Así lograron evitar unos policías de Málaga que una mujer se tirara de un tercer piso

Imagen de archivo de la zona del suceso./
Imagen de archivo de la zona del suceso.

Mientras uno de los agentes dialogaba con ella desde el piso contiguo su compañero se adentró sigilosamente junto con el propietario en el inmueble

SUR

Efectivos de la Policía Local de Málaga han intervenido en una situación crítica logrando evitar que una mujer se arrojase al vacío desde una ventana sita en la tercera planta de un bloque de pisos. Los hechos tuvieron lugar sobre las 13.30 horas del lunes 19 de febrero en la barriada Cruz del Molinillo, donde se encontraba una patrulla de agentes de la Policía Local de Málaga actuando en un servicio relacionado con el tráfico cuando fueron requeridos por varios ciudadanos que les hicieron saber con preocupación la situación en la que se encontraba la mujer.

Nada más conocer los hechos, los policías locales se acercaron con premura hasta el lugar, comprobando como la implicada estaba sentada en el quicio de la ventana de la cocina con la piernas hacia el exterior.

Ante los hechos, los agentes avisaron a través de la Sala 092 a los servicios sanitarios y del Real Cuerpo de Bomberos, comprobando, asimismo, que la vivienda se encontraba cerrada con llave, recabando información entre los vecinos y teniendo conocimiento de que el propietario del inmueble había sido alertado de los hechos y se dirigía hacia el lugar.

Mientras esto ocurría, uno de los policías locales se adentró en la vivienda colindante, comenzando una conversación directa con la mujer y consiguiendo mantener la atención de la misma a través del dialogo, llegando esta incluso a amagar varias veces con lanzarse al vacío, lo que motivo que otros cuatro policías locales que habían acudido al lugar en apoyo se situasen debajo utilizando mantas en un intento angustioso de minimizar las lesiones que pudiera producirse en el caso de que finalmente saltase.

Además, otros agentes del cuerpo, con la ayuda, en un principio, de operarios del servicio de grúa municipal, se encontraban cortando el tráfico de vehículos y personas en la zona.

Finalmente, una vez personado el propietario de la vivienda, el policía local que se encontraba hablando e intentando tranquilizar a la implicada fue avisado por su compañero de que intentara distraerla ya que iban a entrar, accediendo junto con el dueño al piso, acercándose sigilosamente a la mujer y logrando sujetarla sin que ella se percatara de su presencia, tras lo que la introdujeron en la vivienda, siendo finalmente asistida por los servicios sanitarios y trasladada a un centro hospitalario en ambulancia.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos