La Junta de Andalucía pone a disposición de las familias 55.000 plazas de comedor escolar

Comedor de Misioneras Cruzadas, abierto recientemente. /SUR
Comedor de Misioneras Cruzadas, abierto recientemente. / SUR

Educación destina un presupuesto anual de casi 14,5 millones de euros para hacer frente a la subvención de este servicio, de la que se benefician un 75 por ciento de usuarios

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Cerca de 55.000 niños y niñas podrán acudir el próximo curso escolar a los comedores de sus colegios. Las familias disponen hasta este lunes, día 11, para solicitar la admisión en los servicios complementarios, esto es, comedor, aula matinal y actividades extraescolares. En el caso de los comedores, el presupuesto anual de la Junta de Andalucía para sufragar este servicio supera en la provincia de Málaga los 14,5 millones de euros. En la provincia hay 332 centros públicos que disponen de comedor para sus alumnos. Los 55.000 beneficiarios del servicio consumirán a lo largo del curso unos 6 millones de menús.

El presupuesto que la Junta destina a los comedores está relacionado con la subvención que reciben las familias, una ayuda que, en función de la renta, puede llegar a cubrir la totalidad del coste del servicio. En torno al 75 por ciento de los usuarios ha gozado este curso pasado de alguna subvención sobre el importe del servicio. La bonificación ha sido total para algo más del 47 por ciento de los beneficiarios, este es, unos 24.100 escolares no han tenido que pagar nada por comer con el colegio. La Junta tiene fijado un precio público homogéneo de 4,38 euros diarios el menú, sobre el cual se aplican los diversos porcentajes de subvención.

Están exentas de pago del comedor las familias con mayores dificultades económicas, además del alumnado que tiene que salir fuera de su localidad de residencia para asistir a su centro docente, así como aquellos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o riesgo de exclusión (se incluyen aquí los hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género).

Orden de preferencia

De acuerdo con los criterios de admisión de la Consejería de Educación, en el caso de que haya más solicitudes que plazas, tendrán preferencia los alumnos que estén obligados a desplazarse fuera de su localidad. Le siguen en orden de preferencia los alumnos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o en riesgo de exclusión. En tercer y cuarto lugar se encuentran los alumnos cuyos padres, o uno de los dos, realicen una actividad laboral remunerada y no puedan atender a sus hijos o hijas en el horario del comedor escolar.

La situación laboral también se tiene en cuenta en el caso del aula matinal. En este caso la preferencia es para los alumnos cuyos padres trabajen. En la provincia hay 287 centros que cuentan con este servicio, y las plazas ofertadas el próximo curso rondarán las 25.000.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos