Las grandes promotoras nacionales compiten por liderar el nuevo auge inmobiliario de la Costa del Sol

Las grandes promotoras nacionales compiten por liderar el nuevo auge inmobiliario de la Costa del Sol

El constante crecimiento de la demanda en el litoral malagueño lo convierte en la tercera plaza más deseada por las empresas del sector, por detrás de Madrid y Barcelona

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

En el tablero de juego inmobiliario de la era ‘postcrisis’ conviven algunos –pocos– supervivientes del anterior ciclo y nuevos nombres que aún son desconocidos para la gran mayoría de consumidores pero que ya desempeñan un papel protagonista en el mercado. Hay cuatro promotoras que en el mundillo se califican como las nuevas ‘big four’, es decir, las cuatro grandes: Neinor Homes, Vía Célere, Aedas Homes y Aelca. Todas están impulsadas por capital extranjero, todas quieren convertirse en el referente del sector y todas han acudido al Salón Inmobiliario del Mediterráneo (Simed), que se celebra desde ayer y hasta mañana en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga. No es casualidad: estas y otras grandes promotoras de ámbito nacional como Metrovacesa, Habitat, Acciona Inmobiliaria, Altamira o Quabit han convertido a la Costa del Sol en foco prioritario de actuación.

Noticia relacionada

«El mercado residencial en Málaga se ha recuperado de forma clara, y así se refleja en las preventas de nuestra promoción. La Costa del Sol forma parte de las plazas inmobiliarias más deseadas del país, junto con Madrid y Barcelona. Málaga se ha consolidado gracias a los compradores internacionales que nunca han dejado de interesarse, pero sobre todo por el repunte de los compradores nacionales», afirma Eduardo Carreño, director general de la citada Habitat Inmobiliaria. La apuesta de los nuevos gigantes del ladrillo por la Costa del Sol no es a futuro, sino a presente: se materializa en promociones que ya están en construcción o tramitación y que se venden sobre plano. Metrovacesa, por ejemplo, despliega en el Simed cinco proyectos que suman 350 viviendas. La promotora madrileña cerrará este año con 671 viviendas en venta en la provincia, a las que se sumarán 450 más a lo largo de 2018.

Los datos

+12% es el crecimiento
de la compraventa de viviendas entre enero y julio en la provincia.
2.442 viviendas
se visaron en el primer semestre en la provincia, el doble que en el mismo periodo de 2016.

Aelca, otra compañía con sede en la capital de España que apenas tiene cinco años de vida, se ha convertido en uno de los operadores más activos: en Simed presenta siete promociones que suman más de 2.000 viviendas. Vía Célere, otro gigante nacido del nuevo ciclo inmobiliario, trae cinco proyectos bajo el brazo. Y Neinor no se queda atrás: cabe recordar que en septiembre protagonizó una sonada operación de compra de suelo en Málaga –concretamente a Unicaja Banco– por valor de 68 millones de euros, que le permitirá construir 900 viviendas. Éstas, sumadas a otros proyectos que ya tenía en marcha, elevan a 1.500 el número de casas que prevé poner en el mercado en los próximos años.

El nuevo escenario inmobiliario se completa con jugadores muy potentes de ámbito regional. Es el caso de Insur, que tiene ocho promociones en marcha repartidas por la Costa del Sol y la capital malagueña. Además, las entidades financieras siguen siendo operadores muy activos pues atesoran en su poder un gran volumen de suelo finalista. En la provincia, y más concretamente en la capital malagueña, destaca el papel de Unicaja Banco, que de hecho es entidad colaboradora del Simed, al que acude con seis promociones.

Datos para el optimismo

El apetito que despierta la Costa del Sol se explica por la constante evolución positiva que exhiben los indicadores de demanda residencial. La compraventa de viviendas registra un crecimiento interanual del 12%; la firma de hipotecas, del 10%. El valor tasado de la vivienda libre en la provincia es el más elevado de la región (1.232,7 euros por metro cuadrado en el segundo trimestre) tras haberse incrementado un 3% interanual y el número de viviendas visadas (es decir, proyectadas) se ha duplicado en el primer semestre. Son datos que hablan no ya de una recuperación, sino de un nuevo ciclo alcista en el que todos quieren su trozo del pastel.

Fotos

Vídeos