El IVA: Un goteo continuo que pasa desapercibido

El IVA: Un goteo continuo que pasa desapercibido

Los malagueños destinan más de cinco euros diarios a este impuesto por actividades cotidianas

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Es uno de los impuestos al que más dinero destinan los contribuyentes y el que más pasa desapercibido. Cualquier día del año, desde que nos levantamos hasta que volvemos a la cama, no paramos de aportar dinero al Estado. Según se estima en diferentes informes, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) supone el 42% del gasto de una familia media. La luz, el agua, la comida, el transporte, el ocio... cualquier compra o servicio necesario para el día a día lleva aparejado un gasto añadido en impuestos que puede ir desde el 4% (productos de primera necesidad) hasta el 21% (el que se aplica por defecto).

El primer impuesto que pagan los ciudadanos todas las mañanas, a la hora de levantarse, es el de la electricidad. Por el simple hecho de tener luz para que suene el despertador, los malagueños pagan una media de 0,47 euros diarios en impuestos (el recibo medio mensual de una familia tipo en España es de 67,63 euros, de los que 14,07 corresponden al IVA).

Continuando un día cualquiera, por darse una ducha y utilizar agua y gas a diario se pagan alrededor de 1,30 euros sólo en IVA (el recibo medio de agua es de 25 euros y el de gas de 174,49 euros al mes). Ysi antes de ir al trabajo o a estudiar se opta por desayunar en el bar del barrio debemos saber que de los tres euros que pagaremos al camarero, 30 céntimos irán a parar a las arcas del Estado (unos tres euros al mes si se desayuna todos los días fuera).

Durante un día cualquiera, hacer la compra supondrá un desembolso en impuestos de alrededor de 49 céntimos. Según diferentes estudios, una familia media gasta en la cesta de la compra alrededor de 200 euros al mes. Si consideráramos que la mitad del gasto puede tener un IVA superreducido del 4% y el resto del 10%, se llega a la conclusión de que cada cliente paga 14 euros al mes de IVA.

Por llenar el depósito se pagan 10,5 euros en impuestos y 1,2 por comer un menú

Los desplazamientos también acarrean un gasto añadido:ya sea en transporte público –gravado con un 10%–, o en coche particular –la gasolina tiene un IVA del 21%–. Si el ciudadano opta por el autobús urbano, por cada trayecto pagará 13 céntimos extra, mientras que si llena el depósito con 50 euros abonará 10,5 euros en impuestos.

Siguiendo la misma casuística, en un día laborable pagará 1,2 euros por tomarse un menú de 12 euros a mediodía, 0,9 euros por comprar una cajetilla de tabaco, 33 céntimos diarios por tener teléfono e internet en casa ó 0,8 euros por ir al cine. En definitiva, durante un día cualquiera, un consumidor medio gasta más de cinco euros diarios en IVA.

Temas

España, Iva

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos