigue apoyando fundamentalmente en las cantidades que deben las entidades bancarias. A juicio de los administradores de fincas, “las gestiones realizadas por empresas contratadas por los propios bancos han permitido rebajar, en este segmento, las cifras un 12% hasta los 12,1 millones de euros”, es decir, el 20% del total de la deuda a las comunidades de vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos