Empleo quiere abrir los restaurantes de La Cónsula y La Fonda antes de que termine este curso escolar

Alumnos en las cocinas de La Cónsula. /Fernando González
Alumnos en las cocinas de La Cónsula. / Fernando González

Tramita por el procedimiento urgente la orden que establece los precios públicos de los servicios, que van de los 14 a los 50 euros

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La Consejería de Empleo, de la que dependen desde su integración en el SAE las escuelas de hostelería de La Cónsula y La Fonda, quiere que sus restaurantes puedan abrir al público en este mismo curso. Por esto se ha tramitado por el procedimiento urgente la orden que debe establecer los precios públicos de sus servicios, después de que el Consejo de Gobierno de la Junta autorizara, a finales del pasado mes de enero, al Servicio Andaluz de Empleo para fijar dichos precios públicos.

«Normalización definitiva»

Aunque los alumnos realizan las prácticas de cocina desde principios de curso, y se sirven estos platos a los estudiantes y profesores, entienden que la apertura al público es «un compromiso» y un «paso definitivo» para la normalización de estos centros formativos, señaló el director general de Formación Profesional para el Empleo, Manuel García. «Supone cerrar el círculo de plena normalización de estas escuelas», afirmó, dos años después de que el SAE se hiciera cargo de las dos escuelas malagueñas así como del resto de consorcios de escuelas de empleo andaluzas, que pasaron por serias dificultades cuando por ley se prohibió la participación de las administraciones locales en consorcio.

Precios públicos

Menú tipo I
Es el menú infantil, que tiene un coste de 14 euros.
Menú tipo II
Es el menú del día, que se sirve a un precio de 20 euros.
Menú degustación
El menú más completo que servirán a los comensales los restaurantes de La Cónsula y La Fonda tendrá un coste de 50 euros.
Consumición extra bar
Las consumiciones fuera de menú tienen un precio de 3 euros.
Consumición extra coctelería
Tendrá un coste de 8 euros.
Apertura
Los restaurantes abrirán de martes a jueves, solo para almuerzos, y durante el periodo escolar.

Aunque en las escuelas no ha faltado la formación práctica, el servicio al público «es un plus», reconoce Manuel García. Los propios alumnos demandan con insistencia poder atender «de manera real» a clientes, ya que «no es lo mismo atender a un compañero que a personas que vienen a comer», señaló un alumno, que reclaman desde principio de curso esta «práctica real» con clientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos