Guerra fría entre los hoteles y los apartamentos turísticos en Málaga

Un grupo de turistas con sus maletas se encamina hacia el Centro de Málaga/Salvador Salas
Un grupo de turistas con sus maletas se encamina hacia el Centro de Málaga / Salvador Salas

Los hoteleros presionan a la Administración para que endurezca los controles

IGNACIO LILLOMálaga

El sector hotelero está nervioso por el auge de los apartamentos turísticos, especialmente en las ciudades. La presión comienza a ser patente en las administraciones, en un triple sentido: controlar la proliferación de la oferta; endurecer la normativa y obligar a los propietarios de pisos a pagar, al menos, los mismos impuestos que deben afrontar otros establecimientos, ante lo que consideran una competencia desleal. Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, el primer grupo turístico español, fue el ponente de un foro organizado por SUR esta semana. Tras poner de relieve que el fenómeno «no se puede parar», reclamó que se exija a los apartamentos que «contribuyan fiscalmente», al igual que hacen los hoteles.

Entre tanto, el escenario legal es cada vez más complejo a nivel nacional y se pone cuesta arriba para quienes están interesados en invertir en viviendas para esta actividad. De Cataluña llegan noticias de un aumento de las tasas turísticas; así como del bloqueo de licencias en los barrios céntricos de Barcelona y de la creación de equipos municipales de vigilancia de la oferta ilegal. Mientras, en Madrid, la futura normativa permitirá que las comunidades de vecinos puedan vetar el uso de los apartamentos con estos fines.

Ya sea por las reivindicaciones de los hoteleros, ya sea al calor de unos cuantiosos ingresos extra, varios ayuntamientos y comunidades tratan de implantar tasas específicas a estas actividades. En el caso del Ayuntamiento de Málaga se está estudiando un encarecimiento del IBI. De momento, el último pleno municipal aprobó un acuerdo para estudiar que estos establecimientos paguen una tasa específica de basura.

Una tendencia imparable

Realmente, como dijo el veterano empresario, la tendencia es imparable, en parte por ofrecer precios más competitivos, en parte porque son cada vez más del gusto de los viajeros. Sólo en la capital malagueña ya están inscritas en el Registro de Turismo de Andalucía un total de 1.781 viviendas, que suman 8.758 plazas. La cifra es más llamativa si cabe cuando se compara con la oferta hotelera, que tiene 9.157 camas en la urbe. Esto es, a la vuelta de verano habrá más plazas en apartamentos que en hoteles. En el conjunto de la provincia son 15.149 apartamentos, de los que 12.235 han completado el procedimiento, con una oferta de 64.482 plazas. La provincia lidera la oferta andaluza y copa el 60% del total. Y ello sin contar los muchos inmuebles que no han accedido a la norma de la Junta, ya sea porque incumplen alguno de los preceptos o porque directamente los propietarios prefieren seguir en la clandestinidad.

«Las primas de los propietarios limpian los pisos, si yo pudiera hacer eso ganaría bastante más» Luis Callejón. presidente de aehcos

Casos aparte, la ley de la Consejería de Turismo de la Junta que regula estos servicios ha resultado ser un referente a nivel nacional y está ayudando a poner en orden el sector, al tiempo que ha permitido descubrir cuál es realmente el volumen de la oferta existente y ha hecho aflorar impuestos, especialmente en el caso de los propietarios particulares que alquilan, a través de la Declaración de la Renta. Sin embargo, no es perfecta y recibe críticas por ambas partes: unos para endurecerla, otros para abrir más la mano.

El consejero de Turismo de la Junta, Francisco Javier Fernández, rechaza que se implante una tasa turística en Andalucía, al estilo de la que existe en Cataluña. No obstante, ante los problemas de saturación que viven algunos municipios de la Costa en esta época, reconoce que el Gobierno andaluz no se podrá negar a que los ayuntamientos implanten alguna medida desde su autonomía fiscal. «El turismo en Andalucía no es un problema», apostilla el consejero.

«No hay control, la gente dispone libremente y el Centro se está despoblando y degradando» jorge gonzález. Director del hotel Málaga Palacio y vecino del Centro

Luis Callejón, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), pide que no se confunda apartamentos con viviendas de uso turístico, y carga contra las segundas. «Los apartamentos tienen una calidad, obligaciones y servicios; las viviendas, sólo aire acondicionado y botiquín. Están haciendo que lo que antes eran apartamentos pasen a ser viviendas, porque es más rentable: no entran en el convenio de hostelería, no tienen obligaciones de ningún tipo, no están consideradas una actividad económica, y eso baja la calidad del destino».

Para el empresario, la clave es aplicar el decreto de los apartamentos a las viviendas turísticas, ya que los primeros pagan un IBI y una tasa de basura superior. «Hay que dejar paso pero en igualdad de condiciones, que formen parte de los convenios de hostelería, que generen empleo y que apuesten por la calidad. Ahora limpian los pisos las primas de los propietarios, si yo pudiera hacer eso ganaría bastante más».

«Los mensajes alarmistas contra los pisos turísticos son una irresponsabilidad y lo podemos pagar todos» carlos pérez-lanzac. Presidente de AVVA

Lo que plantea el Ayuntamiento de Málaga y otros de la Costa en cuanto al aumento de impuestos es, a su juicio, «lógico». «Es una de las posibles líneas, estoy de acuerdo porque es lo que ya pagamos los apartamentos turísticos. La lealtad es que todos estemos jugando con las mismas reglas, no unos con unas normas y otros con reglas light. Somos empresarios todos, tanto como el que tiene dinero para comprar una segunda vivienda y explotarla».

Jorge González, director del hotel Málaga Palacio, interviene en su doble faceta, de hotelero y de vecino del Centro. «Tienen que tener las mismas obligaciones que cualquier alojamiento turístico, no tanto en tasas o impuestos, sino regularizados y con las personas que trabajan dadas de alta. Deben cumplir la normativa como en un hotel, donde está todo regulado y con condiciones de seguridad y accesibilidad». Para este experto, «más que poner una tasa al turista se trata de crear las condiciones para que todos compitamos en igualdad». Como residente en el Casco Histórico, denuncia la excesiva contaminación acústica en muchos bloques, donde la convivencia entre vecinos y turistas causa problemas. «No hay un control, la gente dispone libremente y se meten ocho en un sitio de cuatro. El Centro se está despoblando y degradando».

La visión de los apartamentos

Carlos Pérez-Lanzac, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), critica que se está criminalizando su actividad de forma injusta con «mensajes alarmistas». «Es de una irresponsabilidad mayúscula y lo podemos pagar todos porque ellos no son capaces de adaptarse; todos tenemos una responsabilidad enorme en la calidad del destino y pasa por contar con la vivienda turística». El empresario comprende que los hoteleros vean una amenaza porque el turista 4.0 exige otro producto. «La demanda nos dice que prefieren viviendas porque no son hoteles; el éxito de este modelo surge precisamente porque es una experiencia auténtica, de ser un local e interaccionar con los locales, y tiene un impacto en los negocios de proximidad». Asu juicio, la clave contra la saturación del Centro es expandir las zonas de interés dentro de la urbe.

Sobre las pretensiones municipales de aumentar los impuestos, considera que una subida del IBI no es «justo ni equitativo», pero no vería mal una tasa turística, condicionada a su uso para paliar los impactos en cuanto a residuos y equipamientos. Al tiempo, rechaza las acusaciones de que estos establecimientos no paguen impuestos. «Fiscalidad siempre ha habido, como cualquier otra empresa. Cumplimos la normativa de la Junta y además las viviendas tienen bastantes normas para poder serlo». Pérez-Lanzac reivindica un cambio de la ley porque muchos apartamentos todavía están abocados a permanecer en la clandestinidad.

Temas

Turista

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos