Estudian en Málaga la relación de una dieta rica en grasas con la progresión del Alzheimer

Estudian en Málaga la relación de una dieta rica en grasas con la progresión del Alzheimer

El proyecto internacional está liderado por el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima)

EFEMálaga

Un proyecto internacional liderado por el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) estudia la relación que existe entre las dietas ricas en grasa y el desencadenamiento, progresión y aceleración del deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer.

En el trabajo participan investigadores del Hospital Regional de Málaga pertenecientes al Ibima junto a profesionales de Alemania, Portugal, Argentina, Chile y Uruguay, ha informado hoy la Junta en un comunicado.

Este proyecto de investigación, denominado Fatzheimer, tiene tres años de duración y consta de dos bloques de trabajo, con una primera fase en la que se abordarán los estudios en modelos animales y, en paralelo, se analizarán los hábitos nutricionales de pacientes con Alzheimer a través de muestras de sangre.

La segunda fase se centra en el análisis de idénticos parámetros en ambas muestras de estudios (modelos animales y pacientes) como, por ejemplo, la composición de la flora intestinal, la determinación de mediadores inflamatorios circulantes, la existencia de estrés oxidativo o de resistencia a la insulina.

Todo ello se pondrá en relación con el deterioro cognitivo que se haya observado para valorar una intervención preventiva o terapéutica para la enfermedad.

El investigador principal del proyecto, Fernando Rodríguez de Fonseca, ha explicado que "la idea central es comprobar si la resistencia a la insulina generada en el cerebro y promovida por una dieta rica en grasas puede ser uno de los factores más relevantes en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer sin base genética hereditaria".

Según Rodríguez de Fonseca, "es la primera vez que un consorcio estudiará en paralelo en modelos preclínicos controlados el impacto de la dieta grasa y lo comparará con el curso clínico de pacientes humanos reclutados que participan en este proyecto procedentes tanto de Europa como de América Latina".

Se espera que los resultados que se obtengan puedan tener una aplicación inmediata en relación con aspectos nutricionales, uso de probióticos y manejo de antibióticos en los pacientes que comienzan con deterioro cognitivo.

En torno a un 6 por ciento de las personas con más de 60 años sufrirán las consecuencias relacionadas con el envejecimiento y, en la actualidad, un 7,5 por ciento de los españoles podrían estar sufriendo algún tipo de deterioro cognitivo, cifra que se espera que se incremente en las próximas décadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos