Málaga cierra una Semana Santa «de récord» para la hostelería, pero con menos ocupación

Imagen tomada ayer en el Palmeral de las Sorpresas del Puerto de Málaga./Ñito Salas
Imagen tomada ayer en el Palmeral de las Sorpresas del Puerto de Málaga. / Ñito Salas

El adelanto de fechas posterga el primer baño y reduce la afluencia en los hoteles de la Costa, pero no afecta a los bares y restaurantes de la capital

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Málaga ha vuelto a rozar el lleno esta Semana Santa, marcada por la alta ocupación hotelera, aunque menor que el año pasado, cuando superó el 90 por ciento, y por el incremento en el volumen de negocio de bares y restaurantes. Los buenos datos de la capital contrastan con un descenso de visitantes de entre el cinco y el diez por ciento en el resto de la Costa del Sol, donde el sector turístico ha sufrido el ‘efecto marzo’ que suele producirse cuando la Semana Santa tiene lugar antes de abril. «En marzo la gente no piensa todavía en ir a la playa. También nos han perjudicado las malas previsiones meteorológicas, aunque al final no se hayan cumplido», explica el presidente del consejo de turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, quien a la espera de tener los datos globales aporta el balance de la cadena que preside, MS Hoteles, que en la Costa ha registrado un 82 por ciento de ocupación, cifra que en Málaga capital ha ascendido hasta el 94 por ciento.

Aunque la lluvia apenas ha hecho acto de presencia, las bajas temperaturas que han acompañado durante la mayor parte de la semana han postergado el primer baño de la temporada, una situación que ha provocado un aumento de beneficios en los establecimientos del Centro de la capital. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), Javier Frutos, calcula que el incremento se sitúa en un uno por ciento: «El año pasado el crecimiento fue superior, del 3,5 por ciento, pero hemos llegado a un punto en que no hay mucho margen de mejora, al menos en el Centro, donde las cifras son de récord». Frutos destaca que el aumento en la facturación comenzó a notarse el Lunes Santo, después de un Domingo de Ramos más flojo de lo habitual por la llovizna que impidió a muchos locales abrir sus terrazas.

«En marzo la gente no piensa aún en ir a la playa. Eso ha perjudicado a la Costa, aunque no a Málaga» Miguel Sánchez, CEA

«Este último fin de semana el hotel ha estado prácticamente lleno. Son datos muy positivos» Mariola Valladares, Hotel Miramar

El propietario del grupo La Reserva, José Gómez, coincide en que el balance «es muy positivo» y asegura que sus restaurantes han registrado un incremento cercano al 15 por ciento pese a que «parecía difícil» mejorar los resultados del año pasado, considerado histórico en términos turísticos: «Se ha demostrado que la Semana Santa de Málaga es muy atractiva y que la gente la recomienda. Además, hay otros reclamos como Muelle Uno. El trabajo bien hecho tiene su recompensa». También la directora del Hotel Miramar, Mariola Valladares, destaca «el buen momento» que atraviesa el sector turístico en Málaga. «Este último fin de semana el hotel ha estado prácticamente lleno. Son datos bastante satisfactorios», reconoce Valladares sobre la primera Semana Santa que su renovado establecimiento ha afrontado a pleno rendimiento: «El año pasado estábamos aún en reformas en muchas zonas y solo teníamos la mitad de las habitaciones disponibles».

Afluencia constante

La afluencia de turistas ha sido constante desde el Viernes de Dolores, una tendencia consolidada desde hace años y que amplía la Semana Santa hasta los diez días, a los que habría que añadir otra jornada en el caso de muchos visitantes provenientes de comunidades autónomas donde mañana es festivo, como Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra y País Vasco. Según datos aportados por el Ayuntamiento de Málaga, desde el Viernes de Dolores hasta el Martes Santo hubo un aumento del 5,7 por ciento en el número de turistas nacionales llegados a la capital respecto al mismo período de la Semana Santa del año pasado, cifra que supera el siete por ciento en el caso de los visitantes extranjeros. Los principales países emisores continúan siendo Reino Unido (de donde proceden más del 30 por ciento del total de visitantes internacionales), Alemania, Italia y Francia. Desde el Consistorio afirman haber tenido que poner en marcha un dispositivo para hacer frente al aumento de la demanda de información turística «debido a la gran cantidad de visitantes llegados a la ciudad durante esta semana».

«La gente recomienda la Semana Santa de Málaga. El trabajo bien hecho tiene su recompensa» José Gómez, Grupo La Reserva

«Los negocios han aumentado su facturación respecto al año pasado. Estamos muy satisfechos» Javier Frutos, Mahos

Estos días suelen servir como termómetro para vaticinar los datos de la temporada veraniega, un preludio que vuelve a resultar prometedor. Incluso el segmento de sol y playa, el más afectado por la celebración de esta semana en marzo, ha percibido «mayor alegría» en el consumo, según explica el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, Manuel Villafaina: «Es cierto que durante los primeros días no hemos trabajado tanto como este último fin de semana, pero los paseos marítimos están llenos. En Torremolinos, por ejemplo, los resultados son muy positivos. Solo hace falta darse una vuelta por La Carihuela para comprobarlo, aunque igual de llena está la calle San Miguel». Los profesionales consultados inciden en que, con independencia del número de turistas recibidos, lo que más se nota en la facturación es «el principio del fin» de las restricciones que han marcado el consumo durante la última década: «Ya no piden únicamente unos espetos y una ensalada, y eso se nota mucho en los negocios».

El responsable en Málaga capital de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Francisco Moro, vaticina que los datos oficiales, que se conocerán la próxima semana, revelarán un descenso de cuatro o cinco puntos respecto a la ocupación registrada el año pasado, una situación que achaca «al mal tiempo y a la actividad de los apartamentos turísticos ilegales». En cuanto a Marbella, fuentes del sector hotelero revelan que la semana pasada se produjeron numerosas cancelaciones por las malas previsiones meteorológicas, algo que redujo la ocupación hasta el 80 por ciento, cifra revertida desde el Jueves Santo, con muchos hoteles alcanzando el lleno.

«Los paseos marítimos están llenos y se nota más alegría en el consumo que otros años» Manuel Villafaina, Empresarios de Playas

«El mal tiempo y los apartamentos turísticos ilegales han hecho mucho daño a la planta hotelera» Francisco Moro, Aehcos

Todo indica que las cifras globales confirmarán las previsiones de la Secretaría de Estado de Turismo, que la semana pasada situaba Málaga como líder nacional en reservas hoteleras (90 por ciento, siete puntos por encima de la media andaluza y once puntos más que la media española), por delante de Sevilla, Granada, Bilbao y Barcelona. La Agrupación de Cofradías de Málaga estima el impacto económico de la Semana Santa de 2018 en 81 millones de euros, un volumen de negocio que se amplía hasta los 120 millones en el caso de la provincia y sustentado en 1,4 millones de turistas, según sus cálculos.

El dispositivo especial de la DGT finaliza con la operación retorno

La Dirección General de Tráfico (DGT) mantiene activa la operación especial de Semana Santa, que en Málaga ha registrado más de 450.000 desplazamientos por carretera, muchos de ellos entre ayer y hoy. Los mayores problemas circulatorios tendrán lugar en las salidas de las zonas turísticas de la Costa y en núcleos con actos religiosos tradicionales. Entre las carreteras que soportarán mayor número de desplazamientos aparece, según la DGT, la autovía de Las Pedrizas (A-45), aunque también se esperan retenciones en la autovía A-7. Destaca igualmente la afluencia de cruceristas; esta semana también será recordada por la llegada, el Martes Santo, del crucero Symphony of the Seas, el mayor barco del mundo, con una capacidad de 6.360 personas y 362 metros de eslora. En cuanto al aeropuerto, en los últimos días ha habido cerca de 2.300 vuelos con 400.000 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos