La gripe y los catarros llenan los centros de salud y las urgencias

Los centros de salud reciben estos días a un mayor número de personas con patología respiratoria. /SUR
Los centros de salud reciben estos días a un mayor número de personas con patología respiratoria. / SUR

Los servicios sanitarios tienen activado el plan de alta frecuentación desde el pasado 1 de diciembre ante el aumento de casos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Los virus gripales y catarrales están causando estragos en la población malagueña. La consecuencia es un incremento de pacientes en las consultas de los centros de salud y en las urgencias hospitalarias y extrahospitalarias. Médicos consultados por este periódico dijeron ayer que se encuentran desbordados ante el aumento de personas que acuden con una patología respiratoria. «He visto a más de cien enfermos en un día, entre la consulta normal y la no demorable, afirmó un facultativo de familia.

Otro médico de atención primaria precisó que «estamos en pleno brote epidémico de la gripe». A ello se une el ascenso de catarros, faringitis, enfriamientos, bronquitis, neumonías, etcétera. La suma de todos esos cuadros hace que las consultas de atención primaria estén llenas y que haya un aumento notable de enfermos en las urgencias. Para hacer frente a esa mayor demanda asistencial, la Consejería de Salud activó, el pasado 1 de diciembre, el plan ta alta frecuentación.

En la primera semana de 2018 se registraron 79,67 casos de gripe por 100.000 habitantes en la provincia de Málaga, lo que supone un descenso respecto a los 102,37 habidos en la última semana de 2017, según confirmaron fuentes de Salud. En Andalucía se contabilizaron 162,56 casos por 100.000 habitantes entre el 1 y el 7 de enero, mientras que del 25 y al 31 de diciembre se notificaron 188,19 casos.

«Hay más gripe de la que se dice de forma oficial», aseguró un médico de familia. Según explicó, como el proceso para declarar un caso gripal es complejo y hay que rellenar muchos datos en el ordenador, a veces se indica que lo que sufre el paciente es una viriasis (infección causada por un virus) y no una gripe para no perder más tiempo cuando hay muchos enfermos esperando ser atendidos.

Otro facultativo de familia, en ese sentido, puso de manifiesto que, ante el poco tiempo que tienen en las consultas para ver a cada usuario y al carecer de métodos fiables, en ocasiones, no está claro si el cuadro que presenta el paciente es una gripe, un catarro fuerte, un principio de numonía o una infección respiratoria. «Lo que es una evidencia es el aumento notable de patologías respiratorias en estas fechas», señaló este profesional de la medicina de atención primaria.

Otro asunto que está llevando a más personas a los centros sanitarios es que la gripe de esta temporada es intensa y se presenta con síntomas variados: fiebre alta, escalofríos, mal cuerpo, tos seca y persistente, dolor de cabeza, etcétera.

Aunque el plan de alta frecuentación puesto en marcha por Salud contempla contrataciones de personal para reforzar puntos de urgencias hospitalarios, extrahospitalarios y de atención primaria, profesionales del SAS criticaron que durante el periodo navideño han tenido que sacar adelante el trabajo algunos días con menos de la mitad del número de médicos de los habituales. «El pasado viernes solamente estábamos cuatro de los diez médicos de la plantilla del centro de salud», significó un facultativo que ejerce su labor en Málaga capital.

Preocupación y malestar

Por su parte, los profesionales de atención primaria integrados en las asociaciones Foro Andaluz de Atención Primaria» (FoAAP) y Basta Ya Málaga hicieron público un comunicado en el que mostraron su preocupación y malestar por la situación de sobresaturación de las consultas de los centros de salud y de las urgencias hospitalarias y extrahospitalarias de Andalucía durante las fiestas navideñas. 

Las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas (bronconeumopatías, insuficiencia cardiaca, diabetes, cardiopatía isquémica) y, en general, enfermos pluripatológicos cuyas patologías de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

Fuentes de la Consejería de Salud indicaron que el plan de alta frecuentación contempla la monitorización de cuatro parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de observación, el aumento de ingresos hospitalarios y el de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria. Para ello, se comparan los datos con la media de los obtenidos el mismo día de la semana del año anterior, dijeron las fuentes.

Temas

Sas, Gripe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos