Meteorología mantiene hoy el aviso naranja por viento tras el fuerte temporal que azotó ayer Málaga

Un muro del colegio García Lorca, junto al Guadalmedina, fue derribado por el fuerte viento. /Francis SIlva
Un muro del colegio García Lorca, junto al Guadalmedina, fue derribado por el fuerte viento. / Francis SIlva

La capital activó el Plan de Emergencias ante las numerosas caídas de muros, árboles y postes que provocaron cortes de tráfico

JESÚS HINOJOSA y IGNACIO LILLOMálaga

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene para hoy la alerta naranja por vientos del este fuerza 8 y olas de cuatro metros en la franja costera de la provincia y la zona del Guadalhorce, con una probabilidad entre el 40% y el 70%. En cuanto al viento, la alerta es amarilla por rachas máximas de 80 kilómetros por horas con viento del este, también la zona de la Costa del Sol y el ámbito delGuadalhorce, fundamentalmente. La alerta por vientos se mantiene hasta las ocho de la tarde. Las temperaturas experimentarán un leve aumento en la capital, donde la probabilidad de lluvias es escasa, si bien aumenta al 80% para la madrugada de mañana martes.

Además

Y es que el temporal ha dejado hasta las nueve de este lunes casi 300 incidencias y una ciclista herida grave en Málaga. Posiblemente la hora en que se registraron las mayores rachas de viento, justo la franja del almuerzo, evitó que ayer se produjeran más daños personales. A las tres y media de la tarde, el centro de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el aeropuerto registró una racha máxima de 94 kilómetros por hora que elevó el aviso a nivel naranja, tanto por vientos (hasta 90 km/h) como por fenómenos costeros (fuerza 8 y olas de hasta cuatro metros) hasta bien entrada la noche.

Francis Silva

Han sido casi 300 las incidencias registradas en el servicio Emergencias 112 en toda la provincia. Destacó el caso de una mujer de 67 años de edad y nacionalidad extranjera que resultó herida de gravedad al golpearse con una farola cuando circulaba en una bicicleta por el paseo marítimo de Antonio Banderas, junto a la rotonda de Sacaba Beach. Juan Luis Morales, vecino de Huelin que la atendió tras quedar inconsciente, explicó que una mujer que dijo ser enfermera le practicó algunas maniobras para evitar que se tragara su propia sangre. Los servicios sanitarios intentaron reanimarla en la ambulancia y la trasladaron al hospital regional Carlos Haya, donde permanece ingresada en la UCI con pronóstico grave debido a un traumatismo craneoencefálico.

Noticias relacionadas

Por otro lado, en la provincia, una persona resultó herida en Fuengirola al recibir un golpe en la cabeza de una tapadera de un depósito de agua que salió volando por el viento.

La mayoría de las incidencias se concentraron en la capital por la caída de ramas y árboles, cornisas, chapas, cableado eléctrico, farolas, señales de tráfico, toldos, pérgolas y vallas publicitarias. El centro de coordinación de Emergencias 112 recibió avisos por caídas de ramas y árboles, sobre todo palmeras, en los paseos marítimos Ciudad de Melilla y Antonio Banderas, y en las calles Tomás Escalonilla, paseo del Parque, Pacífico, Angustias, Cañada del Tesoro, avenida Lope de Vega, Hilera y avenida de las Américas. En la calle Larios, cayeron ventanas a la vía pública, y el viento también dobló una farola de la rotonda del Marqués de Larios y la punta metálica del edificio de La Equitativa. Un trozo de muro del colegio García Lorca cayó sobre un vehículo estacionado junto al centro escolar, y también se desprendieron placas de titanio de la fachada del Palacio de Ferias de la capital.

Coche aplastado por una palmera en La Malagueta.
Coche aplastado por una palmera en La Malagueta. / SUR

Ante esta situación, y la previsión de que se prolongaría hasta bien entrada la noche, el Ayuntamiento activó el Plan de Emergencias Municipal de forma parcial para poner en preaviso a la totalidad de los efectivos de Policía Local, Bomberos y Protección Civil, según informó el concejal de Seguridad, Mario Cortés. Por su parte, el centro de tráfico del área de Movilidad cortó entre las tres y las cinco de la tarde el paseo Pablo Ruiz Picasso y la zona de La Malagueta, así como partes del paseo marítimo de Poniente, ante la caída de elementos de semáforos, farolas y árboles.

Fuengirola

En Fuengirola también se registraron especialmente numerosas salidas de los bomberos, debido a la caída de palmeras y árboles. El derribo parcial de un muro de piedra afectó a una furgoneta en la calle Pablo Romero, en la zona de los Boliches. En Benalmádena costa, además, el viento desplazó el techo de cristal de un restaurante en el paseo marítimo.

El agua inundó la terraza de los Baños del Carmen.
El agua inundó la terraza de los Baños del Carmen. / Ñito Salas

La caída de un cartel y el riesgo de desprendimiento de otra valla, al parecer destinada a publicidad, de unos 40 metros de largo, en el entorno del apeadero de Los Boliches, obligó a interrumpir parte del tráfico de la línea C-1 del Cercanías entre las tres y cuarto y las cinco de la tarde.

En Torremolinos, la caída de un árbol de grandes dimensiones llegó a cortar dos carriles de la avenida Manuel Fraga a la altura de La Colina, en dirección Málaga capital, una situación que bloqueó el tráfico durante algunos minutos, hasta que los bomberos cortaron el ejemplar para retirarlo. Varios chiringuitos, como el Salmonete Playa, donde los bomberos subieron al tejado ante el peligro de que algunas tejas se desprendieran, también se vieron muy afectados.

Farola inclinada junto al Marqués de Larios.
Farola inclinada junto al Marqués de Larios. / Ñito Salas

En Torrox Costa, el temporal, escaso en cuanto a precipitaciones, dejó numerosas vallas rotas y unos 11 litros por metro cuadrado de lluvias. En Vélez Málaga, en primera línea de playa, se registraron rachas de 64 kilómetros por hora y una altura de las olas de unos tres metros.

Han colaborado: Ivan Gelibter, Alberto Gómez y Eugenio Cabezas.

Estructura destrozada por el viento.
Estructura destrozada por el viento. / Ñito Salas

«No pensábamos que soplaría tan fuerte»

El fuerte viento que sopló ayer en Málaga se cebó especialmente con los restaurantes situados en primera línea de playa. Uno de los más afectados fue el chiringuito Pedro Gutiérrez, situado en el paseo de Antonio Machado, a la altura de la urbanización de Echevarría de Huelin. El fuerte vendaval se llevó por delante la estructura de la terraza exterior de este establecimiento, debajo la que se encontraban casi un centenar de comensales. Fue sobre las dos y media de la tarde.

«Ha sido visto y no visto. No habíamos desmontado la terraza porque nos decían que lo peor iba a ser a partir de las cinco de la tarde. El viento ha entrado de golpe. No pensábamos que soplara tan fuerte», explicó Pedro Gutiérrez, trabajador de este chiringuito propiedad de su padre. Según aseguró, no hubo que lamentar daños personales por este suceso. «Algunos comensales los hemos reubicado en el interior del restaurante y otros se han tenido que marchar», señaló, al tiempo que comentó que no es la primera vez que les sucede algo así. «El año pasado ya hubo algo parecido por el tema del viento», dijo.

Por otro lado, como en anteriores temporales costeros, el agua del mar entró en la terraza del restaurante de los Baños del Carmen, que ya estaba desalojada ante la previsión de fuertes olas. No obstante, no llegó a alcanzar el interior del conocido establecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos