Empresarios y políticos de Málaga se unen para reclamar el tren litoral

Imagen de la reunión de este lunes. /Salvador Salas
Imagen de la reunión de este lunes. / Salvador Salas

Exigen una conexión directa desde la capital hasta Marbella y Estepona para que realmente sea competitivo

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La llegada del tren hasta Marbella y Estepona ha recibido hace apenas dos semanas un impulso con la inclusión en los Presupuestos Generales del Estado de 6,5 millones de euros para acometer los estudios previos y la redacción del proyecto de ejecución, pero de ahí a que una obra que oscilará entre los 2.370 y los 3.850 millones de euros en función del trazado sea una realidad aún queda mucha burocracia, muchos hitos por alcanzar y, sobre todo, un firme y continuo compromiso político para que en años venideros se garantice la dotación económica necesaria.

Con el objetivo de que esta infraestructura que lleva décadas pendiente en la Costa del Sol no vuelva a descarrilar, la sociedad civil malagueña y los partidos políticos han suscrito este lunes un acuerdo para ir de la mano en la exigencia no solo de que el ferrocarril vaya más allá de Fuengirola sino que lo haga con un servicio lo suficientemente competitivo en tiempo de viaje.

«Un trazado con dotación económica y medios técnicos suficientes para lograr, en un plazo realista pero sin demora, que los trayectos se realicen en unos tiempos competitivos frente a otros medios de transporte ya existentes como puede ser el vehículo privado o el autobús«. Ése es el requisito »indispensable« que piden la Plataforma del Tren Litoral (integrada por la Confederación de Empresarios, las patronales hotelera y de los constructores, además de colegios profesionales) y los principales partidos políticos tras la reunión mantenida en Torremolinos. El documento ha sido respaldado por PP, PSOE, Ciudadanos e IU, aunque también está previsto que lo haga Podemos pese a que finalmente no ha acudido al encuentro celebrado en Torremolinos.

Los asistentes han coincidido en la necesidad de que el tren litoral sea un medio de altas prestaciones y no una simple prolongación del Cercanías, de ahí que sin querer entrar en si el trazado debe ir bajo la A-7 o en paralelo a la autopista de peaje (el Ministerio de Fomento pretende tenerlo definido en septiembre), sí que coinciden en defender una conexión directa desde Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos