«Somos la mitad de barcos de hace 10 años y con los límites habrá escasez de pescado»

Un marinero de un barco de arrastre clasifica las capturas antes de desembarcar en la lonja. /Agustín Peláez
Un marinero de un barco de arrastre clasifica las capturas antes de desembarcar en la lonja. / Agustín Peláez

El sector pesquero malagueño advierte de que el plan de Europa dañará «de muerte a la flota de arrastre» y destruirá empleo

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

«Si Europa se sale con la suya y termina implantando los nuevos límites de pesca en el Mediterráneo, que sepa la gente que empezará a escasear el pescado fresco de nuestro litoral en Málaga». Así lo asegura el sector del arrastre en la provincia y armadores como Rafael Haro, cuarta generación de una familia de pescadores de Fuengirola, para quien las medidas propuestas por Bruselas «van a terminar con los arrastreros». En la provincia también se conocen a las embarcaciones de este arte como bacas. Lo mismo mantiene la patrona mayor de Caleta de Vélez, María del Carmen Navas, que ha recordado que la flota de arrastre de la provincia se ha reducido a la mitad en diez años, de manera de cerca de unas 60 embarcaciones se ha pasado a sólo 36. Según Navas, si tal y como pretende Europa se siguen limitando el horario y los días de pesca de estos barcos, lo lógico que es haya menos capturas y por consiguiente «haya escasez de pescaíto en nuestras mesas».

Más...

El arrastre es una flota que pesca una amplia variedad de especies, ya no sólo salmonetes de roca, merluza y cigalas, que son las que Europa quiere proteger y aumentar con los nuevos límites de pesca en el Mediterráneo, sino también chopitos, chopos, pulpo, toritos, gamba blanca, bacaladilla, jureles o besugos, entre otras. «Hay días que podemos capturar hasta 15 especies diferentes y todas ellas se identifican como el típico pescaíto malagueño que tanta fama nos da y del que tanto presumimos», ha señalado Haro, que atribuye gran parte de la disminución de las poblaciones de las especies demersales que quiere recuperar la UE a los vertidos de aguas sin depurar al litoral.

Para el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Estepona, Pedro Benzal, si no se produce un acuerdo con el sector, las medidas que propone Europa «no nos van a dejar tirar para adelante. La impresión que tenemos es que quieren quitar la pesca de arrastre. Ahora sólo podemos faenar de seis de la mañana a seis de la tarde y nunca agotamos esas doce horas porque hay que contar la navegación y porque casi siempre llegamos a las lonjas antes de la hora límite», ha señalado Benzal.

Según el responsable de la Cofradía de Estepona, además en Málaga el arrastre sólo faena de lunes a viernes, no como en otras zonas donde lo hacen más días. «Si nos siguen limitando seremos de los más perjudicados del Mediterráneo», ha insistido Navas, que no duda de que las medidas de Bruselas van a tener efectos nefastos en poblaciones netamente pesqueras como Caleta de Vélez. Además, la patrona mayor no entiende cómo España pretende adelantarse a la orden europea, que todavía necesita una tramitación de casi dos años, cuando asegura que quiere tenerla en funcionamiento en seis meses. «Si reducen los días de pesca van a terminar matando al arrastre, y con ello destruyendo empleo y dejando de generar riqueza», ha asegurado.

Cada embarcación de arrastre tiene una tripulación de entre tres y cinco pescadores, a los que hay que sumar otros profesionales de tierra como los rederos, que son los que se encargan de reparar las redes de esta flota.

El sector pesquero malagueño lo conforman 249 embarcaciones que generan más de 2.000 empleos directos. Aunque las especies que el plan de Europa quiere recuperar afectan sobre todo al arrastre, también se verán perjudicadas las de artes menores y cerco. La flota de la provincia cuenta con 36 son de arrastre, la mitad de los cuales tiene su base en el puerto veleño; 32 de cerco, 55 de artes menores y 126 de marisqueo.

Propuesta

Para el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia, Miguel Ángel Carmona, la propuesta de Bruselas y del Gobierno de la nación pasa por limitar los días de pesca ya este 2018 un 10 por ciento, hasta alcanzar de manera progresiva el 30 por ciento en 2021. «Estamos hablando de pasar de una propuesta, que es la que hemos realizado en consenso con la Junta, de faenar 210 días, descontado el mes de parada biológica que realizamos, los festivos, los puentes, los fines de semana, los días de temporal y de averías, a salir sólo unos 150 días, en el mejor de los casos. Esto, de salir adelante y nos tememos que así va a ser, puede conllevar la destrucción de muchos puestos de trabajo y puede poner en riesgo el sostenimiento de las propias Cofradías de Pescadores. Si los armadores se ven obligados de dejar la actividad, no podrán participar en el sostenimiento de las cofradías», ha advertido Carmona. Málaga cuenta con cinco cofradías de pescadores (Estepona, Marbella, Fuengirola, Málaga y Caleta de Vélez)

«Si Europa sigue adelante y España lo sigue apoyando, va a ser la ruina para muchos armadores, que tendrá que enviar los barcos al desguace», ha afirmado Carmona.

Andalucía pide que se asegure la rentabilidad de la flota y el PSOE lleva el asunto al Congreso

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, se ha puesto del lado del sector pesquero andaluz y reclamó ayer que la reducción del esfuerzo pesquero garantice la rentabilidad de la flota. Para Sánchez, la propuesta de la Comisión Europea para la conservación del caladero «cruza esta línea roja» con una «disminución demasiado drástica y sustancial» y por tanto, «no puede ser aceptada» por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. El consejero ha pedido que se tenga en cuenta la propuesta de la Junta y que la limitación de pesca para 2018 se fije en 210 días, al considera que por debajo de los 190 compromete «muy seriamente la viabilidad de la actividad debido al descenso de ingresos anuales que ocasionaría al sector.

El portavoz de Pesca del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, Miguel Ángel Heredia, y el secretario regional socialista de Agricultura yPesca, Antonio Padras, presentaron ayer una Propuesta No de Ley (PNL) para instar al Gobierno a introducir las modificaciones necesarias en la propuesta de pesca del Mediterráneo, para que las reducciones del esfuerzo pesquero se realicen mediante cálculos reales, y que a su vez garanticen un número de días de pesca compatible con la sostenibilidad de la actividad y del recurso. Heredia ha formulado asimismo varias preguntas al Gobierno sobre cómo puede afectar el plan de Europa al sector en Málaga, la pérdida de empleo y medidas que prevé de ayuda a los pescadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos