Casi 300 médicos de familia reclaman a la Junta más consideración a la atención primaria

Asistentes a la primera reunión de la plataforma ‘Basta ya’, celebrada en el Colegio de Médicos de Málaga. /SUR
Asistentes a la primera reunión de la plataforma ‘Basta ya’, celebrada en el Colegio de Médicos de Málaga. / SUR

Los facultativos del colectivo ‘Basta ya’ piden más autonomía para poder solicitar pruebas complementarias a los pacientes

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Las aguas de la atención primaria malagueña bajan revueltas en este comienzo del verano. Las carencias que soportan los centros de salud desde hace años, y que se agudizaron con los recortes provocados por la crisis, han puesto en pie de guerra a los médicos de familia. Casi 300 facultativos forman parte del colectivo ‘Basta ya’, creado de forma espontánea a partir de un grupo de WhatsApp, y que crece cada vez más. Los médicos de los centros de salud malagueños se sienten dados de lado por la Consejería de Salud y por el SAS y denuncian que se está desmantelando la atención primaria, pese a que es un pilar básico de la sanidad y el primer «cortafuego» sanitario. El colectivo ‘Basta ya’ exige más inversiones y más recursos humanos para sacar del hoyo a una asistencia que, según denuncia, hace aguas por todos lados. Asimismo, demanda una mayor autonomía y tener acceso a pedir más pruebas complementarias a sus pacientes, ya que ahora esas solicitudes las tienen muy restringidas.

Noticia relacionada

El detonante de esta rebelión se encuentra en la orden dada por el distrito sanitario Málaga de que los médicos de familia trabajen una o dos tardes en los cinco centros de salud de la capital que abren por la tarde durante el verano. El argumento ofrecido por el distrito es que no se han podido hacer todas las contrataciones previstas para sustituciones al no haber médicos de familia disponibles. El colectivo ‘Basta ya’ afirma que lo que ha habido «es una mala planificación» por parte de los gestores.

Exigen más inversiones en los centros de salud y al menos 10 minutos para ver a cada enfermo

El portavoz de ‘Basta ya’, Carlos Bautista, al ser preguntado por este periódico, dijo que la Administración debe respetar a los médicos y ofrecerles los recursos adecuados para que puedan trabajar mejor. Así, destacó que los profesionales de la medicina de atención primaria defienden disponer al menos de diez minutos para ver a cada paciente en las consultas. «Si tuviésemos esos diez minutos seríamos felices y haríamos un trabajo magnífico», aseguró el doctor Bautista. En estos momentos, los facultativos tienen cinco minutos por enfermo (a veces, incluso menos). Cuando, por las necesidades de un paciente, deben atenderlo durante más tiempo, se produce un retraso en el resto de citas de ese día. «Acabamos agotados mentalmente. Y eso parece que no le importa al SAS, que no nos tiene en cuenta», aseveró el portavoz del colectivo ‘Basta ya’. Bautista añadió que las políticas sanitarias que se están aplicando deterioran el futuro de la sociedad.

Otra de las cuestiones que enfrenta a los facultativos de familia con el distrito sanitario Málaga son las directrices que este aplica. Los profesionales se quejan de que las órdenes les llegan sin membrete oficial, sin firmar y de forma verbal.

Critican que se desmantele la primaria pese a que es el primer «cortafuego» sanitario

Los integrantes del colectivo ‘Basta ya’, entre los que hay cuatro directores de centros de salud, cuentan con el respaldo del Colegio de Médicos de Málaga. Su presidente, Juan José Sánchez Luque, manifestó a SUR que obligar a los facultativos de familia a trabajar algunas tardes en un centro de salud distinto al suyo «ha sido la gota que ha colmado el vaso» y ha demostrado que hay un problema en la política de contrataciones del SAS, hecho que ha forzado a muchos médicos de Málaga a irse a ejercer a la sanidad privada o a otras comunidades. «El colectivo ‘Basta ya’ lo está haciendo muy bien y dispone de nuestro apoyo, tanto jurídicamente como de infraestructuras», precisó Sánchez Luque. El Sindicato Médico de Málaga (SMM) también ha ofrecido su colaboración a los facultativos y los representará en sus negociaciones con la Administración.

Uno de los caballos de batalla en los centros de salud es que los médicos tienen reducida su autonomía de gestión, sobre todo a la hora de solicitar pruebas complementarias, explicó el vocal de atención primaria del Colegio de Médicos de Málaga, Ángel García Arjona. Los facultativos de familia deben derivar a muchos enfermos a los especialistas de hospital. «Nosotros estamos perfectamente capacitados para solicitar más pruebas. Eso iría en beneficio de los pacientes, que tendrían que esperar menos tiempo para recibir los resultados», subrayó García Arjona. Los médicos de familia defienden poder mandar a los enfermos todo tipo de ecografías, analíticas complejas o ecocardiogramas, entre otras exploraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos