El Gobierno retrasa sin avisar el pago de los salarios por bajas de maternidad

Una mujer embarazada pasea por una calle./Óscar Chamorro
Una mujer embarazada pasea por una calle. / Óscar Chamorro

Un cambio en el sistema de gestión provoca una demora de casi tres semanas en el abono de los sueldos, lo que ha causado problemas a los beneficiarios

NURIA TRIGUERO y AGUSTÍN PELÁEZ

Un cambio en el sistema de gestión de las prestaciones de maternidad y paternidad ha provocado que los beneficiarios no hayan cobrado la nómina que les corresponde de enero en la fecha habitual, que es el día 25, o como muy tarde antes de finales de mes. Un retraso que, según testimonios llegados a este periódico, ha puesto en aprietos a numerosos afectados en Málaga a la hora de afrontar los pagos de principios de mes en febrero, y que en algunos casos deberán realizar ahora incluso con recargo.

Más...

La tardanza en el pago de los salarios ha llevado a algunos beneficiarios a expresar su malestar por la nula información que han recibido desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), como organismo que debe realizar los ingresos de la prestación. «No hemos recibido ni un mensaje ni un correo. Nada. Después de pedir explicaciones para saber por qué no me habían pagado, lo que hicieron es echarle la culpa a mi banco», ha afirmado Lidia Pardo, una joven madre de un bebé de apenas tres meses y medio y de 27 años, cuya familia depende únicamente de su baja por maternidad.

La baja por maternidad o paternidad es una prestación económica que tiene como objetivo cubrir la pérdida de ingresos que sufren los trabajadores cuando su contrato se suspende o interrumpe para disfrutar de los periodos de descanso por maternidad, adopción, acogimiento familiar, preadoptivo o permanente y tutela.

Los afectados lamentan que no se les hubiera comunicado que se iban a dilatar los ingresos

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha reconocido que ha habido problemas, pero afirma que a día de hoy son «puntuales y se han ido corrigiendo gradualmente». Además, sus portavoces aseguran que se han realizado «actuaciones» con alguna dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) «para que se produzcan los pagos de forma regular e inmediata». Precisamente en el día de ayer varias de las afectadas consultadas por SUR recibieron el cobro, pero otras seguían esperando.

Según los afectados con los que ha podido hablar esta periódico la mayoría no han recibido el ingreso de su sueldo de enero hasta esta misma semana, en concreto el jueves 8, en el mejor de los casos.

Desde el Ministerio explican que desde el pasado mes de enero, en concreto del día 25 de enero, se ha llevado a cabo «un proceso de automatización en la ejecución de las nóminas mensuales que emite el aplicativo que gestiona el reconocimiento y pago de los subsidios». «En coordinación con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), se han impartido instrucciones para que las citadas nóminas se procedan a realizar de forma ordenada y homogénea en todas las provincias». Hasta entonces, cada dirección provincial gestionaba y ejecutaba las nóminas de su zona de forma independiente y en distintos plazos.

Dicho proceso automático se he llevado a cabo «con el fin de realizar un único pago de todas las nóminas mensuales del territorio estatal, basándose en un principio de homogeneidad temporal aplicable a todas las direcciones provinciales», explican fuentes oficiales del Ministerio, que añaden que estas actuaciones se han realizado con el fin de garantizar que los cierres de las nóminas de las prestaciones de pago directo de incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural y cuidado del menor «se ejecuten automáticamente en todas las provincias todos los días 25 de cada mes, y así conseguir agilidad y homogeneidad en los pagos y en su imputación presupuestaria».

Según Pardo, para quien la de enero era su última prestación de maternidad, lo mínimo quetenía que haber hecho la Administración es haberles comunicado con antelación que iban a retrasarse en el pago por el motivo que fuera. Lo mismo han indicado otras beneficiaras, también malagueñas, Carmen Elena y Regina. «Cada familia tiene sus cuentas y hay gente que va al limite porque no tienen ningún colchón que les respalde y les permita darse un respiro», ha señalado Elena.

Desde el Ministerio justifican la demora en que «estas actuaciones de automatización tienen que venir acompañadas de otra serie de actividades complementarias en las que intervienen diferentes organismos, por ello, desde la fecha de cierre de la nómina hasta la puesta al cobro en las entidades financieras correspondientes, se deben realizar una serie de gestiones que pueden producir en alguna provincia una leve demora en la ejecución de los pagos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos