Los embalses de Málaga mejorarán las reservas

Pantano de la Concepción (archivo)./Josele-Lanza -
Pantano de la Concepción (archivo). / Josele-Lanza -

La lluvia está cayendo de forma generalizada por casi toda la provincia, especialmente en la Serranía de Ronda y en la cabecera de las presas

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Se puede hacer un símil con la Lotería de Navidad para describir la situación meteorológica de hoy en Málaga. La pedrea (en general por el volumen recogido no se puede decir que haya sido un premio Gordo, aunque seguro que lo ha sido para los agricultores y ganaderos) ha estado muy repartida por toda la provincia. La lluvia, que ahora continúa de forma suave, está cayendo muy repartida por casi toda la provincia, y ha regado especialmente la Serranía de Ronda y la cabecera de los embalses. Estos ya han comenzado a anotarse las primeras escorrentías y en las próximas horas se producirá una mejora general de las reservas. Con todo, esta no servirá todavía para salir de la situación de alerta por sequía.

El más beneficiado va a ser el embalse de La Concepción, el que abastece a la Costa del Sol. Ha recibido directamente hasta el momento 46 litros por metro cuadrado. Actualmente contiene 35,5 hectómetros cúbicos, por lo que con este aporte se garantiza un buen nivel de llenado (el máximo es de casi 62 hectómetros cúbicos). En este caso, la buena pluviometría de la zona y la escasa capacidad de la balsa evidencian la urgente necesidad de acometer una red de trasvase desde esta cuenca hacia otras de mayor capacidad, como La Viñuela, en la Axarquía, que tiene mucha más envergadura (165 hectómetros cúbicos totales, y contiene poco más de 40).

Las dos presas de laminación que protegen la capital, Limonero y Casasola, han recibido entre 14 y 18 litros por metro cuadrado, que también se pueden usar para el abastecimiento inmediato de la urbe. Menor ha sido el aporte a los del sistema Guadalhorce-Guadalteba, unos 12 litros por metro cuadrado que de hecho ya están ayudando a elevar el nivel. Por último, en la gran presa de la Axarquía se han recogido unos 15 litros por metro cuadrado. Otro caso digno de reseñar es el del azud (pequeña presa) de Aljaima, una toma del río Guadalhorce que abastece directamente a Málaga, y donde se han recogido otros 15 litros. Es un alivio, a la espera de las lluvias más abundantes que, a tenor de los modelos meteorológicos, se deberían producir entre noviembre y diciembre.

Te interesa

Fotos

Vídeos