Higos, almendras y pasas, la vanguardia exportadora malagueña

Tinglado de Poniente, hacia 1880. /Fondo gráfico de la Autoridad Portuaria
Tinglado de Poniente, hacia 1880. / Fondo gráfico de la Autoridad Portuaria

Ya en época musulmana el puerto estableció líneas regulares con Génova y Flandes, con los mercaderes genoveses de la familia Spinola como primeros grandes comerciantes de los productos locales

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Hoy día Málaga es una potencia exportadora, con el aceite y frutas frescas como principales productos. Desde hace siglos la provincia ha vendido sus productos a otros territorios y países. Si ahora es como fruta fresca o como el producto del olivar, antaño fueron higos, almendras y pasas los que salían desde el puerto hacia otros destinos europeos.

'La vid y el vino en España: Edades Antigua y Media', del catedrático de Geografía de la Universitat de Valencia Juan Piqueras y editado por esta universidad, analiza pormenorizadamente el cultivo de la vid y la cultura del vino en estas etapas históricas. Y hace referencia a una de las formas de presentar o vender la uva, como pasa. La obra recibió el premio de la mención especial de la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino) 2016 en la categoría 'Historia'.

Según expone en su libro el profesor Piqueras Habas, fue durante la etapa del dominio musulmán, con la dinastía nazaría gobernando el reino de Granada, cuando se establecieron los primeros acuerdos y tratados comerciales. Los puertos andaluces cobraron fuerza como ruta hacia los mercados del mar del Norte. Los mercaderes genoveses fueron los prmieros que pensaron en una línea marítima siguiendo esta ruta y para ello se apoyaron a partir de 1278 en pactos y tratados con la dinastía nazarí. “La ciudad y puerto de Málaga, que había permanecido más o menos independiente, cayó en manos del rey granadino Muhamad II en 1279 y en muy poco tiempo quedó convertida en el punto de apoyo sobre el que se materializó el acuerdo comercial entre Granada y Génova”, indica el profesor Piqueras.

Envasado de pasas en las instalaciones de La Borgeña.
Envasado de pasas en las instalaciones de La Borgeña.

Más adelante, estos comerciantes genoveses fueron incorporando a su comercio algunos productos locales, tales como el azúcar, las almendras, los higos y las pasas. En 'La vid y el vino en España: Edades Antigua y Media', se sostiene que el comercio de estos frutos secos con destino a Flandes e Inglaterra “se había convertido en Málaga a comienzos del siglo XV en un negocio controlado en régimen de monopolio por la familia Spinola y entre las mercancias de partida más importante estaban las pasas”. Así, por ejemplo, la obra recoge que un registro de aduanas inglés de 1445 consta la llegada de un navío genovés con 100 toneladas de pasas, 5 de higos y 12 de almendras, que Filippo Spinola había cargado en Almuñécar, Vélez-Málaga y Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos