Málaga es la segunda provincia que exige más esfuerzo financiero para comprar una casa

Málaga es la segunda provincia que exige más esfuerzo financiero para comprar una casa

Una familia media destina el 21,2% de sus ingresos brutos al pago de primer año de hipoteca, frente al 16,8% de media nacional

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

La barrera de acceso a la vivienda que existe en Málaga es la más alta de toda la España peninsular. Según cálculos de la sociedad de tasación Tinsa elaborados con datos del Instituto Nacional de Estadística, en la provincia el esfuerzo financiero que debe hacer una familia para pagar el primer año de hipoteca equivale al 21,2% de sus ingresos brutos anuales. Este porcentaje está muy por encima de la media nacional, cifrada en un 16,8%, y sólo es superado por las Islas Baleares, que se sitúa en el 22,6%.

Dentro del mapa andaluz, el esfuerzo financiero que exige la compra de vivienda en Málaga destaca más aún si cabe, ya que el resto de provincias de la comunidad autónoma están por debajo de la media española a excepción de Sevilla, que ronda el 17%. ¿Por qué este contraste? El indicador de esfuerzo financiero depende de dos variables: el precio de la vivienda y la renta media de las familias. En Málaga confluyen dos circunstancias: unos ingresos per cápita modestos, en línea con el resto de Andalucía, y un precio de la vivienda muy por encima de la media regional que está vinculado, como en Baleares, a la influencia del turismo residencial.

El mismo informe de Tinsa que habla de este esfuerzo financiero para la compra de una casa abunda en esa diferencia de precios entre Málaga y su entorno geográfico. En el primer trimestre de este año, el valor medio de la vivienda en la provincia se situó en 1.479 euros por metro cuadrado, cuando la media andaluza es de 1.173 euros. En el último año, las residencias se han encarecido un 5%, por encima de la media regional (4,1%) y nacional (3,8%).

Consecuentemente, las hipotecas que se contratan en Málaga son de mayor cuantía que en el resto de Andalucía. El importe medio de los créditos firmados en el último trimestre de 2017 en la provincia fue de 120.465 euros, cuando la media regional no llega a los 100.000. A nivel nacional, Málaga es la novena provincia con hipotecas más altas. La cuota media que afrontan los compradores de vivienda en la provincia es de 561 euros mensuales. Puede parecer poco en comparación con los 706 euros que se pagan en Barcelona o los 694 de Madrid, pero lo cierto es que en estas últimas provincias hay sueldos más altos que compensan el hecho de que la vivienda sea más cara. Por eso el esfuerzo financiero que deben hacer las familias malagueñas para comprar una casa es mayor.

A la cabeza en compraventas

El estudio de Tinsa revela que Málaga está a la cabeza del país en dinamismo inmobiliario. ¿Cómo se mide esto? La consultora lo hace poniendo en relación el número de compraventas firmadas en un año con el tamaño total del parque de viviendas de cada zona. La media nacional está en 20,8 compraventas por cada 1.000 viviendas existentes, mientras que en Málaga se alcanzan las 35 operaciones. Es la mayor actividad inmobiliaria del país, seguida por Alicante (con 31 transacciones) e Islas Baleares (con 30,9). Provincias como Orense apenas llegan a 7. En Málaga, una casa tarda en venderse una media de 7,4 meses, según Tinsa.

Hay otro indicador que mide la intensidad de la actividad promotora: las licencias de construcción concedidas en el último año por cada 1.000 viviendas del parque provincial. Málaga es la quinta provincia del ranking nacional, con 4,8.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos