Expertos no ven previsible que se repitan los enjambres de medusas este verano en Málaga

Los barcos quitanatas del litoral oriental llevan seis días retirando medusas de la zona de baño. /SUR
Los barcos quitanatas del litoral oriental llevan seis días retirando medusas de la zona de baño. / SUR

Constatan que comienzan a remitir los bancos de invertebrados tras la retirada de hasta 12 toneladas en seis días en el litoral oriental

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Los enjambres de medusas como los que estamos viviendo estos días en las costas de la provincia no son raros ni aislados, aunque su frecuencia es baja. Lo normal es que aparezcan pequeños enjambres, generalmente de la especie Pelagia Noctiluca, que es urticante, o de Velella, que no es urticante, pero que impacta visualmente. Tampoco hay estudios que permitan a los expertos poder adelantar si este verano se sucederán estos episodios tan masivos en nuestro litoral. Al menos, así lo ha asegurado el director del Instituto Oceanográfico de Málaga, Jorge Baro, que tampoco ha podido aclarar qué ha provocado este enjambre.

«Ha habido años que por la costa de Baleares, el Levante español y otras zonas del Mediterráneo han aparecido con más frecuencia estos enjambres tan numerosos. Sin embargo, en Málaga lo normal son pequeños enjambres», ha insistido.

La masiva presencia de ejemplares de la especie Pelagia Noctiluca comenzó el pasado sábado en el litoral oriental, entre Nerja y Málaga, lo que ha llevado a la prohibición del baño en numerosas calas y playas para evitar picaduras a los bañistas. Con el paso de los días y el viento de levante, el enjambre se ha ido desplazando hacía la costa occidental. De hecho, ayer se llegaron a avistar incluso en el litoral de Estepona, según el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de esta localidad, Pedro Benzal. Sólo frente a las costas de la Axarquía los barcos quitanatas han retirado 12 toneladas de medusas hasta ayer, a las que hay que sumar otras tres entre Torremolinos y Mijas.

Episodios tan masivos no son frecuentes en Málaga, donde lo normal son pequeños enjambres

Según el gerente de la empresa Servimar, Manuel Rivas, que se encarga de la limpieza de las aguas de baño en la costa oriental, ayer ya habían desaparecido casi por completo las medusas de las costas de Nerja y Torrox debido a que el enjambre esta siendo desplazado por el levante hacía la zona occidental. La presencia de esta plaga de Pelagia Noctiluca en las playas malagueñas no sólo ha afectado también al sector pesquero y muy especialmente a la flota de cerco, que se dedica a las captura de especies como la sardina y el boquerón, entre otras. En algunas zonas de la costa oriental los barcos han capturado estos días en sus redes más medusas que peces.

Un proceso natural

Baro ha insistido en que se trata de un proceso natural, que puede haberse visto acelerado por diversos motivos: el exceso de nutrientes, que hay cada vez más en el Mediterráneo; el calentamiento global, las corrientes, el viento y determinados niveles de producción.

Para Baro, está claro que se han dado las condiciones para que hayan proliferado tanto, aunque puede no se hayan dado en nuestras costas, sino en otros lugares y que se hayan desplazado hasta aquí. «Esperemos que sea nada más que este episodio, porque preverlo es muy complicado», por lo que ha apuntado que lo único que se puede hacer es tomar medidas preventivas y estar atento a si se observan estos enjambres en zonas cercanas al litoral de Málaga o alejadas de la costa, por si los regímenes de vientos y las corrientes pudieran acercarlas. «Estas especies no son costeras. Sus ciclos vitales se desarrollan lejos de la costa, aunque como tienen esa capacidad limitada de nadar, determinados regímenes de corrientes y de viento las acercan», explicó Baro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos