Los hospitales públicos de Málaga usan una 'app' pionera para informar de los alérgenos alimentarios de los menús

El usuario o familiar del paciente dispone de toda la información sobre el plato que vaya a consumir a través de un código QR incluido en la tarjeta identificativa del menú que acompaña la bandeja. /SUR
El usuario o familiar del paciente dispone de toda la información sobre el plato que vaya a consumir a través de un código QR incluido en la tarjeta identificativa del menú que acompaña la bandeja. / SUR

Esta herramienta garantiza que los platos elegidos «son seguros para las personas que padecen alguna alergia o intolerancia alimentaria»

EPMálaga

Los hospitales públicos de Málaga cuentan con una aplicación web "pionera" en España, Alergest, que gestiona la información de los alérgenos alimentarios de los menús que los pacientes ingresados van a consumir.

Así lo han asegurado desde la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga en un comunicado, apuntando que esta herramienta garantiza que la información sobre los ingredientes "es veraz" y que los platos elegidos "son seguros para las personas que padecen alguna alergia o intolerancia alimentaria".

Esta aplicación, desarrollada por el servicio de Nutrición Clínica, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición, y por el servicio de Confortabilidad del Hospital Regional de Málaga, proporciona información a los usuarios sobre los 14 ingredientes y alérgenos del anexo II de Reglamento 1169/2011 que con más frecuencia causan reacciones adversas en las personas que los consumen.

Dentro de la obligatoriedad de los establecimientos que proporcionan alimentos de dar esta información desde diciembre de 2014, los responsables de estos servicios del centro sanitario decidieron dar un paso más y crear esta aplicación pionera y que es común en todos los hospitales públicos de la provincia de Málaga.

Gracias a ella, el usuario o su familiar dispone de toda la información sobre el plato que vaya a consumir a través de un código QR incluido en la tarjeta identificativa del menú que acompaña la bandeja. Con la ayuda de un teléfono móvil, el código redirige al usuario a la página web del centro sanitario --www.hospitalregionaldemalaga.es/alergest--.

En esa página puede hacerse consultas a tres niveles diferentes, que son platos, ingredientes o mediante búsqueda combinada incluyendo los alérgenos.

El ideólogo de este proyecto, el técnico superior en Nutrición y Control de Alimentos del Hospital Regional de Málaga, Ángel Caracuel, ha explicado que para el desarrollo de esta herramienta "previamente se elaboraron las fichas composicionales, incluyendo valor energético, grasas, grasas saturadas, monoinsaturadas, poliinsaturadas, hidratos de carbono, proteínas y sal".

Además, Alergest cuenta con una parte privada que permite la inclusión o modificación de los grupos de alérgenos, ingredientes, ingredientes compuestos y datos nutricionales con el fin de facilitar la creación y modificación de la información que ha de llevar la aplicación.

"Nuestra misión es velar por que los alimentos que se pongan a disposición de los pacientes sean nutritivos y seguros. La información sobre los ingredientes debe ser veraz para que, dentro de las limitaciones que tenga la dieta de las personas ingresadas, en función de sus patologías, puedan elegir libremente y de forma segura qué plato tomar", ha asegura el técnico superior en Nutrición y Control de Alimentos.

De este modo, Alergest redirige a los usuarios a la página web del Hospital Regional de Málaga, que sirve de soporte a esta aplicación. Dentro de la misma puede buscarse información sobre los platos, donde existe una ficha por cada uno de los que se elaboran en las cocinas de los hospitales malagueños, incluyendo fotos, un listado de ingredientes con identificación de los 14 exigidos en el anexo II del Reglamento y los datos nutricionales.

También puede encontrarse la información directamente por nombre del plato o por ingredientes a evitar si se hace a través del apartado 'buscar'.

El Reglamento 1169/2011 recoge la obligatoriedad de que bares, restaurantes, hospitales y colegios pongan a disposición del público la información sobre los alérgenos recogidos en el anexo II a disposición del consumidor.

"Existen evidencias de que la gran mayoría de las reacciones alérgicas de origen alimentario se producen en esos tipos de establecimientos y con productos sin envasar, por lo que obliga a que esta información, aunque se pueda dar de forma oral, esté disponible de forma escrita", ha explicado Caracuel.

Este reglamento, que entró en vigor en 2014, persigue la consecución de un nivel de protección "elevado" de la salud y de los intereses de los consumidores proporcionando una base para que el usuario tome decisiones con conocimiento de causa y utilice los alimentos de forma segura teniendo en cuenta consideraciones sanitarias, económicas, medioambientales, sociales y éticas.

Alergias a alimentos

La alergia a alimentos afecta alrededor del dos por ciento de la población no llegando a superar el diez por ciento, según han señalado desde la Junta, apuntando que su prevalencia en los últimos diez años ha aumentado notablemente.

Respecto al tipo de alimentos que están más frecuentemente implicados, depende de múltiples factores, incluida la edad. "El huevo y la leche son los alimentos más frecuentemente implicados en las poblaciones de niños, en nuestro país también es prevalente el pescado", ha asegurado la facultativa de la Unidad de Gestión Clínica de Alergología del Hospital Regional de Málaga Francisca Gómez.

Además, ha añadido que "para los adultos, las distintas variedades de fruta son los alimentos que producen más alergia en pacientes mayores de cinco años en España".

Por este motivo, desde este servicio del centro sanitario aplauden la puesta en marcha de Alergest, ya que una de las medidas terapéuticas en la alergia a alimentos es la restricción dietética en cuanto a la ingesta de ingredientes implicados en las reacciones alérgicas ya confirmadas. "La educación de estos pacientes es fundamental para la prevención de posibles reacciones", agrega Gómez.

En el caso de la alergia a alimentos, se estima que hasta un tercio de los pacientes que presentan reacción sistémica pueden presentar un shock anafiláctico, "pudiendo tener un desenlace fatal para el paciente", han manifestado, por lo que "es fundamental hacer el diagnóstico correcto e identificar los alérgenos responsables de la reacción alérgica a alimentos en los pacientes".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos