Los embalses de Málaga superan por primera vez desde 2011 el nivel que tenían hace un año

Estado actual del embalse de la Concepción./Josele-Lanza -
Estado actual del embalse de la Concepción. / Josele-Lanza -

La Concepción ha tenido que desagüar al menos dos hectómetros cúbicos

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Es simbólico, pero un hito al fin y al cabo. Después de muchos meses de sequía, en los que los embalses se han ido vaciando, las reservas se encuentran, por primera vez, con un nivel superior al que tenían el año anterior en las mismas fechas. Una situación que no se daba desde 2011. Concretamente, a mediodía del domingo, las reservas sumaban 330 hectómetros cúbicos, por las 328 de 2017, según los datos disponibles en la Red Hidrosur, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. Lo mejor es que, tras las intensas lluvias del fin de semana, las escorrentías de los ríos harán que el nivel siga creciendo en las siguientes semanas, por lo que el nivel previo al verano será de plenas garantías para el consumo y el abastecimiento.

De momento, en estos 20 días de aguaceros han entrado unos 125 hectómetros cúbicos. La situación más favorable se vive en la Costa del Sol occidental, donde La Concepción se ha visto obligada a desagüar más de dos hectómetros cúbicos y a reducir los aportes, al estar muy cerca del tope de llenado y con previsión de nuevos aguaceros. Actualmente, vuelve a estar cerca del máximo, con 56 hectómetros cúbicos, y se quedará llena en los próximos días.

En el otro extremo, La Viñuela, que mantenía a la comarca de la Axarquía bajo la amenaza de un decreto de sequía, también ha aumentado considerablemente y ya está al 36% de su capacidad, con unos 60 hectómetros cúbicos. En este caso, todavía está seis por debajo del año anterior. En lo que respecta al sistema Guadalhorce (Guadalhorce, Conde y Guadalteba) que suministra a la capital y al Valle homónimo, se ha alcanzado en algunos casos el 63% de llenado, con unos 190 hectómetros cúbicos acumulados, suficiente para garantizar más de tres años de abastecimiento en la ciudad de Málaga y su entorno.

A partir del lunes se reducirán drásticamente las precipitaciones en la provincia, pero el nivel de las escorrentías hace prever un importante aumento de las reservas hidrológicas en las siguientes semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos