Málaga supera los 600.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social por primera vez desde 2007

Málaga supera los 600.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social por primera vez desde 2007

Es la provincia española con mayor crecimiento relativo del empleo en el último año: un 5,45% que equivale a 31.025 cotizantes más

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Ha costado una década recuperar el nivel de empleo que tenía la provincia antes de la crisis. En julio, por primera vez desde 2007, la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social rebasó la barrera de los 600.000 cotizantes. La media del mes fueron concretamente 600.211, que se reparten entre 486.075 del Régimen General, 112.859 autónomos y 1.277 del Régimen del Mar.

Esta barrera psicológica se rebasa tras doce meses de extraordinario crecimiento del empleo que sitúa a Málaga como la provincia española con mayor incremento relativo de afiliados: un 5,45%, que equivale a 31.025 trabajadores más que en julio de 2016. La media española ha sido del 3,61% y la andaluza, del 4,05%. Los mayores crecimientos se vienen registrando desde que empezó la temporada turística. Sólo durante el último mes, por ejemplo, la Seguridad Social ha sumado 7.721 cotizantes en Málaga.

Noticias relacionadas

¿Dónde se han creado esos más de 30.000 empleos de los últimos doce meses? El sector que más afiliados ha sumado en el Régimen General es la hostelería (+5.275), seguido de la construcción (+4.969), el comercio (+3.644) y la Administración Pública (+3.082). Hay que decir, no obstante, que prácticamente todas las actividades han creado empleo.

Pese a haber recuperado el número de trabajadores en activo de antes de la crisis, Málaga tiene más paro que en 2007. La explicación es fácil: la provincia ha ganado habitantes durante esta década y, además, se ha incrementado la tasa de población activa, es decir, el porcentaje de gente en disposición de trabajar. El pasado 31 de julio, el paro registrado quedó situado en 143.570 personas después de un descenso mensual de 2.739. El mismo mes del año 2007, Málaga tenía 83.000 desempleados.

Afiliación de trabajadores a la Seguridad Social.
Afiliación de trabajadores a la Seguridad Social. / SUR

Estos 143.570 desocupados, aunque siguen siendo una cifra inaceptable, representan el nivel más bajo al que ha estado el paro registrado en Málaga desde el año 2008, es decir, desde el inicio de la crisis. En el último año, la bajada acumulada alcanza ya las 16.976 personas en la provincia, equivalente a un 10,57% en términos relativos.

¿Cómo ha sido esta caída del paro? Para empezar, desigual en cuanto a sexos: el descenso ha sido del 14,9% en los hombres y del 7,1% en las mujeres, de forma que se refuerza la feminización del desempleo: actualmente hay 82.959 paradas frente a 60.611 varones en la misma situación.

Por grupos de edad, destaca la evolución positiva del desempleo entre los menores de 25 años, con un descenso del 22,5%. En cambio, entre los mayores de 45 años el ritmo de caída es sólo del 5,6%. Éstos ya representan la mitad del total de parados y, además, la mayoría son de larga duración.

En el último año móvil ha caído el paro en todos los sectores de la economía malagueña, destacando la construcción con un descenso del 17,8%. La industria también exhibe un buen ritmo, del 11,9%, como refleja en su informe mensual de paro y contratación la Fundación Madeca.

Respecto a los contratos, en julio se firmaron un 2,8% más que en el mismo mes del año anterior, el 94,1% de ellos temporales. Un porcentaje que, pese a haberse reducido ligerísimamente en favor de los contratos indefinidos, sigue sustentando la opinión negativa de los sindicatos respecto a la evolución del mercado laboral. «Baja el paro pero se mantiene en la misma dinámica, con un 95% de contratos de carácter temporal, frente a un solo 5% de contratos indefinidos. Además, un tercio de los temporales tienen jornadas parciales y bajos salarios», apuntaba ayer la secretaria de Formación y Empleo de CC OO de Málaga, Patricia Laguna, concluyendo que la provincia «sigue fabricando trabajadores pobres».

La secretaria provincial de UGT, Auxiliadora Jiménez, fue directa a cuestionar el tejido productivo malagueño: «Muchos malagueños han encontrado un empleo en julio, y eso sin duda en una buena noticia, pero la auténtica prueba de fuego será constatar cuántos de esos empleos se mantienen terminada la temporada alta en el sector servicios. Y lamentablemente, a tenor de la experiencia en años anteriores, ya sabemos cuál es la respuesta a esta pregunta. Seguimos sin tener un tejido productivo con capacidad para generar empleo de calidad», argumentó.

26.887 parados menos en julio a nivel nacional

El verano sigue convertido en el mejor aliado para el mercado laboral gracias al turismo. El paro descendió en julio en el conjunto del país en 26.887 personas, lo que deja el número total de desempleados en 3.335.924. Es el nivel más bajo de los últimos ocho años. Si se compara con la situación de hace un año el número de personas registradas en las oficinas de empleo ha descendido en 347.137 personas, lo que supone una reducción del 9,4%. La evolución positiva se trasladó a la Seguridad Social, donde el número de afiliados se elevó en 56.222 personas hasta los 18.489.329 de ocupados, el mayor nivel desde diciembre de 2008. El Gobierno destaca que ya se ha recuperado el 70% de los empleos perdidos durante la crisis. Eso sí, nueve de cada diez nuevos contratos son temporales.

En Andalucía, el paro registrado bajó en 4.245 personas en julio respecto al mes anterior, encabezando Cádiz el descenso mensual con 3.375 desempleados menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos