Fin a la huelga de taxis en Málaga

La protesta ha durado cuatro días /Ñito Salas
La protesta ha durado cuatro días / Ñito Salas

El sector vota dividido en una polémica asamblea y vuelve a prestar servicio tras cuatro días de paros al lograr que la Junta prometa cambiar la normativa sobre los VTC

FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Los taxistas han puesto fin a la huelga indefinida que desde la madrugada del domingo han mantenido en protesta contra la proliferación de vehículos de alquiler con conductor (VTC) que prestan servicio a través de plataformas como Cabify. El sector, tras una larga y tensa asamblea con votación en urna y con una acalorada discusión –hubo incluso que avisar a la Policia – sobre si tenían que pronunciarse los compañeros de la Costa (lo hicieron los pocos que acudieron), acordaron anoche dar por buenos los compromisos que el consejero de Fomento , Felipe López, trasladó en la mañana a la patronal del taxi para reforzar el control sobre las VTC y desconvocar los paros. Eso sí, hasta la próxima cita con el consejero prevista para el 15 de septiembre.

A la salida de la reunión con la Junta, que se ha hecho de rogar hasta que ha pasado el puente, los representantes del sector se mostraron «satisfechos» con los compromisos de la Junta y destacaron que, sin ser la panacea, sí que les permitía estar «en un punto de partida para el buen camino». Aunque la última palabra la tenían desde la tarde de ayer los taxistas. El dilema que se les presentaba estaba claro. A un lado, seguir plantando batalla en una guerra nacional contra las VTC a costa de seguir dejándose por el camino una media (según varios profesionales consultados por este de 300 euros diarios (según varios profesionales consultados por este periódico) entre las carreras de la feria y las que generan el puente festivo de mayor afluencia de viajeros del año. Y al otro, dar por buena la batería de garantías de la Consejería de Fomento para reforzar el control sobre las VTC, esperar a que el cambio normativo que reclaman empiece a cobrar cuerpo a partir de septiembre y, sobre todo, aprovechar lo que queda de feria para hacer algo de caja. A final, ha pesado más la segunda opción y los taxistas volverán a echarse a la calle para prestar servicio

Aunque con división de opiniones y numerosas voces críticas hacia la gestión de las asociaciones, el sector se ha quedado con que la Junta haya aceptado algunas de las propuestas que se le han puesto sobre la mesa, destacando la creación de una página web como la que está preparando Cataluña que sirva de base de datos para registrar toda la actividad de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), tanto las que tienen licencia en Andalucía como las que vienen de otras comunidades como ha ocurrido con los 35 coches de Cabify desplazados desde Madrid para aprovechar el tirón de la feria. Igualmente, también se darán los pasos para poder revocar la licencia al titular de una VTC si en un periodo de dos años acumula tres denuncias por incumplimientos o si a los tres meses de haberla conseguido no la pone en servicio, además de que los ayuntamientos puedan tramitar estas sanciones y así reforzar la inspección.

La asamblea de anoche
La asamblea de anoche / SUR

Los representantes del sector abandonaron la sede de la Consejería de Fomento con buenas sensaciones, aunque tuvieron que volver a subir después de que los cerca de 200 conductores de la provincia que han acudido esta mañana a Sevilla y que han permanecido concentrados a las puertas hayan exigido que esos compromisos queden plasmados por escrito. Pedían la firma del consejero, aunque finalmente la rúbrica que han logrado es la que la viceconsejera, María Nieves Masegosa, ha estampado en la nota de prensa. Además, han presentado por registro todas las peticiones, que volverán a ser abordadas y desarrolladas cuando vuelvan a verse las caras el 15 de septiembre.

«No es la solución a todos los problemas, pero sí tenemos buenas sensaciones», ha reconocido a SUR el presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, Miguel Ruano. En la misma línea, el vicepresidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), Juan González, ha valorado positivamente las medidas planteadas por la Junta.

El sector vuelve a condenar la violencia

Los representantes del taxi volvieron a condenar ayer las agresiones y situaciones de violencia registradas en los últimos días en Málaga, escenificada en los golpes recibidos por el presidente de la patronal de las VTC (Unauto), Eduardo Martín. Aún considerando que «ha hecho un montaje que buscaba provocar», el presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, Miguel Ruano dejó claro que «el acto de violencia no se justifica y no es la vía para solucionar los problemas». Por su parte, Martín aseguró que ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional en la que se adjunta un parte de lesiones y se pone a disposición tanto los vídeos de la agresión como la identificación de los agresores por las antenas delanteras del vehículo»

Por su parte, el consejero de Fomento también ha calificado de «fructífera y productiva» la reunión, en la que se ha comprometido a intensificar las labores de inspección a la vez que ha reiterado al Gobierno central «que cumpla la ley y garantice la ratio de una licencia de VTC por cada 30 taxis, lo que propiciará el escenario idóneo para la convivencia equilibrada de ambos sectores». En este sentido, cabe reseñar que en la provincia de Málaga hay actualmente 436 licencias de vehículos de alquiler con conductor y 2.583 de taxis, por lo que la proporción es de una VTC por cada 5,9 taxis. López ha reconocido que «volver de forma milagrosa a la ratio 1/30 es imposible», por lo que ha apostado por «hacer tareas a corto y medio plazo y trazar un camino claro para ir en la buena dirección».

«Hay que tomar medidas», ha aseverado el consejero, quien ha apuntado a «cambios normativos» como la clave para resolver esta situación, tal como se le transmitió el pasado mes de julio al Ministerio de Fomento, inicialmente en una reunión y posteriormente por carta, para trasladarle reclamaciones como la limitación temporal a la transmisión de la VTC o el ejercicio efectivo de la actividad, entre otras medidas. Asimismo, se ha comprometido a trasladar al Gobierno central «la necesidad de elaborar una base de datos estatal con todas las licencias VTC existentes, de manera que exista un mapa actualizado para facilitar la actividad inspectora». Esta tarea, según ha asegurado, también se desarrollará en Andalucía, donde además se ha comprometido a intensificar las tareas de inspección de ambos sectores, en colaboración con los ayuntamientos.

En este sentido, el consejero ha anunciado que estudiará la posibilidad de que los ayuntamientos puedan quedarse con parte de las multas que se impongan como una manera de incentivar su participación dentro de la inspección, así como «la necesidad de apostar por una cooperación de comunidades autónomas, administraciones locales y Ministerio para hacer posible la convivencia armónica entre estos subsectores del transporte que recoge la ley».

La respuesta por parte del Gobierno central ha venido de boca de su delegado en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha pedido a la Consejería de Fomento que refuerce las actuaciones de inspección de control «para hacer cumplir la legislación vigente, en el ejercicio de sus competencias», ha recordado que «todas las licencias que exceden el número legal establecido de 1/30 son fruto de resoluciones judiciales amparadas por una ley socialista.

Fotos

Vídeos