Médicos de familia se unen en Málaga para plantar cara al SAS y exigir mejoras

El colectivo ‘Basta ya’ celebró una asamblea en el Colegio de Médicos de Málaga.
El colectivo ‘Basta ya’ celebró una asamblea en el Colegio de Médicos de Málaga. / Fernando González

La Asociación 'Basta ya', formada por facultativos de atención primaria, celebra una asamblea constituyente y aprueba sus estatutos  

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La unión hace la fuerza. Eso es lo que buscan los médicos de los centros de salud malagueños para plantarle cara al SAS y conseguir que los dirigentes sanitarios los escuchen y atiendan unas reivindicaciones que tienen como finalidad lograr la mejora de la atención primaria. El descontento y el malestar por no sentirse reconocidos y sufrir un empeoramiento en sus condiciones de trabajo son el origen de la creación de la Asociación ‘Basta ya’, compuesta por unos 300 facultativos de atención primaria. Ese colectivo celebró ayer por la tarde una asamblea constituyente, aprobó por unanimidad sus estatutos y eligió a la junta directiva. La reunión se desarrolló en el Colegio de Médicos de Málaga.

El germen de este movimiento surgió del hecho de que los médicos consideran que claman en el desierto y que sus peticiones de medidas que pongan fin a las carencias que soportan no son atendidas. Lo que empezó en conversaciones de WhatsApp se fue articulando hasta contar con una asociación que agrupa unos 300 facultativos, en su mayoría del distrito sanitario Málaga. «Hemos soportado años y años de ninguneo. Ya es hora de que esa situación cambie. Si la sanidad pública sale adelante es gracias al trabajo de los profesionales», manifestó a este periódico el presidente y portavoz de ‘Basta ya’, Carlos Bautista, médico de familia en el centro de salud de Huelin. Los estatutos aprobados ayer se fundamentan en la defensa de la medicina y de la atención primaria. Tienen un carácter abierto y transversal al objeto de llegar a acuerdos con otros grupos profesionales de la sanidad.

En la asamblea se dio el visto bueno a una carta que se remitirá en los próximos días a los directores de los centros de salud. En el escrito se les pide que reflexionen sobre el estado actual de la atención primaria. También se acordó esperar a que la Administración responda a una serie de cuestiones que ‘Basta ya’ le ha expuesto. «Mientras recibimos una respuesta vamos a seguir trabajando, porque somos profesionales vocacionales», indicó Carlos Bautista. Asimismo, ‘Basta ya’ asistirá a una manifestación que se celebrará en Granada el 15 de octubre en contra de las fusiones hospitalarias. En esa protesta, los médicos que acudan desde Málaga harán una defensa de la atención primaria.

Hacen hincapié en que la salud del enfermo no debe estar supeditada a criterios economicistas

En ese sentido, una de las cuestiones que más preocupa a los médicos de los centros de salud es la falta de tiempo para ver a los pacientes. La masificación de las consultas, indicaron desde ‘Basta ya’, impide una atención más personalizada. Los facultativos abogan por disponer de al menos 10 minutos para cada enfermo, ya que eso les permitiría entrevistar bien al paciente, examinarlo y realizar un diagnostico. «Si a una persona le dedicamos 20 o 25 minutos, porque consideramos que es preciso emplear ese tiempo, el resto de la mañana vamos con retraso y sufrimos el estrés de saber que hay otros enfermos esperando y quejándose de la demora», precisó Carlos Bautista. La no sustitución de los médicos cuando están de baja, de vacaciones o se jubilan repercute de modo negativo en el resto de compañeros del centro de salud. Es habitual que un facultativo de familia, además de atender a los pacientes de su cupo, tenga que asumir también el de otros profesionales.

La Asociación ‘Basta ya’, asimismo, hace hincapié en que la salud de los enfermos no debe estar supeditada a criterios economicistas. A ese respecto, pone de manifiesto que los médicos han recibido una parte de la ira de la población por los recortes aplicados en la sanidad pública a causa de la crisis económica. «Hay pacientes que creen que la lista de espera la generamos nosotros, cuando los retrasos que soportan tanto en la realización de las pruebas diagnósticas como para ser visto por los especialistas de hospital o para ser operados no son culpa nuestra. Ese malestar de los enfermos afecta al médico, que querría resolverles los problemas y se siente impotente cuando no puede hacerlo», señaló Bautista.

En ocasiones, el enfado de algunos usuarios trae consigo que descarguen su rabia contra los profesionales de la sanidad a través de insultos y amenazas o, incluso, de agresiones físicas. «No podemos seguir así. La Administración debe darse cuenta de que urge aplicar un cambio de rumbo», indicó el presidente y portavoz de la Asociación ‘Basta ya’. Los integrantes de este colectivo de facultativos de atención primaria reclaman que tanto la Consejería de Salud como el SAS los escuche y tengan en cuenta sus reivindicaciones. «Hace falta diálogo y que lleguemos al entendimiento», apostilló el doctor Bautista.

Salud trabaja en la renovación de la atención primaria

Ante las críticas de los médicos integrados en el colectivo ‘Basta ya’, la Delegación Provincial de Salud negó que haya un desmantelamiento de la atención primaria y aseguró que el SAS trabaja en un proyecto para renovarla y potenciarla. Ese plan cuenta con diversos aspectos para lograr una mejora de los centros de salud. A ese respecto, Salud dijo que se ha elaborado una estrategia gestada desde el diálogo con profesionales, representantes de sociedades científicas, colegios profesionales, sindicatos, rectores y decanos universitarios, así como responsables de los centros de investigación dependientes de la red pública. Esa estrategia busca fortalecer la atención primaria para convertirla en el verdadero eje vertebrador de la asistencia sanitaria y agente de salud del paciente. Para ello, se parte de la base de que es la que mejor garantiza una asistencia centrada en la persona.

Salud reiteró que la atención primaria forma parte de una de sus líneas estratégicas, cuya finalidad es garantizar un sistema sanitario más cercano a los derechos de la población, con servicios más accesibles y más participativos. De ese modo, está en marcha el proyecto estratégico de desarrollo de la alta resolución diagnóstica y terapéutica en atención primaria: su objetivo es mejorar la eficiencia y los tiempos de respuesta en los centros.

La aplicación de ese proyecto permitirá que los médicos de familia de los centros de salud puedan pedir todo tipo de pruebas que les faciliten hacer un diagnóstico de sus pacientes, algo que hasta la fecha está reservado a los especialistas. Eso supondrá en la práctica que estarán autorizados a solicitar ecografías, exploraciones radiológicas, TAC, resonancias, ecocardiogramas, analíticas complejas y otras pruebas que, contempladas en los procesos asistenciales y los protocolos, mejoren la capacidad de resolución diagnóstica y acorten los tiempos de espera a los pacientes desde que acuden al médico por una dolencia hasta que reciben un diagnóstico preciso.

Además, el SAS potenciará la capacidad terapéutica reforzando aquellos procedimientos que pueden realizar los profesionales de primaria. Un ejemplo de ello es la cirugía menor ambulatoria. Está previsto desarrollar mejoras en los quirófanos que ya funcionan en los centros de salud y poner en marcha otros en aquellos que aún no llevan a cabo esas intervenciones. También se impulsará que los pacientes salgan de las consultas con un diagnóstico y un tratamiento. Es lo que se conoce como consulta de acto único.

Temas

Sas

Fotos

Vídeos